Reportajes

El Concierto de la Paz en la prensa (2) Fernando Ruiz Coca

El gato de Cortázar
lunes, 21 de junio de 2004
--- ---
0,0002658

Con motivo del cuarenta aniversario del Concierto de la Paz, celebrado el 16 de junio de 1964 en el Auditorio del Ministerio de Información y Turismo de Madrid, Mundoclasico.com publica una revista de prensa con algunas de las críticas publicadas a propósito del concierto.

El diario falangista Alcázar publicó su crítica del Concierto de la Paz el día 18 de junio de 1964, firmada por el crítico musical Fernando Ruiz Coca1. El elemento más destacado de la crítica es el sentido teleológico de la historia: los compositores implicados en el concierto son para el crítico un paso adelante en una tradición unitaria de la música española.  

Concierto de la Paz

Estreno de obras del Padre Miguel Alonso, Halffter y Luis de Pablo.

Apenas clausurado el I Festival de Ópera, suena de nuevo la música en lo que viene a ser la culminación artística de la conmemoración de los veinticinco años de paz: un concierto brillantísimo en el teatro del Ministerio de Información y Turismo, interpretado por la Orquesta Nacional, que tenía en sus atriles pentagramas nuevos, escritos expresamente para la solemne ocasión por jóvenes compositores españoles. No son músicas para la nostalgia estas que han compuesto el padre Miguel Alonso, Cristóbal Halffter y Luis de Pablo. La Junta Interministerial encargada de la celebración, que pidió las obras, parece haber querido hacerlo bajo un signo de esperanza. Y ello está bien, porque lo que realmente importa no es tanto lo que se haya hecho en este cuarto de siglo, sino lo que, gracias a estos años, podemos hoy afrontar. De Pablo, Halffter y Miguel Alonso inician su adolescencia  en los años de nuestra posguerra. Entre los maestros –Falla, Turina, Rodrigo, Ernesto Halffter, Esplá–, ellos, junto a otros muchachos, quisieron encontrar su propio camino: saben rendir la admiración justa, pero sin renunciar a la insobornable fidelidad a sí mismos. Su ambición la ponen en superar la época de la música nacionalista, que, en el concierto mundial, nos relegaba al amable rincón de las curiosidades pintorescas. Y, quemando gozosamente las ambiciosas etapas, se recobra, así, en nuestros días, una universalidad que sólo Falla, en los suyos, conoció. Hoy, las obras de Halffter, Miguel Alonso […] De Pablo las publican importantes editoriales europeas, y son interpretadas en todo el mundo: su españolía no es producto de fórmulas folclóricas, sino que nace de la profunda personalidad de sus autores.

Visión profética, para solistas, coro y orquesta, del padre Miguel Alonso, está compuesta sobre textos del profeta Joel, a cuyo servicio se ciñe la música. El autor, maestro de capilla de la iglesia española en Roma y subdirector de la importante revista internacional de música sagrada Psalterium, conoce bien las corrientes del arte actual, que utiliza con la prudencia que su género exige: hay un dinamismo dramático en estos pentagramas, que comentan y subrayan la “recitación” de las profecías. El libre contrapunto, los recursos de la bitonalidad, la eficaz técnica coral y de la orquestación, contribuyen a crear un clima altamente expresivo y rico en sugerencias de seguro y directo impacto.

Luis de Pablo ha logrado Testimonio su más importante composición orquestal. Se trata de una estructura en que juega la oposición entre sucesivas tensiones y distensiones buscadas en las distintas densidades orquestales y cualificadas por el timbre de los instrumentos. Hay en estas sutilísimas atmósferas sonoras, logradas con una técnica estadística de verdadera orfebrería como una herencia lejana del mejor y más lúcido Debussy.

En Secuencias, Cristóbal Halffter gusta de trabajar en ese mundo impreciso que separa el ruido del sonido tradicionalmente musical. Partiendo del primero, va gradualmente organizando su obra como en el paso del caos a un mundo tenso y dinámicamente ordenado, que fluye a través del tiempo, “temporalizando” al máximo: cada instante es eslabón irreversible, coloreado fugaz y definitivamente, como en un transcurrir existencial.

Visión profética, Testimonio y Secuencias tuvieron la compañía de Cuevas de Nerja de Ángel Arteaga, que ha obtenido el importantísimo premio internacional que le da título, presentada como preestreno, ya que su primera audición oficial se hará en el festival del mes próximo, en Nerja, a cuyo momento aplazamos nuestro comentario. Final y coronación de la memorable velada fueron varios fragmentos de Atlántida, de Falla –“La Atlántida sumergida”, “Himnus Hispánicus”, “Las Carabelas” y “Salve”–. En ellos, como en Visión profética, del padre Alonso, el Orfeón Donostiarra, preparado por Gorostidi, realizó una estupenda labor por la buena afinación, la musicalidad, el empaste y el permanente buen gusto. También fue muy digna la colaboración de los solistas Jesús Aguirre y Raimundo Torres. Frühbeck, segurísimo director de todos, sensible y entregado a las nuevas y difíciles técnicas, supo obtener de la Orquesta Nacional versiones claras y precisas y, sobre todo, substancialmente musicales, que la radio y la televisión llevó a todos los hogares españoles. Todas las obras e intérpretes fueron largamente aplaudidos, recogiendo el padre Alonso personalmente la ovación.

El concierto de gala, al que asistieron altas jerarquías del Gobierno, Cuerpo diplomático y numerosas personalidades –los príncipes don Juan Carlos y doña Sofía ocuparon uno de los palcos– fue presidido por la esposa de Su Excelencia el Jefe del Estado, a la que recibió el ministro, señor Fraga Iribarne, siendo saludada con el Himno Nacional”.

Fernando Ruíz Coca

Notas

Fernando Ruíz Coca (Madrid, 1915-1997), crítico musical en Alcazar y otros medios de prensa madrileños, fue un incondicional entusiasta de la Nueva Música tanto desde sus tribunas periodísticas como desde el Aula de Música del Ateneo de Madrid, de la que fue director durante muchos años. Persona de confianza del Opus Dei, en 1964 creó la colección 'Libros de música' de Ediciones Rialp que inició con 'Arnold Schönberg' (1951) de H.H. Stuckenschmidt, traducido por Luis de Pablo. En 1965 publicó en 'Atlántida', una revista de filosofía tomista publicada por Ed. Rialp, 'El pensamiento musical de Iannis Xenakis', el primer estudio publicado en España sobre este compositor

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.