Reportajes

Dos visiones sobre Ligeti

Rafael García López

jueves, 4 de diciembre de 2003
---
Como homenaje a G. Ligeti en su 80º aniversario, tuvo lugar en la ciudad de Logroño la celebración de las III Jornadas de Música Contemporánea organizadas por la Universidad de La Rioja. Durante tres intensos días nos aproximamos tanto a su obra como a la de los compositores contemporáneos al compositor. El sábado 29 de noviembre, último día de las Jornadas, las actividades correspondientes fueron las siguientes:Una sesión matinal dedicada al Seminario “Las vanguardias del Este: Ligeti y otros” en el cual Francisco Monteiro, pianista y profesor de la Escuela Superior de Educación de Oporto nos aproximó a la situación musical del espacio soviético durante el siglo XX. En un primer momento abordó las influencias en el campo composicional distinguiendo por una parte la herencia decimonónica, así como la música popular y por otra el cierto misticismo de origen religioso, la idea de autoctonía y maquinismo presente en las composiciones. Los compositores protagonistas de este escenario fueron desde Scriabin hasta la actualidad, distinguiendo aquellos que componían bajo el control de regímenes totalitaristas y quienes recurrieron al exilio para componer libremente. El seminario finalizó con una referencia al compositor objeto de estudio en las Jornadas, G. Ligeti, distinguiendo las características de cada uno de sus periodos tanto antes como después de abandonar el espacio soviético. Francisco Monteiro concluyó refiriéndose a la importancia de G. Ligeti, como compositor paradigmático para comprender la historia del siglo XX.En la sesión vespertina, Roberto Sierra, compositor portorriqueño, profesor de la Cornell University, y alumno de Ligeti en su estancia en Hamburgo, nos introdujo en su obra a través de la ejemplificación de varios conceptos presentes en su obra como el interés por la sonoridad tímbrica y virtuosismo en su producción pianística, así como es de destacar la capacidad técnica de orquestación en obras como el Concierto para orquesta o en su obra Fandangos donde existen alusiones a la temática folklorista hispana. El interesante seminario estuvo apoyado con grabaciones realizadas por afamados intérpretes y distinguidas orquestas. Como colofón, Roberto Sierra, amablemente y fuera del encorsetamiento del programa, relató ciertas situaciones personales del periodo de tiempo en el cual permaneció en la ciudad alemana bajo los consejos de su preceptor.El pianista portugués, Francisco Monteiro, fue el encargado de clausurar las III Jornadas de Música Contemporánea de la UR. con el concierto que se celebró a partir de las ocho de la tarde en el Centro Cultural Ibercaja. El programa estuvo formado por distintas composiciones referidas en el seminario matinal. Así, Musica Ricercata (1951-1953) de G. Ligeti (Hungría, n.1923) abrió la audición, siguiéndole obras del escenario soviético, no excesivamente conocidas, aunque no por ello poco importantes para el devenir y descripción del panorama compositivo. De esta manera, el concierto se desarrolló mediante la interpretación de Sonata (IV) de Galina Ustwolskaia (Rusia, n.1919), Elegia (1979) de Jelena Fersowa (Rusia, n.1950) y concluyó con Peteris Vasks (Letonia, n.1946): Música de otoño (1981), que hicieron las delicias de un público entregado y agradecido por este tipo de iniciativas que contribuyen no sólo a una mayor calidad formativa sino también al acercamiento del público a la música de nuestro tiempo que al fin y al cabo es el producto de la época en que vivimos y pasará a formar parte del acervo cultural que enriquecerá a generaciones futuras.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.