España - Euskadi

Con label vasco (2)

Ainhoa Uria

martes, 14 de abril de 2020
Bilbao, domingo, 8 de marzo de 2020. Palacio Euskalduna. Naroa Intxausti, soprano, y Aurelio Viribay, piano. “Canciones populares de tres vascos en París”: Maurice Ravel, Mélodies populaires grecques, Jesús Guridi - Seis canciones castellanas. Jesús Arámbarri, Ocho canciones vascas. Festival Musika-Música. Sesión nº 50-Sala 0A
Naroa Intxausti © by Philippe Schwarz

En la recogida sala 0A Aurelio Viribay nos acercó al programa anunciándonos, entre otras cosas, que la presencia de J. Guridi y J. Arámbarri en él se debía a su lazo parisino ya que ambos pasaron una temporada en la Schola Cantorum. También apuntó que el recital caminaba a través de tres bloques de canciones populares. Su gesto se agradeció porque orientó la audición del recital captando más la atención hacia él.

La soprano Naroa Intxausti, también debidamente presentada por él hizo alarde de un registro emocional muy amplio dada la variada temática a abordar. Tras las juguetonas coloraturas con las que, con Tripatos cerraba el bloque de Ravel, tanto el color como la intensidad cambiaron; en este punto, Intxausti y dejó ver su riqueza armónica y su amplio dinamismo que pasaron de un fortissimo en Sereno a una sutil delicadeza en Mañanita de San Juan, seduciendo con su interpretación al público congregado.

Viribay realizó un acompañamiento rico en expresión y con una buena comprensión de las texturas que presentaban las partituras, cuidando mucho la dinámica y dejando a la soprano en una situación cómoda para poder explayarse. Cerraba la sesión el bloque de canciones vascas con la manifestación del cuarto idioma del recital y por lo tanto con un cambio significativo en la sonoridad, característica que Intxausti aprovechó en Tun, kurrun, kutun, donde la aliteración de fonemas nasales típica de las canciones de cuna, tuvo su expresión más dulce.

Compositoras en París

Siguiendo con la temática del fin de semana, el domingo 8 de marzo, el festival tuvo a bien recordar a las compositoras que en algún momento de su vida vivieron en París, con una exposición a la entrada del Palacio Euskalduna sobre la vida y roles musicales de Pauline Viardot, Nadia y Lili Boulanger, Cécile Chaminade, Germaine Tailleferre, Louise Farrenc y Emiliana de Zubeldia, algunas de ellas programadas en el festival, algo que se agradece mucho porque queremos seguir disfrutando de ellas en futuras programaciones.

En mi reportaje sobre Musika-Música 2019 hablaba sobre el cambio de tipo de diseño para los carteles de este festival al que habíamos asistido, pero en realidad el cambio no se ha dado únicamente en los carteles. Comentando con un colega sobre estas modificaciones, le confesé que, personalmente me sentía un poco desorientada al leer los programas de los últimos años.

El mundo académico ha abordado tradicionalmente la historia desde el punto de vista cronológico, de forma que el concepto convencional sobre la historia de la música es por épocas sucesivas y dentro de una evolución estética, como resultado de la evolución de la historia del mundo occidental. Es por lo que, al plantear estos últimos programas por zonas o ciudades, personalmente me cuesta trabajo ordenar mis conocimientos en línea vertical en vez de en horizontal. Por otro lado, es de reseñar la gran calidad de los músicos autóctonos presentes en estos días, algo que el festival se esmera en poner en valor, a la vez que recordar el origen y carácter internacionales de éste, razón que lo ha hecho siempre tan atractivo

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.