Música popular

Alicia Acuña es un no parar y tiene coño para rato

Nuria Delgada
martes, 14 de septiembre de 2021
Tengo coño para rato © 2021 by Alicia Acuña Tengo coño para rato © 2021 by Alicia Acuña
0,0006901

Conocí a Alicia ardiendo en las redes sociales. Volando alto (como se suele decir). Alicia es cantaora y bailaora, si no la veía actuando con el Niño de Elche y con un ejército de músicos detrás, sacaba proyectos personales que retrataban la otra cara del flamenco. Proyectos que me encantan, por cierto, y a los que dedicaré buena parte de estas páginas. 

Conocí a Alicia el día que compartió un poema mío creado en plena cuarentena y que más tarde aparecería en la popular revista, Pícara Magazine. Lo acompañó de una fotografía suya con su transgresor estilo flamenco y supe que Alicia también estaba en la búsqueda de nuevas expresiones artísticas. A lo tonto, ella y yo hemos formado una especie de binomio virtual en el cual (y como en una especie de danza) se podía volar alto en tiempos de crisis. Así fue como conocí a Alicia. Una especie de romance creativo artístico generado en tiempos de escasa o nula actividad artística. 

Alicia Acuña es una de las figuras del flamenco más consolidadas de España, y una de las artistas más experimentales y arriesgadas que conozco. Nace y se forma en Sevilla, primeramente como bailaora, con maestros como Andrés Marín, Matilde Coral, Manolo Marín, etc. En tan solo una década pasa a formar parte de la tertulia de la Peña Cultural Flamenca “Pies Plomo”, con la que comienza sus primeros pasos con el cante. A los 20 años actúa en la X Bienal de arte flamenco de Sevilla, en el ciclo “Sabor a peñas”.

Ha sido becada dos veces por la Fundación, Cristina Heeren teniendo la oportunidad de estudiar con maestras de la talla de Esperanza Fernández, José de la Tomasa, Naranjito de Triana, Calixto Sánchez, etc. Un año más tarde se introduce en el cante atrás (para el baile), y poco después obtiene el primer premio de cante flamenco de Valencina de la Concepción (Sevilla) en el primer concurso de cante flamenco de la peña cultural flamenca “Genaro Marin”.       

Alicia Acuña. © 2021 by Alicia Acuña.Alicia Acuña. © 2021 by Alicia Acuña.

Alicia Acuña es un no parar, tiene un currículum llenísimo de gente, eventos musicales, premios, giras, etc, etc, etc. Forma parte de compañías de diversos proyectos en los que destaca, Don Juan Flamenco, Cía. Rafael Campallo XIII Bienal de arte Flamenco de Sevilla, Bulos y Tanguerías. Flamenco experimental, Malgama (Circontemporáneo y compás), Cia. Varuma Teatro. Giraldillo al mejor espectáculo innovación en la Bienal de arte Flamenco de Sevilla. Fusión flamenca con Multaka y música andalusí como cantaora de la Orquesta Checara de Tetuan. Tejidos al Tiempo con el que triunfa en Israel y obtiene un Giraldillo en la Bienal de Sevilla del 2008 con la Cia. Asunción Pérez Choni. Y en 2009 estrena Del-Quivir con la compañía de Ángeles Gabaldón.

Haciendo un recorrido por las obras de esta querida artista destaco, Al fuego con ellas, una oda a las mujeres que fueron asesinadas por brujas por el Tribunal de la Santa Inquisición. La obra se desarrolla bajo un texto condenatorio hacia una monja ciega acusada de herejía. El homenaje es hacia María De Los Dolores López (Sevilla-Sevilla, 24 de agosto de 1781), conocida como La Beata Dolores. Fue una religiosa española ciega condenada a la hoguera por la Inquisición. Por lo visto fue la última víctima asesinada por Bruja en España. 

Alicia utiliza el cuerpo y la voz para dar vida a las mujeres que fueron asesinadas por pensar. La maestría de Raúl Cantizano a la guitarra, con el que suele trabajar (es uno de los grandes de España de este instrumento) se adhiere en un mismo diálogo logrando una candente masa única entre cante, baile e instrumentación sonora experimental. El arte de estas personas se desarrolla bajo todo tipo de espacios. La calle, plazas con gente alrededor, centros institucionales, etc, desplegando un arte vivo y experimental que se adueña del entorno. En esta pieza participaron, Alicia Acuña, Manuel Cañadas, Raúl Cantizano, y con la colaboración especial del maestro, Llorenç Barber, uno de los artistas sonoros más representativos de España.  

Auto de Fe es otra obra dedicada a las mujeres que fueron asesinadas por brujas y en la que participa junto a Abbi Fernández introduciendo voces y electrónica, lo más excitante es que se produce en el Foso del teatro Central de Sevilla aportando una sonoridad inmensa. En el transcurso de la obra se mencionan los nombres de las mujeres que fueron asesinadas por la Santa Inquisición. Esta obra es honda, refinada, y despliega una gran empatía hacia las mujeres. Es tierna y profunda. Una fusión a dos entre baile, canto atrás, voces, y electrónica, una de las obras que más me gustan a título personal. Si pusiera palabras a la voz grave y quebrada de Alicia diría que contiene un alto grado de autenticidad propios del flamenco con un estilo bastante personal.

La Bicicleta es un proyecto de Raúl Cantizano y Santiago Barber e interpretado por Alicia. Una sencilla e irónica performance que se desarrolla subida en una bicicleta mientras canta y da vueltas por el espacio. Este estilo flamenco contemporáneo emula al circo. Es una fusión entre circo flamenco con una bicicleta que genera un ritmo percutido a través de los rayos de la rueda mientras se desplaza y es recogido por un instrumento de madera cóncavo. Esta propuesta surge del Inicio del taller DiálogosElectroFlamenco Madrid con el Corofón en Intermediae-Matadero Madrid. Una propuesta de Bulos.net

Tengo Coño Para Rato, tienes raja para rato, tienen pussi para rato, habrá coño para rato … es un canto hacia las nuevas generaciones. Toma la forma de Hit e introduce un estilo más inclinado hacia el pop/rock/flamenco donde expresa de forma clara que no hay nada que se le resista. Es mi obra favorita por excelencia y por la similitud entre creadoras, tengo un tema parecido que data del 2016. Conozco el riesgo que supone para una artista con una larga trayectoria hacer una canción de este estilo. Más allá de la complejidad técnica (ya que se trata de una canción con un único patrón) la complejidad radica en situar el flamenco en el centro de la vanguardia con patrones claramente feministas aludiendo a la raíz de la misma, el coño como animal político.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.