Reportajes

Cambio climático

XXVII Los micro y nanoplásticos de la atmósfera contaminan los océanos

Juan Carlos Tellechea
lunes, 16 de mayo de 2022
Corrientes oceánicas © 2022 by Melanie Bergmann Corrientes oceánicas © 2022 by Melanie Bergmann
0,0008522

Entre 0,013 y 25 millones de toneladas de micro y nano plásticos se transportan anualmente hasta miles de kilómetros a través de países, continentes y océanos por el aire marítimo, la nieve, el rocío marino o la niebla, según un amplio estudio científico internacional publicado en la revista Nature Reviews Earth and Environment.

En el equipo internacional de 33 investigadores que realizó estas evaluaciones figuran científicos del Instituto Alfred Wegener, el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina (AWI), del Instituto de Estudios Avanzados de Sustentabilidad (IASS), de Potsdam, y del Centro Helmholtz de Investigación Océanica (GEOMAR), de Kiel.

En el estudio se analizó la atmósfera como fuente relevante de contaminación por plásticos en las masas de agua. Según las previsiones, la contaminación por plásticos aumentará hasta 80 millones de toneladas anuales en 2040. Entretanto, se han detectado partículas de plástico en casi todos los ámbitos del medio ambiente, por ejemplo, en las masas de agua, en el suelo y en el aire.

El buque de investigación Polarstern rodeado de hielo marino en el Ártico. © 2022 by Klara Köhler.El buque de investigación Polarstern rodeado de hielo marino en el Ártico. © 2022 by Klara Köhler.

A través de las corrientes oceánicas o de los ríos, las pequeñas partículas de plástico llegan incluso al Ártico, al Antártico o a las profundidades marinas. Un nuevo estudio general muestra ahora que el viento también puede transportar las pequeñas partículas a gran distancia, y mucho más rápido que el agua. A través de la atmósfera, llegan incluso a los lugares más remotos de la Tierra en cuestión de días. El trabajo científico publicado en Nature Reviews Earth and Environment determinó cómo entran los microplásticos en la atmósfera y qué camino siguen.

El aire es un medio mucho más dinámico que el agua, afirma la coautora del estudio, la Dra. Melanie Bergmann, del AWI. Los micro y nanoplásticos pueden así penetrar mucho más rápido en las pocas zonas aún casi vírgenes y más remotas de nuestro planeta, subraya. Aquí, las partículas podrían influir en el clima de la superficie y en la salud de los ecosistemas.

Si las partículas más oscuras se depositan en la nieve y el hielo, por ejemplo, afectan a la retroalimentación hielo-albedo, lo que significa que podrían reducir su capacidad de reflejar la energía solar, provocando el derretimiento de la nieve y el hielo. Las superficies oceánicas más oscuras, a su vez, absorben más energía solar, lo que hace que los océanos se calienten más. Además, las partículas microplásticas en la atmósfera pueden actuar como núcleos de condensación del vapor de agua, afectando a la formación de nubes y, a largo plazo, al clima.

¿Cómo llegan las partículas de plástico a la atmósfera?

Basura plástica arrastrada por el mar en la playa del pueblo pesquero y turístico mexicano de Puerto Morelos, Mar Caribe. © 2022 by Sina Loeschke.Basura plástica arrastrada por el mar en la playa del pueblo pesquero y turístico mexicano de Puerto Morelos, Mar Caribe. © 2022 by Sina Loeschke.

Por un lado, a través de las actividades humanas. Las partículas procedentes de la abrasión de los neumáticos y los frenos del tráfico rodado o de los gases de escape de los procesos industriales entran en la atmósfera y son transportadas a ella. Sin embargo, según el estudio de revisión, hay indicios de que, por otro lado, una cantidad considerable también se transporta a través del medio marino.

Los primeros estudios sugieren que los microplásticos de la zona costera entran en el mar a través de la arena de la playa erosionada. Las salpicaduras del mar, el viento y las olas crean burbujas de aire en el agua que contienen microplásticos. Esto entra en la atmósfera cuando las burbujas estallan. Por lo tanto, el transporte de larga distancia a regiones remotas y polares podría ser una combinación de transporte atmosférico y marino.

