Reportajes

Alemania: COVID-19 y cultura. Solidaridad laboral y críticas al gobierno

Juan Carlos Tellechea

viernes, 20 de marzo de 2020
Monika Grütters © Elke Jung-Wolff / Deutsche Bundesregierung

Los músicos de las orquestas estables de Alemania recolectaron más de 100.000 euros para apoyar a sus colegas independientes que quedaron sin trabajo por la pandemia del coronavirus, anunció la Deutsche Orchester Stiftung (DOS, Fundación de las Orquestas de Alemania) en un comunicado de prensa difundido hoy, viernes 20 de marzo.

Al llamamiento nacional para efectuar donaciones formulado por la citada fundación el pasado 16 de marzo, respondieron pronta y solidariamente integrantes de orquestas estables como la de la Radio del Suroeste de Alemania (SWR), permitiendo recolectar un total de 131.553,99 € en tres días, informó el presidente de la junta de síndicos de la fundación, Gerald Mertens.

Dado que ya hay más de 1.300 solicitudes de ayuda de los afectados, el objetivo de donación de € 250,000 se alcanzará en los próximos días, expresó Mertens. Con el fondo de ayuda de emergencia, la fundación quiere ayudar a los trabajadores independientes que han tenido dificultades debido a la cancelación de todos los conciertos y espectáculos. La ayuda de emergencia está destinada a proporcionar a los afectados un puente financiero por primera vez a corto plazo y no burocrático hasta que fluya la ayuda del gobierno.

Según la Künstlersozialkasse (KSK, la Caja de seguridad social de los artistas), hay alrededor de 54,000 artistas autónomos en Alemania, cuyos ingresos promedian los 14.500 € anuales.

Tras la cancelación de numerosos eventos culturales en Alemania, debido a la pandemia de COVID-19, el sector de la cultura reclama urgentemente ayudas financieras para los artistas independientes que son los que más sufren por esta situación. En una petición elevada a la Secretaria de Estado de Cultura y Medios de Comunicación, Monika Grütters y firmada por casi 100.000 ciudadanos, se reclama la creación de un fondo conjunto para ayudar a los artistas libres de forma rápida y sin trámites burocráticos.

Los artistas que están empleados o bajo contrato en teatros, óperas, compañías de ballet, orquestas y otras entidades culturales no tienen grandes problemas con las cancelaciones y postergaciones de las actividades, pero los autónomos afrontan en lo inmediato una dramática situación al quedarse súbitamente sin ingresos.

Grütters prometió recientemente no dejar en la estacada a los creativos y sus instituciones y atender sus necesidades, pero hasta ahora no ha sido anunciado ningún paso concreto para implementar ese apoyo y el sector teme que las consecuencias que amenazan la existencia de artistas e instituciones se agraven aún más.

El citado fondo de emergencia, respaldado por el Deutscher Kulturrat (Consejo Alemán para la Cultura), debiera ser financiado conjuntamente por las Fundaciones Culturales de los Estados federados alemanes y por la Fundación Cultural de la Federación alemana, subraya el secretario ejecutivo del citado Kulturrat, Olaf Zimmermann.

El Consejo Alemán para la Cultura expresó su preocupación sobre todo por la situación de los artistas y otros trabajadores independientes del sector cultural y de los medios de comunicación. Con la cancelación de presentaciones, conferencias y otros eventos, se cierne la amenaza de importantes pérdidas de ingresos con rápidos efectos existenciales.

La pérdida de ingresos de las instituciones culturales públicas, por espectáculos cancelados o boletos devueltos, debería ser compensada por los estados federales y los municipios. El gobierno federal también debiera intervenir si es necesario, explica Zimmermann. Las instituciones culturales privadas, cuya existencia depende del producto de la venta de entradas, también necesitarán apoyo.

Por su parte, el presidente de la junta de síndicos de la DOS, Mertens, afirma que los miembros fijos de las orquestas de salas de conciertos y de teatros, así como los de los colectivos musicales de emisoras de radio están relativamente bien protegidos en caso de cancelaciones de recitales. No es este el caso en absoluto de los músicos independientes. La cancelación de conciertos y de actuaciones de coros en el período de la Semana de Pascua ha tomado completamente desprevenidos a quienes trabajan de forma libre.

Mertens exhorta a la creación de un expeditivo fondo de emergencia directamente en la Caja de Seguro Social de los artistas, con sede en Wilhelmshaven. Allí están asegurados todas y todos los artistas independientes, también los del sector musical. Con los datos personales y las cuentas bancarias de los afectados pueden abonárseles a corto plazo los pagos de emergencia.

El opositor partido de Los Verdes, por intermedio de su portavoz para asuntos del sector cultural, Erhard Grundl, reclama al gobierno de la canciller Angela Merkel que vaya más allá de las simples promesas de su Secretaria de Estado, Grütters y que presente a la mayor brevedad un plan de acción que involucre ayudas inmediatas en forma de préstamos, microcréditos y compensaciones.

La funcionaria gubernamental señaló hace pocos días que tiene bajo su mira las preocupaciones de los sectores de la cultura, los medios y de los creativos, y que además propuso conversaciones en el seno del gobierno de Merkel. Debemos reaccionar a las circunstancias fuera de nuestro control y contrarrestar las situaciones de penuria económica. No solo la economía debe ser valiosa para nosotros, sino también el panorama cultural, duramente golpeado por las cancelaciones, afirmaba Grütters.

Tras la difusión del comunicado de la Deutsche Orchester Stiftung, los gobiernos de los Estados federados de Baviera y de Renania del Norte-Westfalia, anunciaban en Múnich y en Düsseldorf, respectivamente, su disposición a entregar las primeras ayudas a los artistas libres con montos no superiores a los 2.500 € pro persona afectada.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.