España - Galicia

El baile del verano

Cristina Iglesias

lunes, 22 de julio de 2002
Santiago de Compostela, jueves, 18 de julio de 2002. Santo Domingo de Bonaval. The Chicago Metropolitan Choir. Gospel: 'Jesus can work it out', 'I´ll never forget', 'The bridge groom come', 'I know the Lord laid his hands on me', 'The that wait upon the lord', 'Pray for me', 'Heaven is my goal', 'Is he satisfied with me', 'Resting in Jesus', 'He will open the door just for you'. IV Festival Internacional de Galicia. Asistencia: 100%.
---
Como uno de los platos fuertes de esta edición, el Festival Internacional de Música de Galicia tuvo la acertada idea de ofrecer en Santiago un recital de Gospel de muy alta calidad, gracias a la actuación del Chicago Metropolitan Choir el pasado jueves.Me gustaría hacer un breve comentario acerca de la organización, la cual fue un tanto caótica. No se por qué siempre se dejan las cosas para última hora, y claro, luego pasa lo que pasa.Se echó en falta una buena iluminación que siguiera los movimientos de los miembros del grupo por todo el recinto y también fue penoso ver que por la ausencia de micrófonos inalámbricos uno de los maestros del grupo tuviera que ir con el cable en las manos detrás de cada solista. ¡Con lo bonito y vistoso que quedaría el espectáculo como un poco de previsión anticipada!El grupo norteamericano deleitó los asistentes con un variado repertorio Gospel que intercaló melodías más solemnes, con otras más movidas, pero eso sí, todas ellas cargadas de espiritualidad. Uno de los componentes del grupo hizo de maestro de ceremonias y fue introduciendo a cada uno de los solistas, con sus respectivas canciones, las cuales contagiaron de ritmo el cuerpo de un público muy agradecido.Al principio todo fue dulce y tranquilo, pero poco a poco las bases rítmicas y estribillos pegadizos lograron que hasta los más reacios se levantaran de sus sillas para gritar aquello de ¡¡¡Aleluya!!!.Las voces negras fueron de lo más selectas, y cada una de ellas nos hizo vibrar de forma diferente. Fue realmente impresionante el comprobar la capacidad vocal de dichos artistas, los cuales dieron lo mejor de sí mismos en todo momento, y el público lo captó a la perfección ovacionándoles en cada canción interpretada.La gente se pegó unos tremendos bailes e incluso se atrevió a corear los estribillos que el coro repetía hasta la saciedad.Un concierto inolvidable, todo un regalo para nuestros sentidos.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.