Reportajes

Apertura de la temporada sinfónica en Santiago de Chile

ClasicayOpera.cl

viernes, 18 de marzo de 2005
---

Comienza el año y finaliza el receso de actividad en la música clásica que, salvo aisladas excepciones (que habitualmente recurren a repeticiones de obras o programas presentados durante la temporada precedente), nos inunda cada enero y febrero. Con ímpetu lanzan sus temporadas las dos principales agrupaciones del país, la Orquesta Sinfónica de Chile y la Orquesta Filarmónica de Santiago, ambas sin mayores cambios en sus formaciones y direcciones artísticas.

El 2005 se viene movidito para la Filarmónica aun cuando trabajará de manera similar a 2004, con el mismo director titular, el chileno Maximiano Valdés, y buena parte de los mismos artistas invitados, entre ellos el maestro italiano Mauricio Benini, que nos dejó con los rizos hechos en su último concierto, y el inglés Jan Latham-Koenig, que dirigiera ya en varias ocasiones en Chile, la última vez en el enorme éxito obtenido por el montaje de Peter Grimes de Benjamin Britten en 2004. Y, aunque en los primeros conciertos del año aparecen obras que no deberían asustar a los músicos, no porque sean poco complejas (ciertamente lo son, y mucho) sino porque se encuentran dentro del estilo de lo que la orquesta posee como repertorio, para la segunda parte del año, que promete especialmente, se agolpan en su programación obras absolutamente desconocidas en Chile de compositores contemporáneos que estremecerán las paredes del teatro y a más de alguno de sus asiduos. Lo importante en este caso es no temer a la novedad y asistir a los conciertos con la íntima intención de disfrutar la música. Con eso y un toque de buena onda (que nos hace falta a muchos melómanos en cantidades industriales, hay que reconocerlo), prometo al oyente incrédulo que no habrá pagado en vano su entrada a cada concierto.

Abren la temporada este 14 de marzo (en realidad es el 12, pero para estudiantes solamente) dos obras exquisitas del austriaco Gustav Mahler, sus Canciones de un Caminante y una de sus más logradas sinfonías, la nº 5 en do sostenido menor. La segunda fecha, que se estrena el 22 del mismo mes, nos tiene reservada una de las mayores (o la más grande, seguramente) composiciones del alemán Johannes Brahms, Un Réquiem Alemán, que contará como solista a la jovencísima soprano chilena Carolina Ullrich, la mayor revelación de la más tierna camada de cantantes nacionales, que nos sorprendiera hace un par de años en La Flauta Mágica, de Mozart, en el papel de 'Papagena', y que está confirmada también en la producción del Così fan tutte de este año.

La Sinfónica abrirá el 2005, como otras temporadas, con un Festival, dedicado a una temática específica. Estrenado como una instancia para mostrar las composiciones de un país (recordamos el Festival dedicado a España y el de Rusia), se desdibujó un poco, en mi opinión, el año pasado con la dedicatoria a Neruda; este año el desperfilamiento es total, habiéndose dedicado a “La Opera”. Y no es que esté mal ni mucho menos ni que sea poco atractivo, pero sí es cierto que debería ya de dejar de denominarse “Festival Internacional” a estos primeros conciertos del año.

Más allá del nombre, empieza la temporada con una versión de concierto de la ópera Tosca, una de las dos o tres obras más importantes de Giacomo Puccini y, seguramente, uno de los Top ten de todo el repertorio lírico. Se cumple así con un viejo deseo del Teatro de poner sobre su escenario obras del repertorio lírico. Se inicia también, espero, una nueva etapa en las presentaciones de ópera en Chile, donde las versiones de concierto estaban lamentablemente ausentes de las temporadas. Muy bien por eso.

Tosca contará con la participación de Myriam Singer, Gonzalo Tomckowiack y Homero Pérez, entre otros solistas, que se suman a la Orquesta y el Coro Sinfónico, la Camerata Vocal y el Coro de Niños de los Sagrados Corazones de la Alameda en cuatro veladas que, seguramente, llamarán la atención de muchos espectadores.

Para la segunda y última fecha del “Festival” las sopranos Patricia Cifuentes y Evelyn Ramírez interpretarán arias famosas de óperas famosas (una mezcla marketera perfecta).

Interesantes dentro de su escasa innovación se perfilan los primeros conciertos de las mayores orquestas de Chile. Habrá que esperar buenas interpretaciones y sentarse a esperar la segunda parte del año, que se viene con propuestas realmente innovadoras y atractivas.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.