Noticias

Daniel Hope graba para DG las obras para violín y piano de Alfred Schnittke

Redacción
miércoles, 3 de febrero de 2021
Carátula de 'Schnittke, Works for Violin and Piano' © DG Carátula de 'Schnittke, Works for Violin and Piano' © DG
0,0001854

El nuevo álbum de Daniel Hope, Schnittke – Works for Violin and Piano, sale a la venta este viernes 5 de febrero en el catálogo de Deutsche Grammophon. Grabado con el pianista ucraniano Alexey Botvinov, el programa incluye la Sonata para violín número 1, obra a través de la cual el violinista conoció al compositor.

Alfred Schnittke (1934-98) fue uno de los grandes compositores rusos de la posguerra. La originalidad de sus exploraciones de estilos históricos y los experimentos con nuevas sonoridades le granjearon no pocos problemas con las autoridades soviéticas. En 1992, poco después de conocer al compositor, Hope fue invitado a aparecer en un programa de televisión en Múnich. Entre los invitados estaba un ex alto oficial de la KGB con quien luego compartió un viaje en coche al aeropuerto. Hope recuerda la anécdota:

"Me di cuenta de que tenía una oportunidad única de preguntarle cosas sin que pudiera irse. Para su malestar, lo bombardeé con preguntas sobre Rostropovich, Solzhenitsyn, Shostakovich y Schnittke. Hizo todo lo posible para eliminar cualquier crítica, pero cuando llegamos a Schnittke, él oficial derramó desdén sobre él. Nunca olvidaré lo que dijo: 'Joven, los otros eran leyendas, artistas soviéticos celebrados. Schnittke no era más que un punk".

Esta actitud despectiva reflejaba la posición soviética sobre el compositor, conocido popularmente por sus 66 partituras cinematográficas y no tanto por sus obras para la sala de conciertos, muchas de las cuales fueron condenadas al ostracismo. A diferencia de los críticos soviéticos, sin embargo, Hope se sintió inmediatamente atraído por la ambivalencia y diversidad estilística de la Primera Sonata para violín de Schnittke (1963).

Junto a la Sonata, el disco incluye obras menos conocidas para violín y piano, como la Suite tango en estilo antiguo (1972), cinco transcripciones de pastiches barrocos, y Gratulations rondo (1974), un homenaje al violinista Rostislav Dubinsky.

Ilustrando la amplia gama estilística de Schnittke, el álbum también cuenta con su inquietante Madrigal in memoriam Oleg Kagan (1990) y dos coloridas miniaturas: su Polka (1980), inspirada en el cuento de Gogol The Overcoat, y Tango (1981). Completa la colección Stille Nacht (1978), un arreglo del clásico navideño que insinúa el abismo entre el mundo de la propaganda oficial y las sombrías realidades de la vida bajo el régimen soviético. 


Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.