Discos

Las ventajas e inconvenientes de un director joven

Josep Mª. Rota

jueves, 18 de junio de 2020
Esa-Pekka Salonen conducts Nielsen. Sinfonías 1-6; Pequeña Suite en la menor Op.1; Pan og Syrinx, Op. 49; Suite Aladdin, Op. 34; Obertura Helios, Op. 17; Maskerade (selección), Concierto para violín, Op. 61; Sibelius: Concierto para violín, Op. 47. Sveriges Radios Symfoniorkester, Stockholms Nya Kammarorkester, Philharmonia Orchestra, Cho-Liang Lin, Esa-Pekka Salonen. Un selección de seis discos compactos grabados entre 1986 y 1991, comercializada en octubre de 2016. Sony Classical B01LYXPGXN

De los compositores escandinavos y nórdicos, los más famosos son, sin duda, el finés Jean Sibelius y el noruego Edvard Grieg. Los más desconocidos son los suecos: Hugo Alfvén, Kurt Atterberg, Franz Berwald, Lars-Erik Larsson, Wilhelm Peterson-Berger, August Söderman, Wilhelm Stenhammar o Dag Wirén no han conseguido hacerse un hueco en las salas de conciertos o en las discotecas de los melómanos*. Queda el danés Carl Nielsen, menos famoso que los dos primeros pero más afortunado que los últimos. A pesar de que su producción comprende prácticamente todos los géneros*, lo más conocido son sus seis sinfonías. Gracias a los diversos aniversarios y conmemoraciones, las sinfonías de Carl Nielsen han ido apareciendo en el mercado con generosidad: las clásicas de Neeme Järvi, Davis, Schønwandt, Blomstedt, y más recientes, como las de Gilbert, Vänskä, Bostock, Serov, Storgårds y Paavo Järvi. Sony presenta en su serie New & Best-selling White Box RCA and Sony una caja con seis discos que contiene las seis sinfonías y diversa música instrumental. El sexto disco incluye los conciertos para violín del danés Nielsen y del finés Sibelius.

Se podría decir que esta integral es a la vez clásica y joven; clásica, porque las grabaciones son de la segunda mitad de los ochenta; joven, porque su director, Esa-Pekka Salonen, contaba con tan solo veintisiete años cuando emprendió la aventura de grabar esta integral de Nielsen. Los registros se tomaron entre 1985 y 1990 en la Berwaldhallen de Estocolmo, sede habitual de la Sveriges Radios Symfoniorkester (Orquesta sinfónica de la Radio de Suecia), que es la intérprete de la mayoría de las obras que aquí se ofrecen. Para la Pequeña suite en la menor se contó con la Stockholms Nya Kammarorkester (Nueva Orquesta de cámara de Estocolmo). El concierto de Sibelius se grabó en la Watford Town Hall de Londres, en 1987, con la Philharmonia Orchestra. En ambos conciertos, el de Nielsen y el de Sibelius, el solista es Cho-Liang Lin.

Recomiendo la escucha no en el orden de los discos sino en el cronológico de la Sinfonía 1ª a la 6ª. Ello permite apreciar la evolución de Nielsen como compositor a la vez que la evolución de la música finisecular y del primer cuarto del siglo XX. Para aquellos que solo conozcan la 4ª “Inextinguible”, la más llevada al disco, sus sinfonías anteriores y posteriores le van a deparar agradables sorpresas. La primera sinfonía, pos-romántica y tonal, de armonía germánica y melodías folclóricas, obra sumamente madura para una opera prima. La segunda, De fire Temperamenter (Los cuatro caracteres), una serie de emociones y sentimientos, poema sinfónico de tonalidad progresiva disfrazado bajo la forma sonata clásica. La tercera, la Sinfonia espansiva, con un Andante pastorale, que incluye las vocalizaciones de una soprano y un barítono como dos instrumentos más de la orquesta. Luego vino la Gran Guerra, esa en la que las naciones más avanzadas y civilizadas del mundo se destruyeron entre ellas. Así, Det uudslukkelige (La inextinguible) muestra el sinsentido de la guerra y lo atroz de la muerte; pero la vida triunfa. La vida sigue, aunque nunca volverá a ser igual. La música tampoco. Forma, armonía y melodía se han fracturado, disgregado; ahí está la quinta. ¿Qué le espera a la humanidad y a la música? Escuchen la sexta, la Sinfonia semplice. Un misterio. ¿Acaso esperaban que Nielsen lo desvelara?

La “música de relleno” tiene más enjundia de lo que pudiera parecer. La Pequeña suite es eso, música pequeña al lado de las grandes obras orquestales. Caveat lector: dije pequeña, no menor. Pan og Syrinx es un poema sinfónico de ocho minutos y medio basado en la funesta historia de la náyade Siringa perseguida por el semidiós Pan, cantada en hexámetros por Ovidio. La obertura Helios tiene también su conexión griega. La esposa de Carl Nielsen, Anne Marie, una eminente escultora, había obtenido permiso para copiar estatuas y relieves de la Acrópolis de Atenas. Durante la estancia al lado de su esposa, Carl Nielsen, inspirado en los amaneceres áticos, compuso esta obertura de concierto que lleva por título el nombre del dios griego del sol. En ambas obras se aprecia la atmósfera mítica y el color mediterráneo.

Recién acabada la Gran Guerra, Nielsen compuso la música incidental para la obra de teatro Aladdin, del compatriota Adam Oehlenschläger. Consta de siete números, que duran, en total, unos veinticinco minutos. La que fue en su estreno una pieza controvertida ha acabado siendo, aunque en forma de selección, una de las obras más interpretadas de Nielsen. El Concierto para violín no desmerece al lado del afamado de Sibelius, que se codea con los clásicos de Beethoven, Mendelssohn o Chaikovski.

De la dirección de Esa-Pekka Salonen debo decir que tiene todas las ventajas y todos los inconvenientes de un director joven. Aquí hay ímpetu, ganas de decir muchas cosas, incluso implicación personal. En mi modesta opinión, los pros superan con creces los contras. Para versiones más reflexivas o más mesuradas habrá que buscar otro director. La Orquesta de la Radio de Suecia no tiene ni la calidez ni el brillo de las orquestas germanas o estadounidenses pero cumple. Se nota una conexión entre orquesta y director.

El sonido es muy bueno en general, sin efectos y sin trucos. La presentación le parecería austera al mismísimo Licurgo*. La caja no trae ni siquiera un librito que acompañe los seis discos, que repiten, como en toda la edición, el mismo diseño y la misma foto de la portada. A precio de ganga, se le disculpa. En conjunto, muy recomendable. 

Notas

1. Para hacerse una idea de la belleza de la música de estos compositores, recomiendo la escucha del disco Naxos 'Swedish Orchestral Favourites'. Para el decano Franz Berwald, además de sus sinfonías, que han circulado un poco más, imprescindible su 'Estrella de Soria' (sic), una de las óperas favoritas de Birgit Nilsson.

2. Óperas, sinfonías, conciertos, canciones, cuartetos de cuerda, piano y órgano.

3. Mítico legislador espartano, modelo de sobriedad.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.