Noticias

563 representaciones y 358.609 espectadores en el año más difícil para la ópera española

Redacción
martes, 4 de mayo de 2021
Asamblea de Ópera XXI © Ópera XXI Asamblea de Ópera XXI © Ópera XXI
0,000348

Desde junio de 2020, los espacios escénicos que forman parte de Ópera XXI han llevado a cabo 563 funciones, entre espectáculos de ópera, zarzuela, danza o recitales y conciertos líricos, a los que han asistido 358.609 espectadores.

La Asociación presentó también su nueva campaña ‘Hacemos posible lo extraordinario’, con la experiencia y testimonios de decenas de artistas, nacionales e internacionales, que han actuado en España desde la apertura de las salas, además de trabajadores de los teatros y público asistente, que han hecho posible entre todos mantener los escenarios abiertos en España. 

A pesar de las grandes dificultades, los 25 principales teatros, temporadas y festivales líricos de España que integran la Asociación Ópera XXI han conseguido mantener su actividad gracias al esfuerzo de artistas, equipos profesionales y público, demostrando que la cultura es segura.

Mientras el mundo bajaba el telón de la cultura, desde la Asociación Ópera XXI, que reúne a los 25 teatros, temporadas y festivales líricos más importantes de nuestro país, se constata y cuantifica el “esfuerzo titánico” que se ha llevado a cabo por todos los espacios escénicos representados en la asociación para convertir a nuestro país en la gran excepción cultural del mundo durante los meses de pandemia.  

Con la buena coordinación de todos los sectores profesionales que integran su actividad y un discurso unánime por parte de todos los miembros de Ópera XXI de gran capacidad organizativa, en los primeros meses que vinieron tras el confinamiento la agrupación se unió al lema de la “cultura segura” y trabajó intensamente para que esa filosofía fuese una realidad palpable y a día de hoy perfectamente demostrable. 

Casi once meses después de la apertura de los primeros espacios y la reanudación de la actividad, y en homenaje a todas las personas y colectivos que lo han hecho posible, Ópera XXI presentó esta mañana una nueva campaña que lleva como lema: ‘Hacemos posible lo extraordinario’, con testimonios de artistas nacionales e internaciones, de personal de los teatros y ciclos líricos y del público que durante todo este tiempo ha asistido a sus representaciones. La campaña pone de manifiesto todas las emociones que han supuesto formar parte de esta excepcionalidad. 

En los datos recopilados por Ópera XXI se refleja que por todo el territorio español se han llevado a cabo desde el mes de junio de 2020 hasta hoy: 284 títulos y espectáculos, entre zarzuela, ópera, conciertos o recitales líricos y espectáculos de danza. Y de ellos, 563 representaciones, para un total de 358.609 espectadores. (Datos que no reflejan otras actividades escénicas desarrolladas en algunos de estos teatros y espacios).

Estas cifras y la campaña fueron presentados en rueda de prensa por el presidente de Ópera XXI, Oriol Aguilà, tras la primera Asamblea presencial de la asociación desde octubre de 2019. El encuentro se celebró en Sevilla con motivo del 30 aniversario de la inauguración del Teatro de la Maestranza. “Toda esta actividad deja patente varias cosas, y quizá una de las más importantes para nosotros es que refleja la vocación y función pública de nuestros teatros y temporadas, que en estos meses han demostrado de manera incontestable que la cultura es un bien esencial”. Una actividad desarrollada en condiciones de enorme complejidad que pone de manifiesto el claro compromiso de los miembros de la Asociación con los artistas y con el público, “nuestra auténtica razón de ser”. 

Por su parte, Javier Menéndez, director general del Teatro de la Maestranza, subrayó el orgullo de poder retomar las reuniones presenciales de la Asociación, precisamente el mismo día del aniversario del coliseo sevillano. “Somos muy conscientes de la importancia y la responsabilidad de nuestro trabajo. Lo hemos visto a lo largo de estos meses. Jamás los profesionales de la cultura nos hemos sentido más útiles que en estos últimos tiempos, al sentir la apasionada reacción del público asistente a nuestros espectáculos. Somos necesarios y esenciales para proporcionar emoción, evasión y, sobre todo, ilusión y esperanza para conquistar un futuro mejor para nuestra sociedad”, manifestó Menéndez. 

Reconexión con el pensamiento y las emociones

En días de aislamiento, de distancia física, que no emocional; en momentos de enorme complejidad y dificultad, los teatros se han convertido en auténticos espacios donde la comunicación y la emoción continuó fluyendo de manera continua, donde los espectadores encontraron un oasis a sus situaciones personales dentro del contexto de alarma global. Pero no solo eso, los teatros han contribuido de manera extraordinaria a la creación de protocolos, respuestas y dinámicas para la recuperación progresiva de la normalidad. “Durante todo este tiempo, los teatros nos han mantenido conectados al pensamiento, a los valores y aportaciones que siempre esperamos de cualquier experiencia cultural, a la reflexión y a las más profundas emociones”. 

Ya durante los meses más duros de la pandemia, los teatros y festivales de la asociación llevaron a cabo decenas de iniciativas en streaming, adaptando su actividad al formato audiovisual para el consumo gratuito desde los hogares. Entre marzo y mayo de 2020, más de dos millones de personas de todo el mundo pudieron ver producciones de ópera, zarzuela y conciertos líricos grabados en alta calidad a través de diferentes plataformas digitales y páginas web de los teatros.

