Discos

Un disco escaparate

Nipper Larrañaga
lunes, 30 de octubre de 2023
void void
Atlantic Waters. Fernando Buide, Pasaxes. Juan Durán, Pórtico da Illa de Monteagudo. Octavio Vázquez, Viúvas de vivos e mortos. Eduardo Soutullo, Jobs and Gates at dawn (and other ucronias). Raquel Lojendio, soprano. Alba Barreiro, arpa. Cristina Pato, gaitas. Real Filharmonía de Galicia. Paul Daniel, director. Un disco compacto de 69 minutos grabado durante los meses de junio de 2017 y julio de 2018 en el Auditorio de Galicia en Santiago de Compostela. Pablo Barreiro, ingeniero de sonido, mezclas, y masterización. Producción de la Real Filharmonía de Galicia - Consorcio de Santiago. Odradek Records, 2021. ODRCD424
0,0008471

No creo que el consumo de agua del Océano Atlántico marque carácter, a pesar de que, debido a la climatología de Galicia -y resto de Europa bañada por el Atlántico- y el fuerte oleaje, se traga mucha agua bañándose en este océano. En cualquier caso, se puede presuponer que casi todos los participantes en este disco -incluidos los músicos de la Real Filharmonía de Galicia- han sido bañados por el Atlántico en un momento u otro.   

Sin duda lo ha sido el santiagués Fernando Buide (1980) formado musicalmente en Santiago, Oviedo y EEUU (Universidades Carnegie Mellon de Pittsburgh y Yale). Pasaxes es una obra bastante extensa -unos 23 minutos- compuesta en 2016 por encargo de la AEOS (Asociación Española de Orquestas Sinfónicas) y la Fundación Sgae, que fue estrenada en el Auditorio de Galicia en Santiago de Compostela, en el concierto inaugural de la temporada 2016-17 de la Real Filharmonía de Galicia, dirigida por Paul Daniel y con la soprano Isabella Gaudí como solista (en cambio en la grabación la soprano seleccionada ha sido Raquel Lojendio)

Pasaxes, que utiliza textos del poeta gallego Gonzalo Hermo (Taragoña, 1987) en el primer movimiento y del poeta inglés Edward Thomas (1878-1917) en el tercero, quedando el segundo como un comentario orquestal del poema iniciales ya una obra madura de Buide, si bien en algún momento me ha parecido un poco rígida, sobre todo en comparación con obras posteriores que he escuchado de Buide, donde el desarrollo melódico es más flexible. El comienzo de Pasaxes, estableciendo el ambiente, es muy atractivo, pero con la entrada de la voz de Lojendio aparece esa ligera 'dureza' en el fraseo, como si la voz no se expresara a gusto. El texto se entiende bien, tanto en gallego como en inglés (curiosamente está mejor lograda la unión texto-música en los versos de Thomas), pero se tiende a la declamación, mientras en la segunda parte, meramente orquestal, vuelve el ritmo fluido e incluso algunos juegos rítmicos atractivos. 

Mucha agua ha debido tragar también el vigués -aunque establecido en A Coruña- Juan Durán (1960), cuyo Pórtico da Illa de Monteagudo (2014), una obertura para arpa y orquesta, se estrenó en el marco de un espectáculo audiovisual, O canto das Illas (2015), destinado a reforzar la candidatura de las Islas Cíes como Patrimonio de la Humanidad (nombramiento que aún no han conseguido). El estreno estuvo a cargo de la Orquestra Sinfónica Vigo 430 dirigida por Piero Lombardi y con la arpista Alba Barreiro (Vigo, 1988) como solista, papel que repite en esta grabación. 

El comienzo de la obra, que homenajea a la más norteña de las Islas Cíes, es muy cinematográfico, y aunque luego la entrada del arpa de Barreiro cambia un poco el carácter, es básicamente una obra que cumple su objetivo como banda sonora, incluyendo guiños a estilemas del género marítimo (películas de piratas y descubridores, épica marítima, etc.). Se escucha muy agradablemente ... y también se olvida pronto, aunque sospecho que como acompañamiento del espectáculo O canto das Illas (yo no lo he visto), y no como obra de concierto, debe funcionar muy bien. 

Octavio Vázquez (Santiago de Compostela, 1972), criado en Lugo y graduado en el Conservatorio Superior de Madrid, en el Peabody Institute de Baltimore, y doctorado en la University of Maryland, es de 'tierra adentro', lo que en Galicia significa que el mar puede llegar a estar ¡incluso a 80 km. de distancia! (excepto si vives en los Ancares, Manzaneda o algunas montañas más, donde el Atlántico queda bastante más lejos, pero vive poca gente). Sin embargo el mar está muy presente en sus Viúvas de vivos e mortos (2014), ya que el mar fue el principal camino de emigración desde Galicia en el siglo XIX y primeras décadas del XX, creando así esa multitud de 'viúdas de vivos y muertos' (el término fue acuñado por la poetisa Rosalía de Castro, en su libro V de Follas Novas), de mujeres que vivían años y décadas en soledad, sacando adelante familias y explotaciones agrarias, ignorando incluso en muchos casos la suerte de ese marido que 'se fue a América' y del que apenas llegaban noticias. 

