Artes visuales y exposiciones

Von Eva bis Greta

Juan Carlos Tellechea
jueves, 11 de marzo de 2021
Frauen Rechte © 2021 by Sandstein Verlag Frauen Rechte © 2021 by Sandstein Verlag
0,0018632

Desde diosas, reinas, gobernantes, santas, activistas por los derechos humanos y civiles hasta consagradas autoras literarias y realizadoras cinematográficas, no hay casi nada que las mujeres no hayan logrado en esta Tierra. 

Mas la lucha por la igualdad de derechos de la mujer en la sociedad continúa.  De ahí que desde hace 2.500 años sus efigies fueran acuñadas en monedas y medallas. 

No están todas las que debieran estar bajo estas formas iconográficas, por supuesto, pero buena parte de ellas han sido reunidas en una exposición de la Colección de numismática en el Museo Bode de Berlín.

Hans Reinhart El viejo, «La caída y la crucifixión». © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett, foto: Reinhard Saczewski.Hans Reinhart El viejo, «La caída y la crucifixión». © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett, foto: Reinhard Saczewski.

La muestra titulada Von Eva bis Greta (Desde Eva a Greta) que se abrirá ni bien concluya el confinamiento por la pandemia y se extenderá hasta el 6 de enero de 2022, reúne 231 piezas de 27 siglos dedicadas a personalidades femeninas cuyas imágenes han pasado a un primer plano en el arte de la acuñación de monedas y desde el Renacimiento en el de la estampación de medallas honoríficas. 

Apoyan la exhibición, comisariada por el historiador Johannes Eberhardt, experto del Gabinete de Numismática de los Museos estatales de Berlín, la Sociedad de numismática y la Sociedad alemana para la promoción del arte de diseñar medallas, ambas con asiento también en la capital alemana.

 Suiza y los derechos de la mujer

Paralelamente, en el Museo Nacional Suizo de Zúrich tiene lugar hasta el 18 de julio próximo una singular exposición denominada Frauenrechte. Von der Aufklärung bis in die Gegenwart (Derechos de la mujer. Desde la Ilustración hasta el presente) para conmemorar el 50º aniversario de la consagración del derecho al sufragio femenino en la Confederación Helvética, país que conserva el vergonzoso récord de ser uno de los últimos estados europeos en reconocerlo. El catálogo de la exhibición fue publicado en alemán, francés e italiano (y es vendido directamente al público vía internet) por la editorial Sandstein de Dresde.*

Erica Pedretti (1930), «Alado» (1980). Las criaturas aladas de Pedretti simbolizan la liberación y surgen cuando el movimiento de mujeres buscaba nuevas formas de emancipación. Las alas recuerdan el mito de Ícaro: cuando se vuela alto, siempre existe el riesgo de caer. © 1980 by Erica Pedretti / Kunstsammlung der Stadt Biel.Erica Pedretti (1930), «Alado» (1980). Las criaturas aladas de Pedretti simbolizan la liberación y surgen cuando el movimiento de mujeres buscaba nuevas formas de emancipación. Las alas recuerdan el mito de Ícaro: cuando se vuela alto, siempre existe el riesgo de caer. © 1980 by Erica Pedretti / Kunstsammlung der Stadt Biel.

Los derechos de la mujer son derechos humanos. Pero, siéntese usted bien para no caerse del susto ni del asombro, solo desde 1981 se ha dado a las mujeres suizas el mismo estatus que a los hombres en la Constitución helvética. La publicación muestra con claros y algunos aberrantes ejemplos qué efectos tuvo en la vida cotidiana de las mujeres suizas el diferente tratamiento de género en los textos legales de su país.

Verbigracia, una mujer suiza que se casara con un extranjero perdía la nacionalidad helvética, según la denominada “regla del matrimonio“ de ese país. La artista suiza Sophie Taeuber-Arp (casada con el franco-alemán Hans Arp) fue víctima de esta arbitraria regulación, según la cual le fue denegado el regreso permanente a su patria.

 Un país que pretende ser modelo en el mundo

Las suizas fueron excluidas por largo tiempo de los derechos civiles y políticos en su país. Su camino hacia la introducción del sufragio femenino en 1971 y el artículo sobre la igualdad en 1981 fue difícil y muy disputado. Desde que la declaración universal de los derechos humanos y civiles de 1789 proclamara a los “hombres libres” como políticamente responsables, las mujeres han estado luchando por la igualdad. Y esto todavía hoy lo discuten y negocian mujeres y hombres en Suiza y en todo el mundo.

Cinco décadas después de la introducción del sufragio femenino en la Confederación Helvética (que no fue ni inmediato ni automático en todos los cantones; el proceso se extendió hasta 1990), la exposición en el Museo Nacional de Zúrich ilustra sobre la lucha que se ha desarrollado durante más de 200 años por los derechos de la mujer en Suiza. Además de importantes préstamos de instituciones suizas, la exhibición presenta destacados testimonios de colecciones internacionales.

