Entrevistas

Una apuesta ganada. Entrevista con Ofelia Sala

M. Guerrera

miércoles, 25 de septiembre de 2002
---
Quien haya escuchado a la soprano Ofelia Sala últimamente, habrá tenido el placer de disfrutar de una forma de canto llena de sencillez, nobleza, depuradísima técnica y exquisita musicalidad; cualidades que se tienen y se adquieren con inteligencia y serenidad a la hora de planificar una carrera.No cabe duda de que es el caso de esta soprano valenciana, formada con Ana Luisa Chova (una vez más, la maestra de gran parte de los jóvenes cantantes españoles que despuntan en los escenarios actualmente).Poseedora de una completísima formación musical, que pasa por los estudios superiores de piano, Ofelia Sala se está forjando la admiración y el respeto en los mejores teatros de Europa.Desde la Deutsche Oper de Berlín, de la que hoy forma parte (anteriormente lo hízo en la Ópera de Leipzig) hasta su espléndido 'Oscar' del Ballo verdiano con el mismísimo Mutti en la mismísima Scalla.Sin ceñirse a un estilo musical, canta Mozart, Strauss, Messiaen o Luciano Berio; todo desde una dedicación absoluta por esta 'apuesta ya ganada' que es ser una de las mejores sopranos españolas del panorama internacionalPregunta Tú eras pianista antes que cantante. ¿Cómo fueron tus comienzos musicales y cómo se fue desarrollando tu vocación hacia el canto?Respuesta Tuve la suerte de nacer en el seno de una familia con inquietudes culturales que cuidaba mucho lo referente a la educación de los hijos. La asistencia a conciertos era relativamente habitual.Mis padres consideraron importante darnos una formación adicional en idiomas y música.Así, empecé de muy pequeña mis primeras clases de música y mi contacto con la actividad coral. Este aspecto fue decisivo en mi formación musical ya que a través de ello me decidí a estudiar canto además de piano. Que el canto se convirtiera en mi profesión no estaba previsto cuando comencé, pero después la vida fue decidiendo por mí.P Ante el deshoje de la margarita piano-canto, ¿tomaste tú sola la decisión o te influyó el consejo de alguna persona?R Sinceramente, como acabo de decir, decidió la vida por sí misma. Yo había trabajado en el Conservatorio tanto el canto como el piano, con la misma intensidad. De hecho, obtuve los títulos superiores de ambas especialidades prácticamente a la vez y participaba, dentro del marco de conciertos de estudiantes, tanto tocando (casi siempre acompañando a cantantes) como cantando.Poco a poco me fui dando cuenta de lo que me apasionaba cantar. Un hecho concreto que marcó definitivamente mi dedicación profesional al canto fue cuando me concedieron el Primer Premio en el Concurso Nacional de Juventudes Musicales de España. Luego obtuve premios en varios concursos internacionales, pero este premio supuso un antes y un después. A partir de ese momento concentré todas mis fuerzas en lo que es mi vida actual.P ¿En qué momento te decidiste a continuar tus estudios fuera de España y por qué en Alemania?R Estudiar en Alemania circulaba por mi mente desde bastante antes de terminar mis estudios en Valencia: el repertorio de lied, primero descubierto desde el piano y luego desde el canto, me había cautivado. Para poder hacerle justicia consideraba esencial el dominio del idioma y del estilo y, ¿dónde mejor para aprenderlo que en la cuna de este género?P ¿Cuántos años estuviste en Munich y cómo te fue esa experiencia?R En la Musikhochschule de Munich estuve estudiando postgrado dos años en una Meisterklasse.Los hice estudiando paralelamente las especialidades de Oratorio-Lied y Ópera, lo que supuso un par de años de actividad frenética. Dentro del marco académico alemán son unos estudios organizados con vistas al inicio de la carrera profesional, con lo cual se me permitía y potenciaba mi preparación para participar en concursos, en las primeras experiencias profesionales encima de un escenario, etc.Fueron unos años intensos y me proporcionaron una base muy sólida. El vínculo que establecí con mis profesores sigue con el paso de los años igual de intenso, e incluso tengo actividad profesional con algunos de ellos con cierta regularidad.P Sin embargo tú llegaste a Alemania con una sólida formación vocal; en este sentido, ¿te consideras de la llamada "escuela valenciana"?R Por supuesto que sí. Estoy orgullosísima de que seamos tantos cantantes en activo que hayamos estudiado en Valencia y de que se haya llegado a utilizar el término "escuela valenciana". Me gustaría destacar el gran mérito que en ello tiene mi profesora Ana Luisa Chova. Su esfuerzo, junto con el de otras personas entusiastas, va dando fruto. También cabe destacar la actividad reciente del Taller de Ópera del Palau de la Música de Valencia.P Al llegar a Munich, dónde te encontraste más perdida musicalmente hablando?R Mi formación previa, con títulos superiores de Canto, Piano y Solfeo y Teoría de la Música, era suficientemente completa y mayor, incluso, que la de la muchos de los estudiantes de canto.Lo que obviamente me faltaba eran "tablas". La infraestructura y el apoyo económico destinado a la formación musical en