Reportajes

Cambio climático

XVIII. La "plastificación" del océano

Juan Carlos Tellechea
lunes, 7 de marzo de 2022
Herido, muerto de hambre, envenenado © 2022 by WWF Herido, muerto de hambre, envenenado © 2022 by WWF
0,000944

Un estudio presentado recientemente por la organización no gubernamental de protección del medio ambiente mundial WWF y el Instituto Alfred Wegener (AWI) pone de manifiesto la dramática magnitud de la crisis mundial del plástico y resume lo que se sabe sobre el impacto de la contaminación en las especies y los ecosistemas oceánicos.

En vísperas de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA), el metaestudio más exhaustivo realizado hasta la fecha pone de manifiesto la necesidad de un acuerdo mundial vinculante para detener el vertido irreversible de basura en los océanos del mundo antes de que se superen los puntos de inflexión ecológicos.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente UNEA 5.2 se celebró en Nairobi del 28 de febrero al 2 de marzo. Allí se decidió el mandato para desarrollar un acuerdo vinculante contra los vertidos de plástico en los océanos.

El letal impacto de los residuos plásticos en las especies y ecosistemas oceánicos es ya imparable, a menos que a humanidad de un súbito giro de 180 grados en sus hábitos. Alrededor de 19 a 23 millones de toneladas de residuos plásticos al año entran en las aguas del mundo desde tierra, el equivalente a casi dos camiones por minuto.

Los alcatraces del norte (Morus bassanus) en Helgoland utilizan redes viejas como material de anidación. © 2022 by Thomas Ronge.Los alcatraces del norte (Morus bassanus) en Helgoland utilizan redes viejas como material de anidación. © 2022 by Thomas Ronge.

Un ejemplo contundente: los alcatraces (Morus bassanus) de la isla de Helgoland (al noroeste de Alemania) utilizan ya redes viejas de pesca como material de nidificación. La diversidad de las partículas microplásticas diseminadas en los océanos es inmensa y afecta a casi al 90% de las especies.

La contaminación por plásticos del océano está creciendo exponencialmente y seguirá aumentando. A finales de este siglo, las zonas marinas de un tamaño dos veces y media superior al de Groenlandia podrían superar los umbrales de concentración de estos materiales sintéticos que suponen un riesgo ecológico, ya que la cantidad de microplásticos marinos amenaza con multiplicarse por 50 para entonces.

Partículas de microplástico de tamaño superior a medio milímetro. © 2022 by Instituto Alfred Wegener / Svenja Mintenig, Ivo Int-Veen.Partículas de microplástico de tamaño superior a medio milímetro. © 2022 by Instituto Alfred Wegener / Svenja Mintenig, Ivo Int-Veen.

Esta previsión se basa en una reacción en cadena: se espera que la producción de plástico se duplique con creces de aquí a 2040. Como resultado, el macroplástico de mayor tamaño en el océano se cuadruplicará en los próximos 30 años. Con el tiempo, se descompone en trozos cada vez más pequeños hasta llegar a los micro y nanoplásticos. En algunas regiones conflictivas, como el Mar Mediterráneo, el Mar Amarillo, el Mar de China Oriental y el hielo marino del Ártico, las concentraciones de microplásticos ya han superado el umbral ecológicamente crítico. Según la bióloga Heike Vesper, responsable de Conservación Marina de WWF / Alemania:

La penetración del plástico en el océano es irreversible. Una vez distribuidos en el océano, los residuos de plástico apenas pueden recuperarse. Se descompone constantemente, por lo que la concentración de micro y nanoplásticos seguirá aumentando durante décadas. Atajar de raíz las causas de la contaminación por plásticos es mucho más eficaz que limpiar las consecuencias a posteriori. Si los gobiernos, la industria y la sociedad actúan al unísono ahora, todavía pueden contener la crisis del plástico.

Los residuos de plástico dañan la vida marina

El estudio revela que la situación es grave y empeora rápidamente: 

Los residuos de plástico impregnan todo el sistema oceánico, desde el plancton hasta los cachalotes. Para casi todos los grupos de especies del océano, los impactos negativos de los residuos plásticos son ya detectables. (Vesper) 

Zona de concentración de residuos de plástico en el mar. © 2022 by Caroline Power.Zona de concentración de residuos de plástico en el mar. © 2022 by Caroline Power.