Viúvas de vivos e mortos, o Widows of the Living and of the Dead for Gaita and Orchestra, es una obra concertante para gaita y orquesta encargada por la gaiteira Cristina Pato (Ourense, 1980) y New Music USA, y estrenada por ella y la Real Filharmonía de Galicia, dirigida por Paul Daniel, el 2 de junio de 2016 en el Auditorio de Galicia, cerrando la temporada 2015-16 de abono de la orquesta, aunque ya en 2015 la tercera parte de la obra, Elas, se había estrenado en Detroit y trasmitida por televisión. La obra está dividida en tres secciones -Mulher, Moderato y Elas- y se desarrolla a lo largo de casi veinte minutos de duración. 

Los referentes de Octavio Vázquez son la música soviética y la música norteamericana de la Costa Este, desde Copland hasta Osvaldo Golijov (La Plata, Argentina, 1960), profesor de Cristina Pato, quien sin duda participó en la concepción de estas Viúvas de vivos e mortos desde su experiencia como gaiteira en Galicia y sobre todo en el Silk Road Ensemble de Yo-Yo Ma. Cuando se juntan compositor e intérprete dedicatario de una obra los resultados suelen ser muy superiores y así ocurre también en esta ocasión. Viúvas de vivos e mortos me parece la obra más interesante del disco, tanto por los elementos más aparentes, el virtuosismo de Cristina Pato o la integración de melodías que son o parecen tradicionales, como por la inteligente integración de la gaita en la orquesta, un instrumento nada fácil, ya que no permite modulaciones y para 'fingir' que existen Vázquez 'manipula' a la orquesta y la hace sonar como si existieran las gaitas modulantes.  

La última pieza de este disco es de Eduardo Soutullo (1968), reciente Premio Nacional de Música (aunque la motivación para premiarlo parece haber sido un error, ya que se indicaba que se destacaba como muestra del "unánime reconocimiento internacional de su música, especialmente su producción orquestal [...] el estreno en 2022 en San Petersburgo de su cantata El lamento de los girasoles" que en realidad sólo fue interpretada en el marco de un concurso de composición, el 'Andrei Petrov', no especialmente destacado y al que se presentan casi exclusivamente compositores rusos, en el que Soutullo obtuvo un tercer premio). 

Su Jobs and Gates at dawn (and other ucronias (2016), de unos 14 minutos de duración, obtuvo en 2018 dos galardones: el primer premio en el VII Concurso Internacional de Composición New Note (Croacia) y el de finalista en el Concurso de Composición del Festival de Música Nueva 'Red Note' (EEUU). A pesar de estos premios, la obra no me gustó demasiado, y mientras los tres primeros compositores de este disco conocen bien la orquesta, son competentes instrumentadores y tienen un discurso personal y coherente, Soutullo parece más bien un 'diletante': Jobs and Gates at dawn (and other ucronias) me resultó una especie de colcha de patchwork no muy bien ideada ni realizada, una colección de retales de obras ajenas con claras carencias en la orquestación. 

En resumen, lo más interesante de este disco es que se trata de un 'disco escaparate' -en el mejor sentido de la palabra- cuyo objetivo es demostrar la gran ductilidad y competencia de la Real Filharmonía de Galicia, su alto grado de entendimiento con Paul Daniel -director de la RFG entre 2013 y 2022 y en buena medida 'ideólogo' de este disco, que salió al mercado coincidiendo con el 25 aniversario de la RFG- y además es un muestrario de diversas corrientes de la composición gallega, lo cual es una saludable muestra de la falta de prejuicios estéticos de Daniel. 

O por citar al propio Paul Daniel en el libreto del disco: “Siempre me ha fascinado la variedad y la brillantez de la música orquestal gallega: con las obras de este álbum he encontrado la oportunidad de reunir a cuatro de los compositores más importantes de Galicia, que escriben de forma prolífica y con tanta confianza, y con personalidades musicales tan diferentes. Es una forma de celebrar la enorme variedad y fuerza de la música orquestal gallega contemporánea. Galicia es una tierra llena de sorpresas, de contrastes, de elegancia y de fuerza: estos cuatro compositores captan esa belleza y esa fuerza, la fuerza de la tierra, la fascinante elegancia de la poesía”.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.