Italia

Las servidumbres de un festival

Jorge Binaghi
martes, 29 de noviembre de 2022
Falaschi, Chiara e Serafina © 2022 by Gianfranco Rota Falaschi, Chiara e Serafina © 2022 by Gianfranco Rota
Bérgamo, sábado, 19 de noviembre de 2022. Teatro Sociale. Chiara e Serafina, Milán, Teatro alla Scala, 26 de octubre de 1822. Libreto de F. Romani y música de G. Donizetti. Dirección escénica, escenografía y vestuario: Gianluca Falaschi. Coreografía: Andrea Pizzalis. Iluminación: Emanuele Agliati. Intérpretes: Giuseppe De Luca (Don Meschino), Fan Zhou (Serafina), Greta Doveri (Chiara), Hyun-Seo Davide Park (Don Ramiro), Sung-Hwan Damien Park (Picaro), Valentina Pluzhnikova (Lisetta), Mara Gaudenzi (Agnese), y otros. Orquesta Gli Originali y coro de la Academia del Teatro alla Scala (Maestro de coro: Salvo Sgrò). Director: Sesto Quatrini
0,0005089

Ciertamente todo festival que se precie (hoy no parece haber muchos que lo recuerden), y más si es monográfico (dedicado a un tema o a un autor) tiene el deber y la función de presentar no sólo obras maestras consagradas sino otras que pueden ser interesantes o que han sido olvidadas. En el caso de Donizetti con sus setenta títulos eso es aún más necesario. Y naturalmente no todas son perlas raras.

La curiosidad de esta primera edición crítica de Chiara e Serafina era, que después de unas diez funciones en la temporada de su estreno en la Scala, desapareció por dos siglos. Me temo que luego de estas tres (o cuatro si se considera el ensayo general con público) volverá a dormir para siempre. No es que sea mala, sino soberanamente aburrida, en particular el más que soporífero y eterno primer acto (una hora cuarenta que pesa como tres o cuatro). El segundo es mejor y bastante más corto, pero cuando termina uno se queda con la duda de para qué empezó.

Todos los atenuantes son ciertos: Romani entregó muy tarde su libreto, era la primera comisión de la Scala, el autor trató de hacer algo ‘especial’. Pero en mi recuerdo, y aunque no he visto ni la mitad de los títulos, un Donizetti puede ser regular, convencional, `malo’ (o sea lo que otros quisieran haber escrito una vez en su vida, para aclarar las cosas), pero nunca demasiado largo ni, peor, aburrido. Bueno, aquí está.

También es verdad que pocas óperas semiserias se salvan hoy, sean de quien sean, pero, por ejemplo, sin salir del autor, Linda de Chamounix (que también en algún aspecto es larga y/o reiterativa) es bien interesante y, en comparación con este título, una obra maestra absoluta. 

Aunque algún número aislado está ‘bien’ (en el segundo acto las respectivas arias de las protagonistas) no deja verdadera huella, y lo peor es que muchas veces lo que parece una buena idea se arruina por pasarse del final … o de rosca. Lo cómico nunca lo es tal, lo serio tampoco. No hay un personaje interesante aunque sea sólo un ‘tipo’ (lo que más se acerca, pero tal vez sea por la puesta en escena o la intérprete, es el rol secundario de Lisetta). El argumento es rocambolesco y no vale la pena contarlo (de todos modos nunca he creído que una reseña tenga como objetivo contar la trama de una obra). Baste saber que como subtítulo lleva ‘Il pirata’.

‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.

El espectáculo inventado por Falaschi pretende ser irónico, con un coro que se comporta como más propio de un musical y vestido en manera ‘bufa’. También varios de los personajes, y no sólo el dichoso ‘Picaro’, que no lo es tanto y que cuando se arrepiente de sus picardías resulta todavía peor, aparecen deliberadamente exagerados, pero realmente no sabría decir si el espectáculo me gustó o no. No hay materia sobre la que construir algo bueno o malo y se hace lo que se puede. Voluntad hay mucha.

Luego si se enferma el protagonista (Pietro Spagnoli) a última hora y lo sustituye uno de los cantantes que participan y son miembros de la Academia de perfeccionamiento de la Scala se ve que no es claramente el mejor día para asistir, pero es el que uno tiene, y para colmo el del estreno ‘oficial’. El joven cantante que se encarga de Don Meschino es Giuseppe De Luca (un nombre ilustre entre los barítonos ‘históricos’, pero al parecer no más que una casualidad), correcto y punto. Imagino el apuro que habrá pasado cuando sólo debía hacer un papel menor. Tiene el mérito de haber salvado la función y de no haber hecho nada mal.

‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.

Las dos intérpretes del título tienen posibilidades reales y personalmente -por una cuestión de timbre- prefiero ligeramente a Doveri (Chiara) sobre Zhou (Serafina) aunque es cierto que un italiano tiene de entrada una ventaja sobre colegas orientales que aquí no es sólo una.

Tenor y barítono (o bajobarítono) tiene también sus roles importantes y no son malos, sólo desteñidos, y en este caso habría hecho falta lo contrario (Don Ramiro y Picaro respectivamente, no vuelvo a escribir los nombres porque son largos).

Personalidad en cambio (le sobra) y buen canto (le alcanza) a la mencionada Lisetta de Pluzhnikova, y los demás están también bien. Del coro ya he hablado.

‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.‘Chiara e Serafina’ de Donizetti. Dirección escénica de Gianluca Falaschi. Dirección musical de Sesto Quatrini. Bérgamo, Teatro Sociale, noviembre de 2022. Festival Donizetti 2022. © 2022 by Gianfranco Rota.

Probablemente, y pese a que Gli Originali (por los instrumentos de época) no son una formación extraordinaria, sin la dirección de Quatrini las cosas habrían salido mucho peor. Intentó darle un sentido a lo que no lo tiene, concertó bien, cuidó a los cantantes y se ocupó de la orquesta. Y por una entrevista que he leído es una persona inteligente y que tiene las cosas claras; lo he visto en Martina Franca, también en condiciones poco ideales, y creo que crece constantemente. Ciertamente no iré a Lituania, donde es director musical, pero espero con interés verlo en un título de veras importante y que le haya sido confiado, como éste, desde el principio.

El bellísimo Teatro Sociale en la bellísima Bergamo Alta (o Ciudad Vieja) estaba lleno y el público se mostró comprensivo y atento, si no precisamente encantado.

El Festival ha cumplido con su deber, y hay que agradecérselo. Por mi parte, creo que aquí me he despedido para siempre de Chiara e Serafina

P.S.: Por razones de calendario no pude ver el 'gran' título del Festival de este año, La favorite en completísima versión francesa, muy alabada por colegas y conocidos. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.