Obituario

Un tributo a Igor Kipnis

Calimerio Soares (1944-2011)

viernes, 24 de enero de 2003
---
La moderna tecnología viene propiciando innumerables ventajas a los seres humanos, siendo que entre esas, el adviento de la Internet. El correo electrónico (E-mail), con sus muchas listas de discusión, es una verdadera invitación al debate sobre los más variados temas o asuntos en los más diferentes campos del conocimiento humano.Fue a través de una de esas listas de discusión en la Internet que llegué a relacionarme con el grande músico Igor Kipnis, fallecido en comienzos del año 2002, a los 71 años de edad.Esa ‘amistad virtual' fue creciendo poco a poco, hasta que surgió la oportunidad para que le enviase yo dos de mis obras para clave solo. Justamente en aquella ocasión, Igor hacía parte de un dúo de piano a cuatro manos con la pianista Karen Kushner. Era el año 1998 y el Kipnis-Kushner Piano Dúo estaba para venir a Brasil, cuando yo fui sorprendido por el mensaje de Igor con un pedido para que yo escribiera una pequeña obra para piano a cuatro manos y que fuera apropiada a un ‘encore'! Sorpreso, honrado y lleno de entusiasmo con la invitación, me puso a componer una pieza cuyo tema hacia mucho me havia ocurrido. Asi nació Batuccata: una especie de mixtura de Batuque con Toccata.Desafortunadamente, no me fue posible hacerme presente al recital que el Dúo presentó en São Paulo en agosto de aquel año. Asimismo, recibí mas tarde un vídeo con la grabación del concierto, en la cual mi pequeña obra havia sido anunciada y ejecutada en ‘primera audición mundial'. Nunca havia imaginado que el Kipnis-Kushner Piano Dúo -a lo largo de su brillante, pero corta carrera- llegase a ejecutar Batuccata en los muchos conciertos que presentó en Estados Unidos, como también incluir esta obra en el primer CD grabado por el Dúo. Así hicieran, para mi gran sorpresa y contentamiento.Igor KipnisIgor Kipnis nació el 27 de septiembre de 1930 en Berlín, Alemania. Su padre, el famoso bajo Alexander Kipnis (del Metropolitan Opera House de Nueva York), era en la época cantor de la Ópera Estadual de Berlín. Aún que judío, su padre permaneció como cantor famoso durante el surgimiento del nazismo en Alemania. Más tarde, se fue para Viena. Cuando el nazismo tomó cuenta de Austria, la familia hacía una tournée por Australia. Alexander resolvió entonces a instalarse con la familia en Estados Unidos, poco antes de comenzar la II Guerra Mundial.Su padre le deseaba una carrera ‘economicamente más estable que la de la música', pero Igor no se contentaba con la decisión paterna. Siguió adelante, demostrando al padre que podría conquistar el más elevado nivel como solista del clave.Desde su ‘debut' como clavista en 1959, Igor Kipnis actuó con las mas prestigiosas orquestas del mundo como la New York Philharmonic, la Chicago Symphony, la Filarmónica de Munich, la New Amsterdam Sinfonietta, Filarmónica de Los Ángeles, la Academy of St. Martin-in-the-Fields, su la regencia de Neville Marriner, Pierre Boulez, Leopold Stokowski, Roger Norrington, Leonard Slatkin y Jesus López-Cobos, entre otros, tanto en Estados Unidos cuanto en Europa. Formó dúos con Itzhak Perlman, Joseph Silverstein, Angel Romero, James Galway, Judith Nelson y René Jacobs, entre otros.Su discografía es muy larga. Grabó mas de 80 discos, por los cuales conquistó todavía seis nominaciones para los ‘Grammy, 3 Records of the Year'. Lectores de publicaciones especializadas le nombraran ‘Mejor Clavista' en 1978, 1979 y 1980, y ‘Mejor Intérprete de Teclado' en 1982 y 1986. En 1993, la Illinois Wesleyan University le concedió el título de Doctor Honoris Causa.En sus últimos mensajes, Igor me habló sobre su salud estar un tanto debilitada. La noticia de su muerte, ocurrida el 24 de enero de 2002, nos sorprendió a todos.A pesar del curto período en que mantuvimos nuestra amistad, llegamos a intercambiar muchas y preciosas informaciones. Era un auténtico gentleman: persona modesta, seria y muy gentil. Como clavista, ya lo admiraba yo hacía muchos años, antes mismo de conocernos a través de la Internet.Este es un tributo así como un agradecimiento a este que fue uno de los más prestigiados músicos del siglo XX.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.