Estados Unidos

Lucia en Washington

Ramón Jacques

martes, 22 de octubre de 2002
Washington D.C, sábado, 5 de octubre de 2002. Kennedy Center. ‘Lucia di Lammermoor’ opera en tres actos de Gaetano Donizetti. Jorge Lagunes (Enrico), Josep Bros (Edgardo), Elizabeth Futral (Lucia), Stephen Morsheck (Raimondo), Keri Akelma (Alisa), Corey Evanz Rotz (Arturo). Director musical: Emmanuel Villaume. Director de escena: Marthe Keller. Diseno de escena: James Noone. Vestuario: Jess Goldstein. Iluminacion: Kevin Adams. Orquesta del Teatro de Opera Kennedy Center y Coro de la Opera de Washington.
---
La Opera de Washington inauguro su curso 2002-2003, escenificando la celebre opera belcantista de Donizetti, Lucia di Lammermoor, opera que guarda un lugar especial en la carrera del compositor, en la historia operística y ciertamente en el gusto de los amantes del genero. Diversos comentarios coinciden en afirmar que al escribir Lucia, Donizetti se consolidó como el gran compositor de operas serias que fue, con una sólida y perfecta técnica. Desde un principio, su respuesta a las situaciones por las que atravesaban los personajes en sus obras fue especifica, animada y apasionada. De tal forma que los éxitos que comenzó a cosechar como compositor, provocaron que importantes teatros europeos crearan una rivalidad directa entre el y Bellini, presentando las operas nuevas de ambos compositores, de manera simultanea y repartos prácticamente idénticos; como ocurrió en 1832 cuando La Scala de Milán escenificó Norma de Bellini y Ugo, Conte di Parigi de Donizetti; y en 1835 en el Theatre-Italien de Paris, que puso a competir I Puritani con Marina i Faliero. En cada ocasión, Bellini presumió siempre de haber obtenido mas éxito que Donizetti, sin embargo, pocos imaginan que Lucia di Lammermoor fue escrita como un tributo a Bellini, compositor y colega al que Donizetti siempre admiró, y que murió solo tres días antes del estreno de la opera en Nápoles. La función que nos ocupa, se realizo con los escenarios diseñados por James Noone, que ambientan la acción de la opera en un bosque y castillo escocés, y con el uso de efectos climatológicos como: lluvia, truenos, nieve y niebla, crean una atmósfera acogedora y visualmente atractiva. La dirección escénica de Marthe Keller, fue apegada al libreto con algunos detalles novedosos como en la escena de la fuente donde los enamorados sentados uno en cada extremo se envían olas de un lado al otro durante, el dueto “Verrano a te’, y otros no tanto, como la absurda coreografía del coro durante la escena de la boda. El reparto conformado para la ocasión, fue encabezado por la soprano Elizabeth Futral quien ofreció una creíble y vulnerable Lucia de clara emisión vocal y un manejo flexible y virtuoso de la coloratura, particularmente en su escena de locura. En su debut local el tenor Jose Bros, caracterizo perfectamente al personaje de Edgardo y saco provecho, de principio a fin, de las posibilidades que le da la partitura para exhibir su calido timbre lírico y elegante línea de canto. Por su parte, el barítono mexicano Jorge Lagunes dio vida a un enérgico y manipulador Enrico, con su amplia voz y notables medios vocales. El resto de cantantes, incluyo al bajo Stephen Morsheck como Raimondo, y al sorprendente Arturo del tenor Corey Evanz Rotz. Cabe destacar, que el sexteto fue interpretado de manera esplendida por la compañía de canto, y en una practica poco habitual en este escenario, fue repetido por segunda ocasión. En el podio, el maestro Emmanuel Villaume tuvo un desempeñó correcto y con tiempos ágiles, al frente de la orquesta.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.