Alemania permite que los estudiantes tengan una actividad constante encima del escenario: ciclos de conciertos continuamente tanto de Lied como de Oratorio, y lo que en Munich es también increíble, la Escuela de Ópera hace producciones durante todo el año en las que el estudiante trabaja realmente en las mismas condiciones que después se encontrará en los teatros profesionales.P A tu juicio y según tu experiencia, lo que realmente importa en la formación de un músico es el sistema o el maestro?R Todo es un proceso absolutamente interactivo. Lo uno no puede funcionar sin lo otro. Obviamente que el profesor es, a mi juicio, lo más decisivo. Pero si a un maravilloso y creativo profesor el sistema no le acompaña su rendimiento se va a ver, sin lugar a dudas, directamente influenciado y, por tanto, el de sus alumnos.P ¿Hablamos de tus comienzos profesionales?R Mis comienzos profesionales se pueden colocar en la época en que estaba estudiando en Munich. Fue la época en la que se fueron combinando las primeras experiencias profesionales con mi participación en concursos. Al estar estudiando en Alemania es lógico que se me abrieran las puertas en ese país. Inmediatamente tras mis estudios en la Hochschule, tuve la maravillosa ocasión de actuar regularmente en la Ópera de Leipzig, un teatro muy reconocido en Alemania. Allí trabajé con un equipo de gente maravillosa que creyó y apostó por mí desde un principio. La colaboración fue estrechísima y fuimos decidiendo poco a poco qué papeles debía cantar y cuándo.Realmente estaré siempre muy agradecida porque esta situación me permitió ir consolidando poco a poco una gran parte de mi repertorio actual. Este hecho, unido a experiencias personales inolvidables que tuve la oportunidad de vivir con el público, fue esencial en el afianzamiento personal y profesional que me abrió las puertas de otros teatros.P Muchos opinan que en Alemania se 'quema' a los cantantes con funciones diarias y roles inadecuados , ¿es esto cierto?R No, no, y rotundamente no. Al contrario, yo más bien diría que el sistema de los teatros alemanes puede ser una escuela maravillosa que te da una seguridad y formación en los primeros años que después te sirve, sin lugar a dudas, para toda la vida profesional.¿Qué más puede desear un cantante joven que esté empezando que tener asegurado con regularidad el estudio de nuevos roles y la experiencia frecuente en un escenario?.Los directores de los teatros hoy en día se alegran cuando llega una voz fresca y bonita y están absolutamente concienciados de que hay que cuidarla. Los contratos se negocian individualmente con cada cantante.P¿Cómo y hacia dónde va evolucionando tu voz?R Mi voz en este momento está claramente definida en el repertorio lírico-ligero donde tanto a nivel vocal como escénico me siento a las mil maravillas. La voz evoluciona, naturalmente, desde el punto de vista técnico y por el proceso natural del paso de los años, pero esto no supone ,en este momento, un cambio de repertorio, sino el afianzamiento del actual durante todavía bastante tiempo.P ¿Te encuentras satisfecha con el repertorio que tu voz te permite abordar, o tienes especial anhelo por algún papel determinado?R Me encuentro, sinceramente, muy feliz. Tengo la oportunidad de abordar personajes preciosos tanto desde el punto de vista musical como dramatúrgico (por citar algunos, Gilda, Susanna, Pamina, Sophie...), un gran repertorio de oratorio y Lied (Bach, Mozart, Schubert, Schumann, Brahms, Strauss...). ¿Qué más quiero?. Naturalmente que hay otro repertorio más lírico que es maravilloso, pero me dedico a disfrutarlo como público sin pretender cantarlo. Pienso que es importante reconocer mis límites.P ¿Ante un ofrecimiento dudoso, a quién pides consejo?R Primero intento analizar el caso yo misma. Cuando algo es 'dudoso', normalmente suelo acabar curándome en salud y no aceptándolo. Pero, si no soy capaz de decidir yo sola, tengo personas de confianza (mis profesores en Valencia y Munich, directores de orquesta, pianistas...) con los que discuto detalladamente todas mis dudas y razones. Si, a pesar de todo, no está claro, acabo intentando escuchar lo que me dice mi corazón. La intuición me ayuda, por lo menos a mí, muchas veces.P¿Tienes algún modelo de cantante?R Tengo muchísimos modelos de cantantes porque considero que de todas las personas se puede aprender algo. Cada cantante tiene seguro una virtud personal y especial de la que poder aprender alguna cosa nueva.P¿Qué música escuchas para deleite propio?R De todo tipo. Cada música tiene su momento y lugar, según el estado de ánimo. Esto es siempre lo que me inclina a escuchar algo en concreto. Soy una gran apasionada de la música de cámara pero también hay momentos en los que me apetece escuchar, por ejemplo, jazz latino. Prefiero las actuaciones en vivo a las grabaciones.P En España aún estamos a 'años luz' en ciertos aspectos, por ejemplo: repertoristas. Pianistas hay muchos, pero especialistas en repertorio vocal se pueden contar con los dedos de una mano. ¿Qué le pides tú a un repertorista?R Este aspecto es normal, si tenemos en cuenta que hasta no