 Falso lema: Libertad, igualdad y fraternidad

Las ropa poco convencional protagonizó los movimientos de protesta en la década de 1960. Las mujeres se toman la libertad de mostrar las piernas y rechazan la sexualización de la minifalda. En la cultura hippie, las faldas de mujer cortas y largas hechas de tejidos suaves eran cada vez más coloridas. © 2021 by Schweizerisches Nationalmuseum.Las ropa poco convencional protagonizó los movimientos de protesta en la década de 1960. Las mujeres se toman la libertad de mostrar las piernas y rechazan la sexualización de la minifalda. En la cultura hippie, las faldas de mujer cortas y largas hechas de tejidos suaves eran cada vez más coloridas. © 2021 by Schweizerisches Nationalmuseum.

 La Ilustración, pese a las vehementes demandas de Liberté, Egalité et Fraternité no consagró los derechos civiles de la mujer. Los individuos libres que luego se unieron para formar el Estado eran exclusivamente hombres. Proclamaría la abolición de la sociedad de clases, pero no de la desigualdad de género. El movimiento antiesclavista, liderado por los británicos de la época, era también en gran medida un movimiento de hombres.

Harriet Taylor Mill, John Stuart Mill y Helen Taylor interpusieron ya en aquel momento el argumento que actualmente también se aborda en el movimiento Black Lives Matter, hasta el punto de hablar, por ejemplo, de la servidumbre de las mujeres y de que las únicas esclavas y siervas que hay [...] son las esposas. En síntesis y a no equivocarse: los derechos humanos en la época de la Ilustración eran, en función del género, nada más que los derechos de los hombres.

 El populismo de derecha

La comprensión del Estado federal suizo en su fundación era, por lo tanto, la de una confederación de hombres. Aunque la Constitución Federal de 1848 estableció la igualdad jurídica de todos los ciudadanos suizos, excluía a las mujeres de los derechos políticos y del servicio militar obligatorio.

 En 1852, el jurista suizo Johann Caspar Bluntschli expresaría la siguiente reprobable opinión: 

El Estado es, por su naturaleza, tan decididamente masculino que las mujeres sólo pueden tener una participación indirecta en él. 

Conductoras de ambulancia (1939-1945) La abstinencia militar de las mujeres se utiliza a menudo como argumento en contra del derecho de voto de las mujeres. © 2021 by Schweizerisches Nationalmuseum.Conductoras de ambulancia (1939-1945) La abstinencia militar de las mujeres se utiliza a menudo como argumento en contra del derecho de voto de las mujeres. © 2021 by Schweizerisches Nationalmuseum.

El derecho al voto como correlato del servicio militar obligatorio iba a ser un motivo importante para legitimar la exclusión política de las mujeres en Suiza. El ejército sigue siendo un símbolo del patriarcado hasta el día de hoy, y no es ninguna casualidad, en absoluto, que los populistas de derecha en Europa utilicen la imagen de la nación masculina defendible.

 Pionera de la aviación mundial

Pasemos a otro ejemplo. Una de las figuras algo olvidadas, en el arduo pero legítimo batallar femenino por su emancipación y la igualdad de derechos en el mundo, es la de Amelia Earhart, pionera de la aeronáutica, distinguida por haber sido la primera mujer que atravesó sola (1932) el Atlántico (medalla de la National Geographic Society, y Distinguished Flying Cross del Congreso de los Estados Unidos), y lamentablemente desaparecida en el Pacífico durante un vuelo (1937) alrededor del mundo. Earhart desarrolló desde muy joven esa pasión por la aventura que no la abandonaría jamás.

 Nada de códigos medievales

El día en que se casó en 1931 con su marido y publicista George P. Putnam le entregó personalmente una carta en la que le expresaba contundentemente: 

Quiero que entiendas que no te sujetaré a ningún código medieval de fidelidad hacia mí ni me consideraré atada a ti de manera similar. [Y continuaba:] Es posible que tenga que mantener algún lugar donde pueda ir a estar sola, de vez en cuando, pues no puedo garantizar soportar en todo momento el confinamiento incluso de una atractiva jaula.

 Misteriosamente desaparecida

Durante su vuelo ecuatorial en el que se perdería cerca del remoto atolón de las islas Nukumanu, Amelia enviaba regularmente misivas a George. En una de las últimas le escribiría: 

Por favor debes saber que soy consciente de los peligros, quiero hacerlo porque lo deseo. Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres. Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros.

El valor, la codicia y el robo

Las monedas eran y son dinero. Despiertan la codicia también de los delincuentes. Hace tres años una banda criminal de la mafia libanesa sustrajo del Bode Museum una moneda de oro de 100 kilos de peso con la efigie de la reina Isabel II de Inglaterra, acuñada en Canadá, y con un valor de un millón de dólares. La pieza no fue encontrada hasta ahora y se sospecha que fue fundida inmediatamente después del robo por los malhechores para vender el metal precioso.

