España - Castilla y León

La BOS romántica

Ignacio Fernández de Mata

jueves, 12 de septiembre de 2002
Burgos, miércoles, 4 de septiembre de 2002. Teatro Principal. Orquesta Sinfónica de Bilbao. Leonel Morales, pianista. Juanjo Mena, director. Día 4, obras: Jesús Guridi: ‘Diez melodías vascas’; Xavier Montsalvatge: ‘Concierto breve para piano y orquesta’; Johannes Brahms: ‘Sinfonía nº 4, en mi menor’, op. 98. III Estío musical burgalés.
---
Con dos sesiones contiguas, la Orquesta Sinfónica de Bilbao (BOS), dirigida por su joven director, Juanjo Mena, hizo su presentación en el Estío musical burgalés, con sendos conciertos organizados de manera muy similar: una primera obra de autor vasco perteneciente a etapas romántico-nacionalistas, una segunda contemporánea para solista y orquesta, cerrando programa con dos de las grandes sinfonías románticas. Cronología de marcado peso y presencia del XIX y sus epígonos nacionalistas herederos del espíritu de Walter Scott.El primer programa se inició con una feliz muestra del mejor nacionalismo musical: las Diez melodias vascas, de Jesús Guridi, obra algo tardía para este período (1941), llena de color y sonoridades populares tan bien equilibradas como hermosamente orquestadas, de estupenda interpretación por parte de la BOS. A ella le siguió el plato fuerte de estas dos veladas: el Concierto breve para piano y orquesta de Xavier Montsalvatge, obra terminal de su período antillanista (1953) de magistral factura por parte de Leonel Morales. Puede que la compenetración entre solista y partitura provenga de compartir idénticos orígenes: un antillanismo genético que hace de Morales el más cualificado intérprete de esta partitura; pero autoctonismos aparte, la poderosa exhibición de técnica, sentido rítmico e intensidad interpretativa del pianista resultaron indubitablemente clamorosas y ellas fueron las que pusieron al público en pie. Buena compenetración orquesta-solista en todo momento.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.