 De ahí la importancia de comprender las interacciones entre la atmósfera y el océano para saber qué tamaños de partículas se transfieren y en qué cantidades. La atmósfera transporta predominantemente pequeñas partículas de microplástico, por lo que es una vía de transporte mucho más rápida que puede dar lugar a una deposición significativa en diferentes ecosistemas.

La Dra. Melanie Bergmann explica que: 

Tenemos que integrar los micro y nanoplásticos en nuestras mediciones de la contaminación atmosférica, y preferiblemente a nivel internacional como parte de las redes globales. 

Deonie Allen preparando el medidor de muestra de aire. © 2022 by Melanie Bergmann.Deonie Allen preparando el medidor de muestra de aire. © 2022 by Melanie Bergmann.

Como primer paso, la autora principal del estudio, la Dra. Deonie Allen, de la Universidad de Strathclyde (Glasgow), y la Dra. Melanie Bergmann comenzaron a tomar muestras de microplásticos en el aire, el agua de mar y el hielo con este fin durante una expedición del buque científico Polarstern al Ártico el año pasado.

Entender el ciclo de los microplásticos

Se necesitan esfuerzos conjuntos para comprender y caracterizar mejor el ciclo de los microplásticos entre el océano y la atmósfera. Para ello, el equipo de investigación dirigido por los autores principales, la Dra. Deonie Allen y el Dr. Steve Allen, de la Universidad de Strathclyde (Glasgow), esboza en el estudio una estrategia global para construir un conjunto de datos cohesionado y comparable que muestre el flujo de micro y nanoplásticos entre el océano y la atmósfera.

Hay muchos aspectos que aún desconocemos sobre las emisiones, el transporte y el impacto de los microplásticos en la atmósfera, afirma el coautor, el Dr. Tim Butler, del IASS. Esta publicación expone las lagunas de nuestros conocimientos, y traza un camino a seguir, señala el científico.

El estudio fue elaborado por dos grupos de trabajo del Grupo Mixto de Expertos en Aspectos Científicos de la Protección del Medio Marino (GESAMP). La coautora del estudio y miembro del GESAMP, la Dra. Sylvia Sander, de GEOMAR, afirma que: 

El estudio deja claro que solo es posible obtener una visión global del océano y de los efectos de la influencia humana en él mediante el trabajo en red de los investigadores y sus datos. Los mayores retos de nuestro tiempo son a escala mundial. Por lo tanto, debemos llegar al fondo de las cuestiones urgentes de la actualidad con la experiencia internacional más completa posible. Esto solo se puede hacer juntos.

El GESAMP es una asociación de once organizaciones de las Naciones Unidas cuyo objetivo es lograr un conocimiento científico multidisciplinar del medio marino. Para ello, la red ya ha colaborado con más de 500 científicos de varios países en diversos temas.

Diferentes tipos de partículas microplásticas bajo un microscopio. © 2022 by Martín Loeder.Diferentes tipos de partículas microplásticas bajo un microscopio. © 2022 by Martín Loeder.

Los micro y nanoplásticos en el aire también son importantes para la salud humana. En un reciente estudio británico, se encontraron microplásticos en 11 de 13 pulmones de personas vivas. Esta es otra razón por la que debemos incluir los plásticos en los programas de control de la calidad del aire, subraya la Dra. Melanie Bergmann. Para reducir la entrada de plástico en el medio ambiente, también debería reducirse gradualmente la producción de nuevos plásticos en el marco de un acuerdo internacional, reclamó recientemente la Dra. Bergmann junto con otros expertos en una carta a la revista Science.

Publicación original

Deonie Allen et al: Micro y nanoplásticos en el entorno marino-atmosférico. Nature Reviews Earth & Environment (2022). DOI: https://doi.org/10.1038/s43017-022-00292-x
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.