Los 25 teatros, temporadas y festivales de la Asociación han experimentado muy diferentes fases dentro de las restricciones desde el fin del confinamiento. Los ajustes de programación en todos los espacios, desde el más grande al ciclo más pequeño, han puesto a los equipos profesionales en situaciones límite. Todos los teatros se vieron obligados a reubicar a sus abonados antes de comenzar sus ciclos de ópera, zarzuela, ballet o recitales y en muchos casos a redistribuir al público que ya había adquirido su entrada con antelación, retos de enorme dificultad en los que se implicaron todos los departamentos profesionales.  

Según puso de manifiesto el presidente de Ópera XXI, hubo incluso casos en los que, ante el poco margen de maniobra que presentaban los cambios de protocolos sanitarios notificados con apenas un día de antelación o el mismo día del espectáculo, se tuvo que proceder a la reubicación de aforos o cancelaciones de espectáculos en el propio día de su celebración, notificando los cambios a los espectadores con tan solo unas horas de antelación. “Os podéis imaginar la magnitud de ese esfuerzo. A pesar de ello, se ha podido sacar adelante una parte, buena parte o la totalidad de las funciones que tenían programadas los teatros y temporadas para este ciclo”. 

Los aforos y condiciones de apertura han sido variadas y oscilantes. En parte a causa de la falta de un criterio unánime entre comunidades. Según los datos recopilados, en Ópera XXI estos aforos han oscilado entre el 7% y el 66%, dependiendo siempre de la comunidad autónoma o de la provincia, y de la fase pandémica o los cierres perimetrales. En muchos de los espacios, los aforos se han ido cambiando a lo largo de los meses, alterando por ese motivo las previsiones tanto de número de espectadores como de ingresos en taquilla, y obligando, en algunos casos, a aumentar el número de funciones del espectáculo con apenas unos días de margen “con la total comprensión y generosidad de los artistas participantes y del público, nuestra verdadera razón de ser”, o de realizar dichas funciones en streaming con la consiguiente devolución del importe de las entradas. 

Todos los teatros y temporadas aplicaron desde la apertura controles y normativa específica seguridad, siempre en coordinación con las autoridades sanitarias de cada comunidad, tanto para sala como para la actividad durante los ensayos. “Esa fue una de las partes más complicadas y encomiables para los intérpretes, el hecho de ensayar y cantar con mascarillas”. 

Pero a pesar de esas dificultades, fue muy gratificante comprobar cómo durante estos meses tanto el público como los cantantes, bailarines, actores y creativos, y en general todos los equipos profesionales de los espacios, agradecieron la decisión y el empeño de los teatros españoles por sacar adelante su programación y convertirse en un oasis de actividad en el mundo, “y aquí hago especial mención no solo a nuestros enormes artistas nacionales, también a los del panorama internacional, que tuvieron en nuestros teatros durante algunos meses, la única o la primera oportunidad de poder salir a escena y poder trabajar”, destacó el presidente de Ópera XXI. 

La Asociación pidió en la rueda de prensa un necesario compromiso institucional por parte de las autoridades y de los gobiernos locales, autonómicos y del Estado. Es justo, dijo Aguilà que este compromiso sea “proporcional al mayúsculo esfuerzo que han llevado y están llevando a cabo los teatros, temporadas y festivales. Los presupuestos públicos deberían ser acordes con ese esfuerzo”. El presidente de Ópera XXI también puso de manifiesto que “más que nunca hemos demostrado que somos un motor económico consolidado y robusto. Que la solidez de nuestra actividad y la profesionalidad de nuestros equipos hacen que podamos adaptarnos a situaciones de enorme complejidad para seguir cumpliendo nuestro cometido dentro de la sociedad. Pero necesitamos apoyo. Necesitamos la confianza y la implicación de las administraciones públicas y reivindicamos más que nunca el verdadero lugar que merece el tejido cultural dentro de nuestras economías y de las prioridades de la agenda política”. 

En pleno mes de mayo, los miembros de Ópera XXI apuntan hacia la recta final de sus temporadas del periodo 2020/2021. En estos momentos, el desgaste emocional y el cansancio lógico acumulado de todos los profesionales hará que el esfuerzo continúe siendo titánico. “Pero lo haremos, porque gracias a ellos, a la grandeza e implicación de los artistas y a la complicidad de nuestros públicos, los teatros de Ópera XXI seguirán haciendo posible lo extraordinario”. 

Ópera XXI anunció que durante la Asamblea celebrada en Sevilla se aprobó oficialmente la incorporación del Teatro San Carlos de Lisboa, uno de los más emblemáticos y de legendaria trayectoria a nivel internacional, como nuevo miembro honorífico. Se suma en este apartado a otro icono de la actividad cultural, éste en América Latina: Teatro Colón de Buenos Aires, incorporado como miembro de Ópera XXI en 2019. La Asociación pretende continuar potenciando su dimensión peninsular y latinoamericana en los próximos meses y años. “Extender nuestro ámbito de influencia y colaboración a nuestra vecina Portugal resulta una ampliación absolutamente natural y convierte a Opera XXI en Ópera Ibérica (por supuesto incluyendo a las Islas), cuando ya antes era Iberoamericana desde la incorporación del Teatro Colón de Buenos Aires a nuestra asociación. Bienvenido el Sao Carlos en la figura de su directora Elisabete Matos, presente estos días en Sevilla”.   

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.