 El arte

«Tell mE HoW tO bE A WOmEn», Medalla de Svea Finck, Wismar, 2020. © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer.«Tell mE HoW tO bE A WOmEn», Medalla de Svea Finck, Wismar, 2020. © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer.

Hasta hoy la imagen, la forma y la materialidad pasan a primer plano en el arte de diseñar monedas y medallas. La exposición se divide en tres secciones estrechamente relacionadas entre sí: las mujeres en la historia y la religión, a través de las cuales se pueden leer localizaciones socioculurales, así como perspectivas actuales.

La parte cronológica de la exhibición ofrece una amplia visión de conjunto basada en focos de atención determinados: la Antigüedad, la Edad Media, la época moderna y el presente. En el proceso se revelan perspectivas cambiantes y dependientes del contexto sobre el posicionamiento social de las mujeres. Esto también permite extraer conclusiones sobre los artistas que las crearon, los clientes que las encargaron y los destinatarios que las recibieron.

 Actos heroicos y obras fundamentales

Desde la aparición de las medallas en el Renacimiento, las mujeres han sido centradas en diversos contextos. Desde las gobernantes y las figuras de honor hasta el arte contemporáneo de crear medallas, basado en gran medida en obras y acciones destacadas que fueron realizadas por mujeres.

La antigua y al mismo tiempo muy actual técnica cultural de la acuñación de monedas se encara frente a frente en la exposición con un animado ambiente artístico. Los escultores, también conocidos como artistas diseñadores de medallas o de monedas, se encuentran en Berlín y en otros lugares en el ámbito público.

 Los diseños

En el género mediático de las medallas, el gran arte puede experimentarse de forma concentrada, móvil y sustentable. Treinta y dos artistas diseñadores de monedas han presentado sus obras en esta exposición. Las ediciones de monedas y medallas guían a los visitantes desde los temas históricos hasta los más actuales, los del presente de nuestros días.

Greta Thunberg, Medaille de Marianne Dietz, Berlin, 2020, Vorderseite, © Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer. © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer.Greta Thunberg, Medaille de Marianne Dietz, Berlin, 2020, Vorderseite, © Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer. © 2021 by Staatliche Museen zu Berlin, Münzkabinett / Johannes Kramer.

 El título de la muestra se inspira asimismo en la aportaciones aquí expuestas. A lo largo de los tiempos, cuestiones candentes de cada momento han sido siempre y siguen siendo enfocadas y puestas de manifiesto a través de los relieves de monedas y medallas. Así, "Eva" se asoma a miles de años de historia cultural y la activista medioambiental e idealista "Greta" Thunberg también adorna las medallas a partir de ahora.

 El pecado original

La representación visual de motivos teológicos como el "pecado original" puede tener consecuencias muy explosivas. El cambio climático y la desigualdad social también siguen siendo problemas actuales que el arte de las medallas retoma: Greta Thunberg, por ejemplo, fue objeto de dos contribuciones sobre el tema anual "Mujeres“, consagrado por el círculo de diseñadores de medallas de la capital alemana.

 La desigualdad salarial

«Gender-Pay-Gap», Medalla de Heinz Hoyer, Berlin, 2020. © 2021 by  Johannes Kramer.«Gender-Pay-Gap», Medalla de Heinz Hoyer, Berlin, 2020. © 2021 by Johannes Kramer.

La contribución del escultor y diseñador de medallas Heinz Hoyer se centra en las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Las medallas también pueden abrir perspectivas sobre las cuestiones más centrales de la exposición: Por ejemplo, la cuestión del género. La medalla Transident de Almuth Lohmann-Zell, galardonada en 2018 con el Premio alemán a la mejor medalla, supera la nebulosidad que caracteriza las cuestiones sobre las feminidad.

Celebridades de la historia del mundo se encuentran en la exposición en medio de una colorida variedad de temas. De este modo, se revelan varios potenciales: las monedas y las medallas ayudan de diversas maneras allí donde otras fuentes llegan a sus límites. A través de ellas se pueden captar con todos los sentidos ideas, impresiones y emociones de una manera que no consiguen otros medios visuales, incluidos el lenguaje y el sonido.

Por último, pero no por ello menos importante, ayudan a plantear cuestiones importantes y a responder a algunas de ellas, como: 

¿Cómo y por qué aparecen las mujeres en las monedas y medallas? ¿Qué caracteriza a una mujer, qué a un hombre?

Los fondos de la Colección Numismática y los préstamos, junto con dos ediciones de artistas realizadas especialmente para esta exposición, constituyen los pilares de la muestra. Una de las publicaciones incluye las contribuciones al tema anual "Mujeres" de la referida sociedad para la promoción del diseño de medallas. Además serán presentadas en la muestra las contribuciones aportadas al concurso 2020 para elegir a la mejor medalla de arte, titulado Tres Gracias, con la participación de jóvenes artistas europeos.

Notas

Andreas Spillmann (ed), «Frauenrechte», Dresden: Sandstein Verlag, 2021, 88 Seiten, 37 meist farbige Abb. ISBN 978-3-95498-598-2

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.