Reportajes

Cambio climático

XIII. Cuán inestable es la capa de hielo de la Antártida Oriental

Juan Carlos Tellechea
lunes, 31 de enero de 2022
El FS Polarstern de camino a la Estación Neumayer III en la Antártida © 2022 by Folke Mehrtens El FS Polarstern de camino a la Estación Neumayer III en la Antártida © 2022 by Folke Mehrtens
0,0008792

El pasado 6 de enero, el buque de investigación Polarstern partía de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en una nueva expedición de alrededor de ocho semanas a la Antártida, donde se encuentra ahora, y cuya actividad puede ser seguida de cerca desde todos los rincones del mundo a través de una nueva aplicación (app.) gratuita.

Las estrictas medidas preventivas contra la pandemia de coronavirus permiten al Instituto Alfred Wegener abordar la importante investigación sobre las antiguas inestabilidades de la capa de hielo de la Antártida Oriental que continuará en otras dos expediciones previstas en los próximos años. Los interesados pueden seguir de cerca ésta y las siguientes expediciones de Polarstern en directo en internet.

El mar Antártico el 27 de enero de 2022. © 2022 by Denise Diekstall.El mar Antártico el 27 de enero de 2022. © 2022 by Denise Diekstall.

La forma en que la capa de hielo de la Antártida Oriental y el Océano Austral que la rodea responderán al calentamiento inducido por el hombre en el futuro está actualmente sujeta a muchas incertidumbres. Se sabe muy poco sobre las retroalimentaciones hielo-océano-atmósfera y los cambios asociados en la tasa de aumento del nivel del mar y la capacidad del Océano Austral para absorber el calor y el CO2 atmosférico.

Debido a su patrón de flujo único, el Océano Austral actúa como amortiguador del cambio climático: aunque sólo ocupa un tercio de la superficie del océano mundial, el Océano Austral absorbe hasta el 75% del calor y el 40% del CO2, por lo que es muy importante. Para expresarlo con mayor precisión: absorbe hasta el 75% del exceso de calor y cerca del 40% de las emisiones de CO2 de origen humano que absorben los océanos del mundo.

Uno de los principales interrogantes de la expedición es si la creciente transferencia de calor a la Antártida y el consiguiente aumento de las tasas de deshielo podrían superar un umbral crítico que altere la circulación, reduzca la capacidad de amortiguación y acelere el cambio climático.

La expedición Polarstern PS128 partió de Ciudad del Cabo el 6 de enero de 2022. © 2022 by Marlena Witte.La expedición Polarstern PS128 partió de Ciudad del Cabo el 6 de enero de 2022. © 2022 by Marlena Witte.

Por ello, un equipo internacional de investigación formado por unas cincuenta personas se adentra en el Océano Antártico con el Polarstern para bucear en el pasado: están extrayendo núcleos de un metro de longitud de los sedimentos del fondo marino, pero también de los sedimentos de los lagos cercanos a la costa. Para ello, un equipo terrestre es trasladado en helicóptero y recogido de nuevo 14 días después.

Con sus métodos, el grupo de geofísica permite incluso conocer las capas de sedimentos más profundas y sus estructuras y, por tanto, retroceder aún más en la historia de la Tierra. Las condiciones actuales se registran mediante mediciones y muestreos en la columna de agua. La combinación de los diferentes enfoques de investigación permite a los científicos reconstruir la inestabilidad de la capa de hielo de la Antártida Oriental en el pasado.

Aquí, la atención se centra principalmente en las épocas en las que hacía más calor que en la actualidad. Una mejor comprensión de estos periodos constituye la base de unas predicciones más fiables del futuro cambio climático. Cuestión en la que se centra la investigación del profesor Ralf Tiedemann, geólogo marino del Instituto Alfred Wegener, Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI) y líder de la expedición.

Nuestro trabajo se centra en el talud continental antártico y en la región costera entre el Mar de Weddell y el Mar de la Cooperación, más al este. Actualmente se forman grandes cantidades de agua de fondo antártica en el Mar de Cooperación. El agua del fondo de la Antártida abastece la parte inferior de la circulación oceánica mundial. Airea las profundidades del océano y secuestra el calor y el carbono en una escala temporal de varias décadas a milenios. Tomaremos muestras tanto de la columna de agua como de los archivos de sedimentos del fondo marino para registrar los cambios y procesos presentes y pasados en la formación del agua del fondo antártico.
Además, es de especial interés la línea de contacto de la capa de hielo, es decir, el punto en el que el glaciar se apoya en tierra firme en el lado terrestre antes de flotar en el océano en el lado marino. Este lugar es especialmente susceptible a la afluencia de masas de agua profundas y cálidas, ya que éstas pueden provocar un aumento de las tasas de fusión allí y, posteriormente, inestabilidades en la capa de hielo.

Se está prestando especial atención a la plataforma de hielo Ekström, bajo la cual los colegas han descubierto una caverna de hasta 1.000 metros de profundidad, es decir, una cavidad subterránea, utilizando métodos acústicos cerca de la Base Neumayer III, así como archivos de sedimentos que quizá se remontan al período Cretácico

Con nuestras mediciones previstas, estamos ampliando los perfiles al ámbito marino. Esto nos permitirá analizar los procesos de sedimentación preglaciar y glaciar tanto en el océano antes como debajo de la plataforma de hielo. Una gran combinación de investigación en tierra y en el mar. (Ralf Tiedemann)

Caja de plomada usada para tomar muestras de sedimentos del fondo del mar en la plataforma de Groenlandia. © 2021 by Maciej Telesinski.Caja de plomada usada para tomar muestras de sedimentos del fondo del mar en la plataforma de Groenlandia. © 2021 by Maciej Telesinski.

Los expertos internacionales en geología marina, micropaleontología y geoquímica procesan algunos de los núcleos de sedimentos extraídos directamente a bordo. Otra parte del cargamento de barro se empaquetará de forma segura y posteriormente se analizará con más detalle en los laboratorios de los institutos participantes. En la temporada antártica 2023/24, están previstas otras dos expediciones de Polarstern al sector del Océano Austral frente a la Antártida Oriental para continuar la investigación. Está previsto que la actual expedición finalice en Ciudad del Cabo el 28 de febrero.

Ahora los investigadores esperan impacientes la labor de la ciencia, incluso con el nuevo equipo de invernada de la Estación Neumayer III, que desembarcará en una escala en la bahía de Atka de camino a la zona de estudio. Los expedicionarios han asumido bastante para esto: Ya el día de San Esteban 26 de diciembre), los que habían sido completamente vacunados y reforzados viajaron a Ciudad del Cabo, donde fueron puestos en estricta cuarentena individual hasta que zarparon. Solo podían participar en el crucero quienes dieran negativo en las cinco pruebas Corona PCR. El lunes llegaron los resultados negativos definitivos de todas las pruebas.

Los participantes informan varias veces por semana de lo que viven en la expedición en la nueva aplicación Polarstern, que los interesados pueden descargar en sus dispositivos móviles en este enlace de internet o ver en sus ordenadores y observar en tiempo real.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.