España - Cataluña

Così fan tutte: la trilogía ha terminado

Jorge Binaghi
viernes, 22 de abril de 2022
Alexandre, Così fan tutte © 2022 by Mats Bäcker Alexandre, Così fan tutte © 2022 by Mats Bäcker
Barcelona, miércoles, 13 de abril de 2022. Gran Teatre del Liceu. Così fan tutte (Viena, Burgtheater, 26 de enero de 1790). Libreto de Lorenzo Da Ponte y música de W.A.Mozart. Dirección escénica: Ivan Alexandre. Escenografía y vestuario: Antoine Fontaine. Intérpretes: Ana Maria Labin (Fiordiligi), Angela Brower (Dorabella), Miriam Albano (Despina), James Ley (Ferrando), Florian Sempey (Guglielmo) y Alexandre Duhamel (Alfonso). Orquesta y coro del Teatro (maestro preparador: Pablo Assante). Director: Marc Minkowski
0,0003523

Y llegamos al tercer título, el que faltaba desde hacía más tiempo en el Liceu. Tal vez por eso el más justificado, aunque también el que exhibía algún claro entre el público. Tal vez aquel en que los tiempos de Minkowski (una vez pasada una obertura algo desangelada gracias a las cuerdas que luego mejoraron) parecieron menos vertiginosos que en las otras dos obras. También se desempeñó muy bien el coro en la fosa dentro de las limitaciones que la obra ofrece a su actuación.

Una sustitución nos trajo a la mejor de las voces escuchadas, que ya se ha abierto camino por su cuenta, el barítono Florian Sempey en Guglielmo (tal vez el pecho desnudo no estaba pensado para él), papel que demostró conocer perfectamente aunque en algún momento pudo resultar un punto en exceso vehemente. En todo caso la dirección se lo permitió, así como cayó en los manierismos tradicionales apuntados anteriormente de risitas, ‘morcillas’ y arbitrariedades hoy más que conocidas (en un desmayo exagerado de Fiordiligi, Don Alfonso la llama por el nombre de la intérprete hasta que ésta se incorpora, la gente se ha reído, y el efecto de texto y música se ha desnaturalizado).

Entre las novedades figuraban, para mí, el tenor Ley y la mezzo Albano. El primero tiene una voz de verdadero tenor aunque no muy bella, y salvo algunos momentos en que el control de la respiración no fue el mejor posible, salió airoso de sus dos arias (tal vez por carácter y timbre le va mejor ‘Tradito, schernito’ que ‘Un’aura amorosa); por supuesto, se omitió (como casi siempre) la tan difícil tercera.

Albano es una mezzosoprano. No es la primera vez que esto ocurre, pero nunca me ha parecido buena idea para Despina. Actúa y canta bien pero el timbre resulta absolutamente opaco y seco para una parte que debería ser chispeante (quien haya tenido la suerte de ver a Graziella Sciutti en la parte entenderá perfectamente de qué hablo).

Mozart: Così fan tutte. Director musical, Marc Minkowski. Puesta en escena: Ivan Alexandre. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, abril de 2022. © 2022 by Mats Bäcker /Teatro del Liceu.Mozart: Così fan tutte. Director musical, Marc Minkowski. Puesta en escena: Ivan Alexandre. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, abril de 2022. © 2022 by Mats Bäcker /Teatro del Liceu.

Claro que sí creo que es la primera vez (siempre la hay) en que Dorabella se asigna a una soprano (la misma que encarnaba a Susanna en Bodas de Fígaro). Como entonces, en sus dúos con Fiordiligia (entonces la Condesa) casi no había diferencia en el timbre y por volumen superaba a la protagonista, y así el contraste entre ambas hermanas desaparecía. Labin volvió a demostrar ser una buena cantante de volumen pequeño y correcta, sin trino y con agilidades escolares. Lo hizo bien, pero Fiordiligi fue escrita para una personalidad y una voz fuera de lo común: los graves de ‘Come scoglio’ estuvieron, como en el resto de la ópera, pero feos, de volumen incluso más reducido y poco eficaces. ‘Per pietà’ habría resultado mejor, pero evidentemente no puede hacer el trino que se le pide, o lo que hace no merece ese nombre. 

No entiendo cuál fue la razón para invertir el principio del dúo de las hermanas del segundo acto. ´Prenderò quel brunettino’ es lo que queda bien incluso por razones de métrica y música (cuatro sílabas en vez de las tres de ‘biondino’, y no creo que haya sido un error de las cantantes o una arbitrariedad innecesaria).

Mozart: Così fan tutte. Director musical, Marc Minkowski. Puesta en escena: Ivan Alexandre. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, abril de 2022. © 2022 by Mats Bäcker /Teatro del Liceu.Mozart: Così fan tutte. Director musical, Marc Minkowski. Puesta en escena: Ivan Alexandre. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, abril de 2022. © 2022 by Mats Bäcker /Teatro del Liceu.

Duhamel fue un Don Alfonso bastante enfático en lo escénico e incluso en lo vocal, con algún desliz incomprensible en el italiano, aunque la voz es sonora y de buen material.

Y colorín colorado la trilogía ha terminado (se ha hecho también en ciudades francesas como Bordeaux y Versailles). La producción fue originalmente destinada al bello y pequeño teatro de Drottningholm en Suecia.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.