hace mucho tiempo no había prácticamente una temporada estable de ópera mas que en un par de ciudades españolas. Por suerte la situación está cambiando y esto crea también más necesidades y al mismo tiempo nuevas inquietudes en los estudiantes de piano. ¿Cómo podemos pretender que un pianista decida dedicarse a ser repertorista vocal si no ha tenido nunca la oportunidad de ir a una función de ópera?. Estoy segura que dentro de muy poco habrá una nueva generación de buenos pianistas repertoristas. Por otra parte, contestando concretamente a tu pregunta, un buen repertorista debe conocer perfectamente la partitura de la ópera. Esto incluye todos los papeles y la parte de orquesta, (para poder darte indicaciones durante el trabajo acerca de la orquestación que te acompaña en todo momento), el estilo, el idioma y lo que también es esencial es que favorezca tu propia creatividad para que consigas hacer no solo una interpretación correcta del personaje sino a la vez absolutamente propia. Si además tiene un cierto conocimiento de técnica vocal es el complemento ideal.P¿Cómo es un día de trabajo de la vida de Ofelia Sala?R Es muy variado. A pesar de tener, por supuesto, un plan general, grosso modo de lo que quiero conseguir en una época determinada, cada día es de otra manera. Los días en que hay una actuación procuro que sean bastante tranquilos y me concentro solamente en lo que tengo que cantar ese día y en mí misma.En las fases de ensayos es el teatro obviamente, quién decide lo que haces y cuándo. Como no hay horario fijo el resto del día lo subordinas al plan de trabajo.Las épocas de estudio procuro ser disciplinada y cumplir un cierto horario para tener regularidad y hacer progresos en los objetivos marcados.También surgen de vez en cuando las fases que haces todo a la vez y lo mejor es tener vacaciones después.P¿Y un día de relax?R A mí lo que más me ayuda a relajarme es dormir lo suficiente. Una vez he descansado bien son muchísimas y variadas las actividades que puedo realizar en un día que he decidido tomarme libre: encontrarme con amigos, leer, dar un bonito paseo; vamos nada especial, lo que hace todo el mundo.P Aunque no es la primera vez que pisas el escenario de la Scala, ¿Cómo ha sido la experiencia con Muti?R El hecho de cantar en la Scala, hagas lo que hagas, es un sueño, y a la vez una gran responsabilidad, por supuesto, si piensas las grandes personalidades que han pisado ese escenario.Si además tienes delante a un maestro de un carisma y una profesionalidad tan inmensa como es el caso de Riccardo Muti, el sueño es todavía mayor. Al principio te impone, por supuesto: trabajas con uno de los mejores directores del mundo. Esta primera sensación desaparece pronto y se convierte en un apasionante e intenso trabajo conjunto.P Cuéntame algo de esta temporada y de tus proyectos más inmediatos.R Esta temporada está siendo muy intensa e interesante. He tenido la oportunidad de interpretar importantes roles de mi repertorio en la Deutsche Oper de Berlín: Pamina, Susanna, Zerlina, Sophie y Gilda. Además he participado en una producción de La Flauta Mágica en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, en la recuperación de La Fattucchiera en el Liceo y en El Caballero de la Rosa en Sttutgart.Como proyectos inmediatos estoy a punto de marcharme a Seul a cantar Le nozze de Figaro y en cuanto vuelva comienzan los ensayos de la nueva producción de Saint François d'Assise de Olivier Messiaen cuyo estreno en Berlín se realizará en la Deutsche Oper el próximo 29 de junio y en el que interpretaré el rol de l'Ange.Después de esta producción viene una época muy mozartiana que incluye La Flauta Mágica en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona y en De Nederlandse Opera en Amsterdam, así como una nueva producción en este mismo teatro de La Clemenza di Tito.A nivel de concierto, entre los más inmediatos, cabe destacar los previstos con la orquesta del Bayerischer Rundfunk de Munich y en el Wigmore Hall de Londres, ambos el próximo mes de noviembre.P Ópera o recital?R Escogiendo adecuadamente el repertorio, me encuentro a gusto en ambos estilos. La ópera es un espectáculo grandioso desde el punto de vista musical y teatral, y en el recital la atmósfera comunicativa es más intima.P Si pudieras retroceder en el tiempo, ¿volverías a ser cantante?R Sin lugar a dudas, sí. Soy una persona totalmente enamorada de mi profesión. Aunque a veces sea dura, las compensaciones pueden ser también muy grandes.P Dales algún consejo (aunque tú seas muy joven) a los jóvenes cantantes que empiezan sus carreras profesionales.R Para dar consejos no me siento realmente capacitada, más bien puedo hacer alguna reflexión que, quién sabe, quizás aporte algo.En esta profesión, según mi opinión, no hay un camino igual para todo el mundo. Cada uno ha de ir haciendo el suyo propio, que dependerá de las oportunidades que le vayan surgiendo. Lo que es realmente esencial es estudiar y estar bien preparado para aprovechar la primera oportunidad que surja y de allí empezar a trazar 'su camino'.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.