España - Euskadi

Ciudad infinita

Ainhoa Uria
lunes, 1 de febrero de 2021
Ensemble Klem © by Klem Ensemble Klem © by Klem
Bilbao, domingo, 6 de diciembre de 2020. Espacio ZAWP “La Calde”. La Escucha Errante 2020. Festival de Arte Sonoro Electrónico: “Ciudad Perdida”. Organizado por KLEM: Laboratorio de Música Electrónica, Universidad del País Vasco y ZAWP. Aforo reducido. Días 6 y 7 de diciembre de 2020
0,0010413

¿Qué son la ciudades para nosotros? Quizá oculten razones secretas que nos han llevado a vivir en ellas. Tal vez estemos acercándonos a una crisis de la vida urbana. Tal vez sean un sueño oculto en las ciudades invisibles que cada uno tenemos dentro.

Así comienza la presentación de Ciudad Infinita, proyecto de la Escucha Errante de Laboratorio Klem. En torno a ésta temática nos sentamos un reducido número en la sala “La Calde”, antiguo almacén de pinturas de maquinaria industrial, último espacio rehabilitado por la hACERÍA dentro del ZAWP (Zorrotzaurre Art Work in Progress).

En esta situación que estamos viviendo se crea una disyuntiva ante el planteamiento de los proyectos escénicos: la profilaxis absoluta optando por los amplios recursos tecnológicos que hoy en día tenemos a nuestro alcance pero eliminando el plus emocional que genera el contacto humano, o la búsqueda de no perder el efecto sumatorio de la concentración humana que se genera tanto en el escenario como entre el público. Entre estas dos posiciones, se abre una paleta de combinaciones, que en función de uno u otro objetivo, puede más o menos acomodarse a los proyectos ideados.

A medio camino entre la tecnología, en este caso materializada en videos con geolocalización, y un enclave en el que departir amablemente sobre ellos, asistimos a Ciudad Infinita, un proyecto audiovisual basado en Las Ciudades Infinitas de Italo Calvino, en el que varios artistas han puesto de manifiesto su posición ante lo que, en nuestros días significa la ciudad.

La situación de aislamiento que hemos vivido y que, de alguna forma, seguimos viviendo, puede que esté poniendo de manifiesto que las ciudades puedan ser pequeñas trampas de las que, en algunas situaciones, no se puede escapar; tal vez el ruido tamice la soledad existencial de sus integrantes, o puede que el exagerado silencio del confinamiento grite más que cualquiera de los ruidos más estridentes. Estas y otras cuestiones se debatían detrás de cada proyección. En bastantes de ellas, los artistas estuvieron presentes para la explicación de sus trabajos, y al ser un espacio tan igualado en el que ni escaleras ni rampas separaban a artistas de público, y a la vez, la figura que nos contenía a todos tendía al círculo, el ambiente creado en dos jornadas frías y lluviosas parecía el de una familia en torno a una fogata. Precisamente por la situación que estamos viviendo, la barra estaba cerrada pero todo habría cobrado más fuerza de estar aderezado por una buena copa de patxaran.

Las obras a disfrutar son las siguientes:

-  Mover la torre – Luz Prado, Elsa Paricio (Torre Mónica-Málaga)
-  En esta ciudad se mueve el sol Hara Alonso (Estocolmo)
- La ciudad extraña – Victor Trescolí (Valencia)
-  SpleenMontserrat Palacios, Úrsula San Cristóbal (Valencia)
-  Memoria Artificial – Belenish Moreno-Gil, Óscar Escudero (Granada)
-  Trikuharri Carlos Sagi (Valle de Arratia, Bizkaia)
-  MemoriaIñigo Ibaibarriaga (Urbinaga, Bizkaia)
-  Trains of BerlinJames Pain (Berlin)
-  Ciudad Balcón – Alvaro G. Díaz Rodríguez (Ensenada, México)
-  Amberes Enigma – Mónica Sanguedolce (Amberes. Bélgica)
-  Quién eres tú – Iratxe Ibaibarriaga (Bruselas. Bélgica)
-  Brisa – Jaime Tuñón (Sevilla)


Estas obras, algunas de las cuáles tienen una visión muy interesante, estarán expuestas en la página web de Laboratorio Klem hasta marzo del año 2021.

En un intento por que el encuentro se cerrara con música en directo, la primera sesión acabó con una pieza tocada al piano por uno de los ponentes, Victor Trescolí; el ambiente se dulcificó hasta hacer que una pareja se abrazara. En la segunda sesión, varios de los artistas improvisaron de forma brillante una pieza, recordando el calor emocional del día anterior. Conclusiones cálidas ante la inmensa ola de frío que está asolando al arte en estos momentos.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.