El alcance de la contaminación por plásticos varía mucho de una región a otra y los efectos sobre las especies marinas también son muy diferentes: trozos de plástico en el estómago, lazos mortales alrededor del cuello, ablandadores químicos en la sangre, los peligros para la vida marina son numerosos. El plástico provoca lesiones internas y externas o incluso la muerte de los animales marinos, restringe la locomoción o el crecimiento, reduce la ingesta de alimentos o la capacidad reproductiva de los animales y altera su comportamiento. También se acumula en la cadena alimentaria marina.

El impacto de los billones de fragmentos de plástico en este ecosistema es tan diverso como las formas de vida y las comunidades del océano. Dada la omnipresencia de la contaminación, casi todas las especies se enfrentan al plástico. Solo se han investigado de forma específica los efectos nocivos de unas pocas especies, por lo que hasta ahora únicamente existe un foco científico al respecto, pero con una tendencia clara: se han encontrado efectos negativos del plástico en casi el 90% de las especies marinas estudiadas. 

Como explica la Dra. Melanie Bergmann, bióloga marina del Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina del Instituto Alfred Wegener:

La investigación actúa como una antorcha con la que lanzamos rayos de luz a la oscuridad de los océanos. Solo se ha registrado e investigado una parte de las consecuencias, pero los daños documentados causados por el plástico son preocupantes y deben entenderse como una señal de alarma para una escala mucho mayor, especialmente con el crecimiento actual y previsto de la producción de plástico.

Una cosa es segura: a medida que avance la contaminación por plásticos, aumentarán los efectos nocivos demostrados, y existe el peligro real de que se superen los umbrales para muchas más subpoblaciones, especies y ecosistemas.

La contaminación por plásticos afecta a un océano ya sobrecargado

Un buzo retira un bote de plástico en el mar frente a Fiji. © 2022 by Thomas Ronge.Un buzo retira un bote de plástico en el mar frente a Fiji. © 2022 by Thomas Ronge.

El único efecto del plástico sobre las especies y los ecosistemas es difícil de medir, pero no puede considerarse de forma aislada, advierten WWF y AWI. Cuando otras amenazas, como el calentamiento global, la sobrepesca, la eutrofización o el transporte marítimo, coinciden con los focos de contaminación por plásticos, los impactos negativos se agravan.

Para los pocos ejemplares que quedan de especies ya muy amenazadas, como las focas monje o los cachalotes del Mediterráneo que viven en esos puntos calientes, la crisis del plástico podría incluso inclinar la balanza y convertirse en una cuestión de supervivencia. Según estimaciones científicas, hasta el 90% de las aves marinas y el 52% de las tortugas marinas ya tragan plástico.

Tortuga boba atrapada en una red de plástico. © 2022 by Jordi Chias / WWF.Tortuga boba atrapada en una red de plástico. © 2022 by Jordi Chias / WWF.

La contaminación afecta especialmente a los arrecifes de coral y a los manglares, que se encuentran entre los ecosistemas marinos más importantes del mundo. Protegen la costa de las mareas de tempestad y son indispensables como viveros de muchos peces y hábitats para la conservación de la biodiversidad. Los residuos de plástico también se extienden a las zonas marinas protegidas, lo que supone un obstáculo adicional para la protección del medio ambiente.

Al igual que la crisis climática, la inundación de plástico afecta a todo el planeta. Las emisiones son irreversibles y las medidas regionales o voluntarias no son suficientes para afrontar la crisis. Es necesario un esfuerzo coordinado a nivel mundial para frenar la marea de plástico. (Heike Vesper)

WWF reclamó a los gobiernos que otorguen a las Naciones Unidas un mandato de negociación para un tratado mundial jurídicamente vinculante contra la contaminación por plástico de los océanos en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente de febrero de 2022. Este tratado mundial debería abordar todas las etapas del ciclo de vida del plástico y poner fin a la contaminación por plástico de los océanos para 2030.

 Antecedentes

Para el metaestudio Impactos de la contaminación por plásticos en los océanos sobre las especies marinas, la biodiversidad y los ecosistemas, encargado por WWF y realizado por el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina del Instituto Alfred Wegener, se evaluaron 2.592 estudios. El objetivo de esta presentación, la más completa hasta la fecha, es resumir el estado actual de los conocimientos sobre los efectos de la contaminación por plásticos en la biodiversidad y poner esta información al alcance de los responsables de la toma de decisiones y del público. El estudio puede descargarse de esta página del WWF.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente UNEA 5.2 se celebraba en Nairobi del 28 de febrero al 2 de marzo. Allí se decidiría el mandato para desarrollar un acuerdo vinculante contra los vertidos de plástico en los océanos.

Alrededor de 19-23 millones de toneladas de residuos plásticos al año entran en las aguas del mundo desde la tierra, el equivalente a casi dos camiones por minuto.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.