Reportajes

La Asociación Luigi Boccherini y el bicentenario de Boccherini

Jaime Tortella

jueves, 27 de enero de 2005
---

La Asociación Luigi Boccherini de Investigación y Difusión Musical se constituyó oficialmente el 14 de Julio del 2003, sin afán de lucro y con la aspiración, tal como se establece en sus Estatutos, de difundir el conocimiento de la vida y la obra del compositor que le da nombre y de la música del periodo clásico hispano. Para ello, se propone organizar conciertos, realizar estudios y publicaciones, editar discos, patrocinar exposiciones, promover visitas a lugares vinculados con Boccherini y la música clásica española en general, así como establecer relaciones, convenios de colaboración y cualesquiera vínculos con otras entidades cuyos fines coincidan total o parcialmente con los suyos.

Naturalmente, estando tan cerca el año del bicentenario de la muerte de Luigi Bocherini, que murió en Madrid en 1805, la Asociación se planteó como tarea prioritaria la preparación de diversos actos conmemorativos y estableció convenios con diversas entidades europeas que pretendían los mismos fines. A este efecto, hay que destacar que, durante el 2004, la Asociación Luigi Boccherini se unió a un gran Proyecto Europeo de conmemoración del bicentenario en el que participan las siguientes entidades: Assoziazione AuserMusici, con sede en Pisa (Italia), Centre de Musique Baroque de Versailles, con sede en París (Francia), Asociación Luigi Boccherini, con sede en Madrid (España) y Berliner Tage für Alte Musik, con sede en Berlín (Alemania). Con el fin de recabar fondos para el proyecto, estas cuatro entidades han solicitado de la Comisión Europea de la Comunidad la correspondiente subvención a cargo del Programme-Cadre "Culture 2000" en Faveur de la Culture.

Por su parte, la Asociación Luigi Boccherini hizo su presentación pública en un acto que se celebró en Madrid, coincidiendo con la fecha de la muerte del compositor, es decir, el 28 de Mayo, exactamente un año antes del bicentenario. En dicho acto, celebrado en la Sala de Actos de la Fundación Caja Madrid, al que asistió más de un centenar de personas, se dieron cuatro breves parlamentos y se interpretaron dos sonatas para violonchelo y bajo del compositor, una de ellas en riguroso estreno.

Los parlamentos estuvieron a cargo de sendos miembros de la Junta Directiva de la Asociación. El primero, en el que se presentaron los orígenes y proyectos de la Asociación, estuvo a cargo de Sergio Pagán, Secretario de la entidad. Le siguió el Vicepresidente, Jaime Tortella, que analizó brevemente la evolución de la demanda de la música de Boccherini e hizo un llamamiento para su recuperación. Inmediatamente, el Presidente de la Entidad, José Antonio Boccherini, descendiente directo del maestro, glosó el olvido que ha sufrido durante casi dos siglos la vida y la obra de Boccherini y el reciente, y todavía incompleto, proceso de 'resurrección'. Finalmente, y como introducción a las dos sonatas, Emilio Moreno, Vocal, comentó las especiales características de esta larga serie de composiciones que el maestro pautó, sobre todo, a lo largo de los primeros años de su vida creativa.

A continuación, los violoncelistas Elisabeth Le Guin y Josep Bassal, Socia Fundadora y Vocal respectivamente, con una breve intervención al violín de Emilio Moreno, interpretaron dos sonatas de Boccherini que tienen una particular historia, interesante y singular.

Durante una investigación musicológica llevada a cabo por Josep Maria Vilar, apareció, en el archivo de una parroquia barcelonesa, un cuaderno de cordel conteniendo las partituras de Seis Sonatas De Violoncelo y Baso De Diferentes Autores, con una firma de persona desconocida que reza simplemente "Jaime". Dicho cuaderno quedó sin analizar hasta que cayó en manos de algunos miembros de la Asociación Luigi Boccherini, violonchelistas de profesión o de afición, quienes observaron que una de aquellas Seis Sonatas era la que el musicólogo francés Yves Gérard había clasificado como la G. 10, en mi bemol mayor, de Boccherini. Tal constatación sirvió de acicate para someter al resto de las piezas a un minucioso análisis, llegando dichos violonchelistas, Carlos José Gosálvez, Elisabeth Le Guin y Josep Bassal, a la conclusión, en un principio provisional, de que otra de las sonatas del conjunto de seis presentaba determinadas características y estilo que inducían a pensar que era también de la mano del compositor italo-español. Sometida a ulteriores análisis y selectivas consultas con otros especialistas, hoy se puede considerar prácticamente garantizada la autoría boccheriniana de esa segunda sonata, en do menor, que se interpretó en rigurosa primicia, como cierre del acto de presentación de la Asociación Luigi Boccherini.

Esa misma noche, en el marco de una muy amplia entrevista-coloquio que Sergio Pagán le hizo a Carlos José Gosálvez, se volvió a emitir, a través de Radio Clásica, la Sonata en do menor, en grabación que los propios Elisabeth Le Guin y Josep Bassal habían registrado previamente.

Así, justo un año antes de cumplirse los 200 años de la muerte de Boccherini, en el marco de la Presentación oficial de la Asociación Luigi Boccherini, tuvimos el honor de dar a conocer una nueva pieza del compositor de Lucca, contribuyendo, no sólo a incrementar el catálogo de las obras del maestro, sino a la mayor difusión y conocimiento de este artista universal para el que, insistimos, el año 2005 debe significar la culminación de su total reivindicación, como se merece, dentro de la historia y patrimonio de la música de todos los tiempos.

Nuestra Asociación va a dedicar el máximo esfuerzo en esta dirección y está abierta a recibir todas las adhesiones, a canalizar todas las contribuciones, a estrechar todos los lazos de colaboración y a unir todos los empeños que personas y entidades estén dispuestas a aportar, hoy y mañana, para que Boccherini salga definitivamente a la luz pública y recupere el puesto que le corresponde en el podio de los grandes compositores universales.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.