España - Cataluña

La Papisa Norma

Jorge Binaghi
viernes, 29 de julio de 2022
Ollé, Norma © 2022 by Teatro del Liceu Ollé, Norma © 2022 by Teatro del Liceu
Barcelona, domingo, 24 de julio de 2022. Gran Teatre del Liceu. Norma (26.12.1831, Teatro alla Scala, Milán) libreto de F. Romani y música de V. Bellini.. Puesta en escena: Àlex Ollé. Escenografía: Alfons Flores. Vestuario: Lluc Castells. Luces: Marco Filibeck. Intérpretes: Marina Rebeka/Sonya Yoncheva (Norma), Varduhi Abrahamyan/Teresa Iervolino (Adalgisa), Riccardo Massi/Airam Hernández (Pollione), Nicolas Testé/Marko Mimica (Oroveso), Núria Vilà (Clotilde) y Néstor Losán (Flavio). Orquesta y coro (director: Pablo Assante) del Teatro. Dirección: Domingo Hindoyan.
0,0005116

El Liceu cierra su temporada con dos repartos de Norma y tres protagonistas. He visto los dos y me quedará la tercera protagonista para otra ocasión porque entre el calor y la nueva producción… 

Llegada de Londres, donde se estrenó en 2016 obteniendo reacciones encontradas (como al parecer ocurrió aquí en la primera función), nos encontramos con la eterna Roma aunque llevando traje y corbata y un enemigo del que sólo se sabe por la traducción que es de la Galia y tiene un dios terrible Irminsul. 

Cualquier alusión a los druidas ha sido borrada del sobretitulado. Lo que se ve parece más bien una especie de colectivo militar religioso asimilable a un catolicismo fundamentalista con mezcla de vestidos del KKK (la cruz de fuego final también lo recuerda), nazarenos, un altar donde la oficiante resulta ser Adalgisa (aunque luego se sabe que es novicia; no sé si es una prueba de formación, ustedes dispensen) y la sacerdotisa mayor, con tiara papal, Norma. Todo inmerso en una selva formada por incontables (y feos) crucifijos y una enorme ‘lámpara’ también de crucifijos (algo más feos). 

‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.

Así casi toda la ópera, menos el inicio del segundo acto donde estamos en un interior modernísimo -con las damas en vestimenta acorde- más un aparato de televisión que transmite (aunque no hay sonido, lástima) dibujos animados para entretenimiento de los dos niños (el varoncito, más activo como tal vez se piense que corresponda, primero va en bicicleta, y cuando llega el turno de ‘Mira o Norma’ ejecuta saltos de canguro sobre un enorme balón al ritmo de las agilidades. Tal vez allí la madre habría debido matarlo). 

Como se sabe (o sabía), esta ópera es una de las cumbres del romanticismo y como está escrito amor y muerte van juntos y los amantes culpables perecen en las llamas. Aquí ha habido que innovar también y sólo le toca ese destino al procónsul mientras Norma sufre otro tipo de castigo que no revelaré para no hacer un spoiler, pero que adecuadamente es el remate final de tanto disparate. Las dos escenas de Oroveso (mejor la segunda), que son piedra de toque, tuvieron despliegue incluso con figurantes, besamanos y demás, pero a la hora de la actuación, solista y coro de cara al público como en los horribles tiempos pasados.

‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.

Desgraciadamente la parte musical no pudo redimir del todo el aspecto visual. Sin duda la protagonista (una vez reservada a pocas -y no siempre las mejores; hoy sólo falta que la cante algún contratenor) es multifacética y hay tantas Normas casi como espectadores. A éste, qué le vamos a hacer, le gusta que canten, que lo hagan bien, que actúen con autoridad no exenta de garra, y hasta incluso, si se puede, que la voz sea bonita. Alguna así y alguna otra aproximadamente así, he visto. 

Lo mejor en absoluto, desde este punto de vista, fue la actuación de Rebeka que debutaba en la casa. No sé si por prudencia, en el aspecto escénico destacó sólo a partir de la escena tercera del segundo acto y vocalmente ahí adquirió ímpetu. Hasta entonces había cantado muy bien con una voz no especialmente bella pero muy musical, sin forzar nunca la voz  (el grave no es su fuerte, pero lo utilizó adecuadamente) y atendiendo a todos los requerimientos aunque tal vez no sea ‘la’ belcantista de los sueños de nadie, pero seguramente en forma mucho más respetable que algunas famosas líricoligeras que han paseado el rol por todas partes. 

Yoncheva fue exactamente lo contrario: fiato administrado ad libitum, agudos buenos cuando no fueron gritados,  poca media voz, destacó en las agilidades, y un registro grave forzado y feo, un timbre poco claro (como sucedía hasta hace nada con las más callistas -o calassianas- que Callas), al que se adjuntaron tintes veristas reñidos con el estilo como un ‘indegno’ al final del primer acto que sonaba más en sintonía con La fanciulla del West, para terminar en un ataque de llanto convulsivo que ni la más verista de las Toscas. Las risitas irónicas antes de ‘In mia man alfin tu sei’ remitían en cambio a los principios del cine sonoro.

‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.‘Norma’ de Bellini. Puesta en escena: Àlex Ollé. Dirección musical: Domingo Hindoyan. Barcelona, Gran Teatre del Liceu, julio de 2022. © 2022 by Teatro del Liceu.

Massi (debut en el Liceu luego de un intento frustrado de hace algunos años) parece tener la voz necesaria para Pollione, pero la emisión no es del todo seguro y el agudo cambia de color y volumen y no corre siempre libre. De bello timbre, el de Hernández es tal vez demasiado lírico y la parte lo obliga a forzar innecesariamente: su mejor momento fue el segundo acto. Digamos que en sus variaciones de la cabaletta (como en el caso de Yoncheva) hubo momentos al final donde la legítima libertad pareció descarrilar y simplemente desfigurar la música.

Abrahamyan es una buena cantante, de sonido parejo y buena técnica aunque su expresión sea algo monótona y algún agudo haya resultado brusco. Pero para agudos bruscos los de Iervolino (también debutante), de expresión enfática y buen color aunque a veces opaco.

Teste es un correcto bajo, hoy un tanto abaritonado, pero muy distinguido. Mimica tiene el doble de volumen y mejor color, pero un fraseo elemental y ocasionalmente oscilante en la entonación.

Correcta la Clotilde de Vilá y poco interesante el Flavio de Losán. Mucho público (más el día del primer reparto) y mucho aplauso. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.