Obituario

Wotan ha muerto

Miguel Ángel González Barrio

martes, 16 de diciembre de 2003
---
El pasado 6 de diciembre falleció en Munich, a los 94 años de edad, el bajo-barítono Hans Hotter. Nacido en la ciudad hanseática de Offenbach am Main el 19 de enero de 1909, pronto se trasladó con su madre a Munich, donde estudió con Matthäus Roemer, 'Parsifal' en el Festival de Bayreuth de 1909 y discípulo de Jean de Retzke. Debutó en 1930 en Troppau (nombre alemán de Opava, en la República Checa) como 'Orador', en La flauta mágica de Mozart. Tras varios compromisos en Breslau (1931), Praga (1932-35) y Hamburgo (1935-45), en 1937 llega a Munich, de cuya Ópera de Baviera formó parte hasta 1972. También estuvo muy vinculado a la Ópera de Viena (1939-1972).Hans Hotter es recordado, ante todo, por sus papeles de bajo-barítono wagneriano, una cuerda que parece estar pensada para su voz. A lo largo de su dilatada carrera interpretó 26 roles distintos en óperas y dramas de Richard Wagner. Fue intérprete supremo del 'Holandés' y, por encima de todo, de 'Wotan', papel que debutó en Troppau en 1931, con sólo 22 años y que encarnaría en 750 ocasiones (150 en El Oro del Rin, 250 en La Walkyria y 350 en Sigfrido). Su inolvidable 'Wotan', muy humano sin dejar nunca de ser un dios, es una referencia ineludible en la historia del canto wagneriano. En 1952 debutó en Bayreuth como 'Wotan' (La Walkyria y Sigfrido) y 'Kurwenal' (Tristán e Isolda), y cantaría allí hasta 1966.Hotter también es asociado con papeles straussianos. En 1939 se presentó en la Ópera de Viena como 'Jochanaan' (Salomé). Creó los papeles de 'Comandante' in Día de paz (1938), 'Olivier' en Capriccio (1942), y 'Jupiter' in El amor de Danae en su estreno no oficial en Salzburgo (1944). Cantó también con gran éxito otros repertorios, y son recordados su 'Conde' (Las bodas de Fígaro), 'Amonasro' (Aida), 'Escamillo' (Carmen), 'Don Basilio' (El barbero de Sevilla), 'Boris' (Boris Godunov), 'Borromeo' (Palestrina) y el 'Gran Inquisidor' del Don Carlo, papel que interpretó 400 veces.Junto con Dietrich Fischer-Dieskau, Hans Hotter ha sido posiblemente el 'liederista' más importante del siglo XX. En 1941 debutó en Hamburgo con El viaje de invierno, ciclo que ha quedado unido a su nombre para siempre. Su grabación de 1942 con el pianista Michael Raucheisen es referencia obligada en el género. Después de su retirada oficial en 1972, Hotter continuó apareciendo en los escenarios, con más de ochenta años a sus espaldas, en pequeños papeles, como 'Schigolch' en Lulú, de Alban Berg.Desde 1954 trabajó ocasionalmente como director de escena en Londres, Viena, Munich, Dortmund y Chicago, entre otros teatros. Hotter también realizó una gran labor pedagógica como profesor de canto en Viena, Munich y en la Ecole d'Art Lyrique de París. Recibió el título de Kammersänger de la Ópera de Hamburgo en 1936 y de la Ópera de Baviera en 1956.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.