Novedades bibliográficas

Sobre los orígenes del flamenco

Maruxa Baliñas
lunes, 7 de junio de 2021
Origen e historia íntima del flamenco © 2021 by Almuzara Origen e historia íntima del flamenco © 2021 by Almuzara
0,0007363

Justo la semana pasada se montó una de esas discusiones absurdas que parecen haberse convertido en el trabajo exclusivo de los políticos. Una diputada del PP madrileño (partido conservador) declaró que el flamenco "no solo nace en Madrid sino que el 95% de los artistas de flamenco español a día de hoy salen de Madrid", a lo que han contestado diversos políticos andaluces con declaraciones públicas como: "Diputada del PP de la Asamblea de Madrid enajenando al pueblo gitano y a pueblo andaluz nuestro patrimonio más valioso", "No se conforman con ser paraíso fiscal, también quieren robarnos la identidad", "Es nuestro patrimonio inmaterial, estamos hablando literalmente de un robo", etc. 

Y simultáneamente llegó a la redacción de Mundoclasico.com el libro Origen e historia íntima del flamenco de José Ruiz Mata.* Se trata de un volumen relativamente breve -192 páginas- en el que Ruiz Mata (Jerez de la Frontera, 1954) va presentando a lo largo de diecisiete capítulos una genealogía del flamenco, empezando por 'Los moriscos', 'El Santo Oficio de la Inquisición' y 'Los gitanos' (los tres primeros capítulos). Literariamente el libro no está mal, pero musicológicamente es un despropósito y la objetividad científica brilla por su ausencia. No se cita prácticamente ninguno de los trabajos serios que sobre el flamenco y sus orígenes se han realizado en los últimos treinta años (Gerhard Steingress, Faustino Núñez, etc.)

Pero no es esto lo que más me desagradó del libro, sino que Ruiz Mata sigue la línea iniciada por Blas Infante (1885-1936) en Orígenes de lo flamenco y secreto del cante jondo, una serie de notas manuscritas escritas entre 1929 y 1931, que se publicaron en 1980 (edición de Manuel Barrios) y que ya eran bastante conocidas y difundidas. El libro de Infante/Barrios se reeditó nuevamente en 2010, en una edición de la Junta de Andalucía ampliamente distribuida. 

Las teorías de Infante -uno de los 'padres de Andalucía' o si se prefiere, ideólogo del andalucismo- tenían una finalidad muy clara y propia de la época, que no tiene sentido valorar desde las perspectivas actuales. Citando a Esther Navarro: 

"Blas Infante pretende  reivindicar la identidad del pueblo andaluz enraizándolo en la civilización de al-Ándalus para desvincularlo al mismo tiempo del resto, se muestra abiertamente anti-europeísta, rechazando con pudor la supuesta hegemonía de la cultura occidental europea, según él, soberbia y canonizante y que muchos españoles han acatado a lo largo del paréntesis que se abrió en la Península desde 1492 y el reinado de los Reyes Católicos hasta nuestros días, era que llama “flamenca” y arrebatada de la historia del pueblo. El autor crea un halo de misterio y una trama". 

Pero lo que no tengo nada claro es que en la actualidad se pueda considerar a Infante como un 'estudioso del flamenco' y tomar sus teorías como punto de partida para un libro del siglo XXI. Desde mi perspectiva, Ruiz Mata se mete en un terreno tremendamente peligroso desde el punto de vista ideológico y eso invalida totalmente el libro. 

Steingress -y coincido humildemente con él- ha declarado que "cualquier concepción de arte nacional me suena a nazi", que el flamenco no es exclusivo de Andalucía ni los andaluces se lo pueden apropiar, y que hablar así "es actuar a partir del miedo y de la instrumentalización política". De hecho, estos nacionalismos exclusivistas, que hablan de genética y de idiosincrasia de un pueblo determinado, que ponen por encima de la evolución social y cultural a la etnia o raza, como lo hace Ruiz Mata, son uno de los grandes peligros de la historia humana y suelen acabar en guerras, genocidios, etc. Y las frases 'democráticas' que introduce ocasionalmente Ruiz Mata en su libro, no resuelven esta cuestión, aún parecen empeorarla. Así por ejemplo, en la página 52, al hablar de los moriscos que se quedaron en España, muchos de ellos haciéndose pasar por gitanos, escribe:  

El problema morisco constituye un episodio más de lo que llamamos las dos Españas. La una, la visigoda: guerrera, intolerante; la otra, la hispano-romana, pacífica, tolerante. La primera creó la Inquisición, el Estatuto la pureza de sangre; la otra germinó en Alándalus. La primera era el Antiguo Régimen, los absolutistas, los golpistas de 1936, es la derecha mostrenca y montaraz; la otra los liberales, los republicanos, los auténticos demócratas. Los Nosotros y los Ellos. En la actualidad tenemos un período de calma, mas no sabemos cuando el espíritu volverá a manifestarse [...] Quizá este supuesto estado de calma viene porque los Nosotros saben que aún controlan el país."

Menos importante, pero hay una segunda tradición sobre el flamenco que Ruiz Mata también acata sin valorar adecuadamente y que tampoco tiene nada que ver con la musicología, ni con ningún estudio serio, que es lo del 'flamenco como sufrimiento', que podríamos personalizar en el recientemente fallecido poeta José Manuel Caballero Bonald (1926-2021), la persona que realizó una "fijación tajante de esa línea divisoria entre el flamenco genuino y las imposturas y añagazas andaluzas de exportación", y quien declaró que la garganta de los gitanos es distinta de la del resto de las personas. Ciertamente Ruiz Mata se opone a Caballero Bonald en lo de considerar el flamenco algo exclusivamente gitano, pero mantiene su misma visión subjetiva. Como ejemplo, esta cita de la página 162 del libro:

el flamenco es un ritual, una ceremonia en la que el bailaor es en ese momento el oficiante. Esta particularidades que hemos expuesto nos llevan a sostener que  el flamenco, como concepto, es algo ancestral e intrínseco a Andalucía, que viene en los genes de los habitantes de esta tierra desde tiempos remotos. Con esta misma concepción ritual se le cantaría y bailaría a las diosas madres de la antigüedad. Por ello el flamenco está fuera de toda razón o lógica."

Pieza enlazada

La tercera gran influencia en el libro de Ruiz Mata, manifiestamente declarada en la contraportada del libro es "Antonio Manuel, en su prodigiosa obra Flamenco. Arqueología de lo Jondo, a través del sentimiento y la filología, avanzó en la senda abierta por Infante". Xoán M. Carreira en su reseña sobre este libro publicada en Mundoclasico.com deja claro el tema y sus implicaciones, así que yo nada voy a añadir. 

En la presentación del libro, en la contraportada, Ruiz Mata concluye que: 

"Decimos que el flamenco viene a través de Alándalus, de los moriscos, porque, como ya hemos visto, muchas de sus palabras y expresiones nos ponen en la pista de la algarabía, la lengua andalusí. Porque hay que pertenecer a un pueblo muy antiguo y sabio para cantar una seguiriya, porque hay que padecer mucho para comunicar la pena y la fatiga que irradian ciertas letras". 

Creo que con eso, queda todo dicho. 

Notas

RUIZ MATA, José, Origen e historia íntima del flamenco. Córdoba: Almuzara, 2021. ISBN: 978-84-18709-60-9. 192 páginas. PVP: 19,00€

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.