Noticias

El Teatro Mariinski cumple 160 años

Redacción

miércoles, 14 de octubre de 2020
---

El 14 de octubre (2 de octubre en el calendario antiguo) de 1860 se reabrió el Teatro Mariinski, tras el incendio del Teatro-Circo situado en el mismo lugar. El arquitecto Alberto Cavos lo reconstruyó en sólo quince meses aprovechando algunos elementos del teatro anterior pero incrementando el número de palcos, construyendo alas laterales para los carruajes de caballos -no olvidemos lo fríos que pueden llegar a ser los inviernos peterburgueses-, ampliando el foyer y poniendo una entrada cubierta. Los periódicos de la época comentaron que el antiguo circo ahora tenía "un mayor aspecto de nobleza", a lo que contribuyó su nuevo nombre de Teatro Mariinski, en honor de Maria Alexandrovna, la esposa del Emperador Alejandro II. Pero lo más importante es que Cavos consiguió una acústica muy buena, que ha sido uno de los motivos del éxito del Teatro Mariinski. 

Para conmemorarlo, el Teatro ha preparado dos semanas de programación especial, que se une a la inclusión en las redes sociales del teatro de una serie de vídeos que recuerdan la historia del teatro y algunas de las representaciones que allí se han realizado, incluyendo los estrenos de La bella durmiente, La reina de espadas, Iolanta y El cascanueces de Chaicovsqui, El príncipe Igor de Borodin, La doncella de nieve de Rimsky-Korsakov, Raymonda de Glazunov, o Romeo y Julieta de Prokofiev. Aquí se realizaron también los estrenos en Rusia de muchas de las grandes óperas europeas, siempre en dura competencia con el Teatro Bolshoi de Moscú. 

La función del 14 de octubre será un Lago de los cisnes con Viktoria Tereshkina y Kimin Kim como bailarines principales. Y símultáneamente en el foyer del Teatro Mariinski II se presentará una exposición dedicada a las colaboraciones de Piotr Ilich Chaicovsqui con el Teatro Mariinski. 

Recientemente se han celebrado también los aniversarios de los otros dos grandes teatros peterburgueses: el Alexandriski y el Mijailovsqui, que de hecho ya se estaban reconstruyendo cuando el incendio del Teatro-Circo y la construcción del Mariinski frenaron las obras de ambos teatros. El Mijailovsqui, también llamado Mali (pequeño) en época soviética y después Teatro Musorgski (1989-1997), situado en la Plaza de las Artes y muy cerca de la Filarmónica, se construyó entre 1806 y 1833 -es uno de los más antiguos de Rusia- y se llamó así en honor del príncipe Mijail Paulovich, el hijo pequeño del zar Pablo I y hermano del zar Nicolás I. Cavos, el mismo arquitecto del Mariinski, se encargó de su ampliación y restauración que finalizaron oficialmente en 1859 y de una nueva ampliación en 1871. Por su parte el Teatro Alexandriski, situado en la famosa Perspectiva Nevski, llamado así en honor de la zarina Alejandra, esposa de Nicolás I, fue inaugurado en 1832, como sede de la compañía de teatro en ruso y aunque también fue ampliado en la década de 1860 conserva gran parte del edificio inicial del arquitecto Carlo Rossi, y es patrimonio de la UNESCO. Aunque el Alexandriski es principalmente un teatro de verso, es también la sede del Eifamn Ballet, lo que lo convierte en otro de los grandes atractivos musicales de San Petersburgo. 

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.