España - Galicia

Los instrumentos del continuo

Cherubino

jueves, 24 de julio de 2003
Santiago de Compostela, domingo, 13 de julio de 2003. San Domingos de Bonaval. 'Los instrumentos del continuo' por la Capela Compostelana (Francisco Luengo, violas de gamba, William Waters, guitarras y teorba, y Bruno Forst, clave). Girolamo Frescobaldi, Canzona XXII detta la Nicolina; Johann Hieronimus Kapsberger, Tocata VII y Sarabanda del 'Libro Quarto d'intavolatura di chitarone'; Christopher Simpson, División en re de 'The Division-Viol'; Johann Jacob Froberger, Tocatta II; Dietrich Buxtehude, Sonata en re mayor; Georg Philipp Telemann, Sonata en la menor y Sonata en sol mayor; y Santiago de Murzia, Sonata. Festival de Música Antigua 'Camino de Santiago: cantos, cantigas y cánticos'
---
El Festival de Música Antigua Camino de Santiago: cantos, cantigas y cánticos -dirigido por Pilar Alen- se inauguró con un concierto del trío 'Capela Compostelana'. Esta formación -que integran Francisco Luengo, William Waters y Bruno Forst - está especializada en los instrumentos que realizan la función del bajo continuo. El programa que ejecutaron en la iglesia compostelana de Santo Domingo de Bonaval, íntegramente barroco, dio la oportunidad a los oyentes de escuchar a la teorba, la guitarra barroca, el clave y la viola da gamba en el papel de instrumentos solistas.La ejecución de la Canzona XXII detta la Nicotina de G. Frescobaldi nos mostró a la viola tiple acompañada por el clave y la teorba. Dentro de su estructura episódica (construida a través de las tonalidades cercanas de la menor, re menor y fa mayor), destacó la interpretación de los temas más rítmicos y vivos y el pasaje melódico de descenso cromático del tiple en el tiempo más lento.Bruno Forst interpretó con gran originalidad la Toccata II para clave de Froberger. A su vez, Francisco Luengo arriesgó en el 'Allegro' de la Sonata en Re mayor para viola da gamba y continuo experimentando al máximo con los contrastes de dinámica en los pasajes en eco.Merece mención aparte la interpretación de W. Waters a la guitarra barroca de la Sonata de Santiago de Murzia, sobre todo en lo que se refiere al fraseo del pasaje polifónico del 'Grave' central.Pero, a juicio del que suscribe, la obra-estrella del concierto fue la 'Sarabanda' de la Tocata VII de J.H. Kapsberger, para teorba y continuo. William Waters hizo gala de su exquisito gusto en la ornamentación, así como de una pulsación cálida y rica en matices. La calidad de la fusión tímbrica con la viola da gamba fue sorprendente, así como la ejecución de Waters de un bellísimo pasaje de apoyaturas disonantes en la línea melódica descendente, de gran intensidad y emoción.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.