Reportajes

Nicholas Cook. La eminencia musicológica en Barcelona

Francesc Borràs

lunes, 23 de diciembre de 2002
---
Invitado por la ESMUC (Escola Superior de Música de Catalunya), Nicholas Cook, reconocida eminencia en el campo del análisis musical y de la musicología, impartió en este centro un seminario titulado Análisis en acción. La presencia del profesor Cook en Barcelona resulta un hecho insólito y extraordinario.A manera de prólogo, el curso se inició el lunes día 9 con la presentación y posterior mesa redonda del libro de Cook Music. A very short introduction (traducido al castellano como De Madonna al canto gregoriano por Alianza Editorial). También se contó con la presencia de Luís Gago, traductor del libro al castellano. De la primera sesión lamentar que en la misma sala de actos dónde se realizaba el seminario había programado un concierto por lo que el acto se tuvo que interrumpir durante más de una hora. De esta manera, el seminario se inició con una demasiado breve exposición a cargo de los invitados, seguida del concierto y, posteriormente, se retomó la sesión con una mesa redonda sobre el libro. De la primera parte destacar las interesantes observaciones de Gago sobre la dificultad que representa traducir un libro de estas características, como también la problemática que el título comportó (y los criterios que la editorial finalmente adoptó en el momento de publicarlo). En la mesa redonda no se produjo el diálogo esperado entre el auditorio y el autor; posiblemente debido a la desafortunada fragmentación de la sesión así como al elevado escenario desde dónde los conferenciantes se dirigía al público.El seminario propiamente dicho se desarrolló en los tres días siguientes. Cook propuso tres temas relacionados con distintos aspectos del análisis musical: el papel del análisis para el intérprete; las posibilidades que las nuevas técnicas ofrecen (por ejemplo, el análisis de grabaciones); y, finalmente, la relación que se establece entre compositor, análisis y intérprete.Las sesiones, de tres horas de duración, se dividieron en dos partes: en la primera, Cook presentaba el tema propuesto y, posteriormente, dos ejemplos servían para ilustrarlo y profundizar en lo que se había expuesto. La mayor parte de ejemplos pertenecían a artículos ya publicados del autor. De ahí que, más que el artículo que Cook leía, lo que realmente resultó interesante fueron las observaciones que él mismo hizo, así como el diálogo que al final de sus intervenciones se estableció con el auditorio (sobre todo el último día).Quizás, sin entrar estrictamente en el contenido de la materia tratada, destacar su propia evolución como analista en la que ha pasado de considerar el análisis como medio para llegar a la “verdad del objeto musical” al análisis de la “percepción del hecho musical”.En este sentido subrayar, sin esconder un punto de envidia, las interesantes investigaciones que se realizan en las universidades británicas y americanas, que nos recuerdan la distancia abismal que nos separa de estos centros educativos. Esto, sin mencionar la gran cantidad de revistas y publicaciones especializadas en el tema.Creo que resultaría pretencioso por mi parte cuestionar cualquier aspecto del contenido del curso. De todas formas, en un seminario en el que se trata el análisis en relación a las diferentes personas que intervienen en el hecho musical, he echado en falta el papel que representa el análisis como fuente de conocimiento para el compositor.La infraestructura técnica y logística que la ESMUC dispuso para el correcto funcionamiento del curso fue gratamente satisfactoria. Destacar la posibilidad de seguir y intervenir en el seminario en los tres idiomas en los que éste se desarrollaba (catalán, castellano e inglés) gracias a un servicio de traducción simultánea (de todos modos, posiblemente porque Cook hablaba muy rápido y porque el vocabulario específicamente musical era muy técnico y nada fácil de traducir, muchos asistentes prefirieron no utilizarlo). También podemos resaltar la intervención de alumnos de instrumento de la escuela en la sesión del martes día 10, en la que interpretaron los ejemplos planteados por Cook. Un aspecto a mejorar, fue la falta de puntualidad en el momento de iniciar las sesiones (aún más tratándose de un invitado inglés que quince minutos antes de la hora anunciada ya se encontraba en su sitio de conferenciante). Para facilitar una mayor presencia de alumnos al curso, se podría haber intentado evitar la coincidencia de éste con otras actividades destacadas del centro (como, por ejemplo, el seminario del reconocido compositor H. Lachenmann el martes día 12).Más allá de las consideraciones propias del seminario, la presencia del profesor Cook en la ESMUC me sugiere reflexiones contradictorias. De entrada, la presencia de una personalidad como la de Nicholas Cook entre nosotros debe ser entendida como muy positiva. Por otro lado, tengo la sensación que en relación a la educación musical en Cataluña se está empezando la casa por el tejado. La presencia prácticamente constante de grandes personalidades en la ESMUC me hace pensar no en un elaborado planteamiento pedagógico como en una política para convertir rápidamente la escuela en un centro de renombre y prestigio. Ojalá me equivoque, pero se ha pasado de un extremo al otro con una gran rapidez. Dos años de funcionamiento de la ESMUC no pueden suplir el retraso de décadas en la educación musical de nuestro país. Haciendo un símil, una lluvia torrencial no puede suplir años de sequía, sino que se necesita que llueva poco a poco para que se vayan sazonando los campos y estos se conviertan en fértiles y puedan dar frutos. Otro aspecto a tener en cuenta de la actual política musical es que un centro superior de estudios musicales tiene que alimentarse de los músicos que provienen de los ciclos anteriores: elemental y medio. Y nos preguntamos: ¿como están funcionando los centros dónde se imparten estos grados? ¿qué recursos se destinan?De todos modos, estos pensamientos no pueden ensombrecer lo que en sí es un hecho excepcional: la presencia de Nicholas Cook en un centro superior de enseñanza musical de Cataluña.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.