Entrevistas

"Realidad y fantasía": entrevista con Claudia Montero

Ruth Prieto

miércoles, 1 de julio de 2020
Claudia Montero © Claudiamontero.net

Ruth Prieto: Va usted a ser durante dos años compositora residente del Palau de la Música de Valencia, ¿qué nos puede decir de este proyecto?

Claudia Montero: El proyecto de la residencia en el Palau es muy interesante, porque además de componer una obra original para la orquesta, tendré a mi cargo los Encuentros de Jóvenes Compositores. Serán dos encuentros por temporada, durante las temporadas 20/21 y 21/22.

R. P.: ¿En qué va a consistir la residencia, qué actividades, encargos y proyectos hay previstos a lo largo de estos dos años?

C. M.: Además de la composición de una obra titulada Ave Fénix Symphony, que es una obra iniciada hace un año en la que me he volcado en estos meses de confinamiento, están los encuentros con los jóvenes compositores, hay proyectos didácticos, de promoción y difusión, también grabaciones y edición de obras seleccionadas durante los encuentros bajo mi curaduría, y luego la mentorización de dos jóvenes compositores/compositoras.

R. P.: Uno de los proyectos más importantes de la residencia es la creación y grabación de la obra Ave Fénix Symphony para mezzosoprano, coro mixto y orquesta, ¿qué nos puede decir de esta obra?

C. M.: Es una obra que está en proceso, por lo tanto pueden ir cambiando detalles. La estructura general se adecuará a una sinfonía, pero dada la plantilla para la que está pensada, será una obra de no menos de 35 minutos

Su temática se desprende de su título y evoca un proceso vigente y dinámico de cada ser, de cada situación y de lo que estamos viviendo en este mundo.

Es una obra con un carácter esperanzador y de reflexión, donde cada oyente encontrará espacios para identificarse y conectarse. 

R. P.: Otro de los proyectos de la residencia es el trabajo con jóvenes compositoras y compositores, como profesora y compositora, ¿cómo quiere plantear el trabajo con los jóvenes creadores?

C. M.: Es una tarea enriquecedora pero compleja a la vez. Primero será la selección de los participantes, habrá dos modalidades: presencial y online. Luego de esto el objetivo es que cada uno componga una obra de al menos cinco minutos, que irán trabajando conmigo y la orquesta desde el principio, ayudarlos en la búsqueda y encuentro de su lenguaje creativo, elegir la orquestación adecuada, ir probando con la orquesta las posibilidades, estar abiertos a estos aprendizajes, y sobre todo desarrollar habilidades que les permitan un manejo independiente de su material y las relaciones entre compositor/director/orquesta, me parece que será algo que marcará pasos y caminos, y realmente es un proceso lleno de aprendizaje para ellos y para mí.

Mi principal objetivo es ayudarlos a encontrar todo esto y ayudarlos a gestionar desde la creación y desde lo personal el mundo del compositor.

R. P.: Al margen de la residencia, ¿cuáles son sus próximos proyectos?

C. M.: Hay  varios ya prefijados y muchos que van cerrándose. Otros como el concierto de Munich, que estaba pospuesto, ya tiene nueva fecha en la próxima temporada. La composición como todo proceso creativo siempre está rodeada de realidad y fantasía, eso es realmente un desafío, además de Ave Fénix Symphony. Tengo obras de un formato menor, pero no por ello menos importantes, una obra de 20 minutos para guitarra y flauta para el dúo Tortajada González que formará parte de su nuevo CD, otra para el Ensemble mexicano de guitarras Sicarú, también un encargo para su CD, otro encargo de una obra para arpa y orquesta de cuerdas, para ser interpretada en una gira por una orquesta americana.

Tengo el encargo de una banda sonora para un largometraje, y otras dos para cortos (aventuras que me encantan). Y finalmente la producción de mi cuarto CD, un desafío muy grande, que me llena de ilusión, y siempre aprendiendo más y más. 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.