Entrevistas

Contrabajistas cubanos por el mundo

Carola Lozano Ferrer: La familia y la profesión son para siempre

Antonio Gómez Sotolongo
martes, 29 de noviembre de 2022
Carola Lozano Ferrer © by Carola Lozano Carola Lozano Ferrer © by Carola Lozano
0,000355

En Cuba, la maestra Carola Lozano fue la primera mujer que se graduó de contrabajista en la Escuela Nacional de Arte (ENA) y en el Instituto Superior de Arte (ISA), y fue la primera mujer que integró la fila de los contrabajos en la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba (OSN). Desde 1994 reside en Córdoba, España, donde ha ejercido su profesión tocando y dando clases del más grande de los instrumentos de la familia de los violines. He tenido el placer de conversar con ella acerca de su larga y fructífera carrera como músico, y como madre, esposa y abuela de una familia de músicos que ha echado raíces profundas en una de las ciudades de más larga historia en la Península Ibérica, y esto es lo que me ha dicho:

¿De mis primeros estudios de música? Pues cuando yo tenía 11 años comencé a tomar clases de piano con la profesora Regina Vergara en la escuela Alejandro García Caturla, en La Habana, donde hice los cuatro cursos del nivel elemental. Durante el último, yo tomaba las clases de 3º de Secundaria en otro conservatorio, en el Amadeo Roldán, y allí, unas alumnas que habían integrado un grupo musical, me entusiasmaron para que estudiara el contrabajo porque no tenían quien lo tocara, y, aunque nunca llegué a formar parte de aquel ensamble, lo cierto es que comenzó a llamarme la atención el instrumento, y fue mi opción cuando decidí estudiar en la ENA, donde después de aprobar el examen de ingreso que me hizo el maestro Orestes Urfé, formé parte de los alumnos de su clase y cursé con él los estudios de Grado Profesional y parte de los de Grado Superior en el ISA.

¿Cuándo llegué a España? Bueno... creo que debo ir atrás para que comprendas... Cuando me gradué de la ENA, en 1973, ingresé en la OSN. En 1972, siendo estudiante de la ENA me casé con quien desde entonces he formado una familia. En 1973 ambos éramos miembros de la OSN, donde estuvimos por casi veinte años. En 1992 mi esposo fue contratado para integrar la recién formada Orquesta de Córdoba, que dirigió desde entonces y durante 10 años el maestro Leo Brouwer. En 1994, vine a España integrando la OSN en su segunda gira por España, y en esa ocasión, y sabiendo que el contrato de mi esposo se extendería por más tiempo, decidí que era más importante para nuestra familia reunirnos en esta ciudad de Andalucía.

Aquí, durante más de veinte años, he participado en conciertos con la Orquesta de Córdoba, he sido miembro de la Orquesta de Cámara «Malibrán», integrada solo por mujeres, y desde hace 20 años soy profesora de contrabajo, Música de Cámara y Literatura del contrabajo en los Conservatorios de Grados Básico y Profesional de la Junta de Andalucía.

¿Malibrán? Pues te cuento. Al llegar a Córdoba en el 94, después de tocar en algunos conciertos con la Sinfónica de esta ciudad y con otras orquestas, me encontré con algunas intérpretes conocidas que tenían los mismos deseos que yo de hacer música de cámara, y entonces decidimos crear una Orquesta de cuerdas, a la que llamamos «Malibrán» ... ¿por qué Malibrán? Pues por la mítica cantante franco-española. En sus inicios tuvimos el apoyo de las instituciones de la ciudad y realizamos conciertos en diferentes actos, iglesias, pequeñas salas de conciertos en diferentes ciudades de Andalucía y en Madrid, y en los programas incluíamos obras originales del repertorio internacional, obras de compositores andaluces y arreglos para cuerdas. La Orquesta «Malibrán», al estar integrada solo por mujeres llamó la atención del Canal 2 de Televisión Española y nos hicieron un programa divulgativo. Hemos sido casi siempre siete u ocho músicos, pero lamentablemente, por el hecho de no coincidir los horarios de ensayos, después de 5 años, tuvimos que dejar de realizar conciertos... Tony, y como dato curioso te diré que siempre que hacíamos un bis con la «Malibrán», tocábamos La Bella Cubana… y a la gente le encantaba. Esa obra tiene un agarre especial.

¿Mis clases y mis alumnos de contrabajo? En cuanto a esto creo necesario hacerte un comentario sobre la enseñanza de la música por aquí… Los Conservatorios imparten las enseñanzas Básica, que son cuatro cursos, y la Profesional que son seis, generalmente en el mismo centro, aunque en algunos pueblos solo se imparte solamente Básicas. Los profesores pueden ser funcionarios, es decir, con plaza fija, o interinos como lo he sido yo, que aunque tenemos trabajo siempre, éste es a veces en un lugar diferente dentro de Andalucía.

En mi caso, durante estos 20 años, he estado en 8 centros distintos, en alguna ocasión en cursos continuos, y esto hace que los alumnos no tengan la continuidad necesaria para los objetivos deseados. En mi caso, he podido graduar a cinco alumnos, a los cuales sólo les di clases en el último curso y desde luego no son el resultado de mi único trabajo. Otro aspecto real es que más del 90% de los alumnos no continúan los estudios de Grado Superior ni se dedican a la música, y por lo general ingresan en la universidad para otra carrera. Como dato curioso, te cuento que tuve un alumno, David Santos Luque, en 1º de Básica, y al cabo del tiempo, en 6º de Profesional, se graduó conmigo, un caso que te dice las vueltas que da el aprendizaje en este sistema de enseñanza. Desde luego, los alumnos más interesados y con apoyo de la familia, desde el inicio buscan un profesor particular y mantienen la estabilidad.

¿Sobre técnicas y métodos? Bueno, con los pequeños, que son la mayoría y empiezan con 9 años, utilizo el Método Contrabajo Exprés, del maestro español Diego Tejedor, porque está en español y contiene piezas conocidas por los niños aquí. Este Método se ocupa de enseñar solo la primera posición, así que con los que pueden completarlo uso a continuación desde el segundo tomo de All For String hasta el IV, que cubre de la segunda a la quinta posición que es donde terminan los que pasan de nivel en una prueba de acceso al Profesional.

Cuando están en este nivel continúo con el Método de Simandl y los 86 estudios de Hrabé; además de eso, en las Programaciones hay una relación de Métodos, estudios y piezas para que cada profesor decida dentro de lo relacionado. En cuanto al arco, el más usado es el alemán debido a la influencia que dejó Streicher cuando fuera profesor en Madrid, en general tocan sentados, por si logran integrar después una orquesta, y la digitación la enseño como la aprendimos (1/2/4).

En cuanto al arco, se dice que con el francés se consigue mejor fraseo y musicalidad y con el alemán mejor cantidad de sonido y facilidad para emitirlo, pero yo he escuchado muy buenos intérpretes de ambas técnicas consiguiendo tanto calidad como cantidad de sonido, así que ahí lo dejo.

¿Y mi familia española? Pues con el tiempo, nuestros hijos, nacidos en Cuba y músicos también, vinieron a reunirse con nosotros, así que al cabo de 27 años en esta ciudad, hemos visto crecer la familia con los nietos, que es lo más hermoso y tierno que nos ha podido suceder, así que como ves, he llegado a una etapa de mi vida laboral que ha sido reconocida, desde el pasado 29 de marzo cuando cumplí los 70, con una jubilación que me coloca en una nueva etapa de mi vida.

¿Y el contrabajo? Pues tú lo sabes, la familia y la profesión son para siempre.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.