Reportajes

Homenaje a Mª Dolores Malumbres. Celebrando 75 años para la música

Carlos Blanco Ruiz

martes, 25 de abril de 2006

Acaba de cumplir 75 años, pero por su locuacidad, claridad de ideas y brío nadie lo diría. Mª Dolores Malumbres (Alfaro, La Rioja, 1931) es toda una “institución” en La Rioja. Compositora y profesora de Música (sí, sí, sí, de Música con mayúsculas) de varias generaciones de músicos en activo algunos de los cuales están hoy en día repartidos por el mundo –Nueva York, Dresde, Cracovia, Lisboa- y otros disfrutando de su cercanía, mostrando sus aptitudes a partir de los conocimientos con ella adquiridos.

Por ello, en el Conservatorio Profesional de Música de La Rioja en Logroño, y bajo la organización de la Asociación Mujeres en la Música, se va a celebrar el próximo día 28 de abril de 2006, viernes, un concierto homenaje a Mª Dolores Malumbres. En él participarán como intérpretes profesores del citado Conservatorio, algunos de los cuales hemos tenido la fortuna de ser alumnos suyos y otros cuya vinculación personal les instituye una relación importante con ella. Igualmente se acercará a deleitarnos con el fagot el ex-alumno y compositor Jorge García del Valle que vuela desde Alemania para unirse a esta celebración. Los músicos serán: Francisco Sagredo López (guitarra), Claudia Gabrielli (cello), Eva Fontalba Jimeno (piano), Teresa Arinero Carreño (flauta), Felipe Manzano Ruiz (oboe), José Manuel Rausell Estellés (fagot), Jorge García del Valle (fagot) y Carlos Blanco Ruiz (guitarra).

En el programa dos partes diferenciadas: La primera estará dedicada exclusivamente a la música de la homenajeada. Se interpretarán El Payaso, Suite para fagot (1997); Burbujas, cuatro piezas para guitarra (1996); Pájaros, cuatro piezas para piano (2000); Mosaicos, cuatro piezas para flauta, guitarra y cello (2003); y Suite Valgañón, para oboe, fagot y piano (2003).

En la segunda, la Asociación Mujeres en la Música, de la cual es miembro Malumbres, ha realizado el encargo de nuevas obras para celebrar este aniversario. Así, se estrenarán obras de Mª Luisa Ozaita: Pinceladas de color (para fagot solo); Mercé Torrents: Elegíac (para flauta, cello, y piano); Alicia Coduras: Entre viñedos, (para cello y piano); Encarna Beltrán-Huertas: Miradas de otoño; y Anna Bofill: Caracolas, la mayoría de las cuales están dedicadas con todo el cariño y admiración a la compositora riojana.

Malumbres comienza sus estudios musicales en su localidad natal apoyada técnicamente por su padre, José Luis Malumbres, violinista y compañero de estudios del compositor de la Generación del 27, Fernando Remacha. Consigue los primeros grados de solfeo y piano en Córdoba en 1948. Inicia estudios finales de piano, armonía y análisis con Remacha, y obtiene en el Real Conservatorio de Música y Declamación de Madrid el título correspondiente de piano como alumna libre, si bien continúa estudiando con éste hasta 1957. Finaliza estudios de armonía en 1956 y de contrapunto, composición y fuga en 1957, como alumna libre, en el Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza.

Forma a partir de 1951 una agrupación coral en Alfaro y comienza a impartir clases particulares de piano, armonía, análisis y composición, labor que ejerce hasta la actualidad, destacando el periodo entre 1984 y 1987 en los que imparte 'Análisis y Armonía' en el Conservatorio Profesional de Música de Logroño. Estrena en 1953 con la soprano Mª Eva Zabalza las Seis canciones vascas y Cartel de Fiestas para piano solo, ambas de Remacha, siendo la primera dedicada a Mª Dolores. Paralelamente comienza a escribir música: en 1954 estrena Cuarteto de cuerda por el Cuarteto Alvira de Pamplona, siguiéndole las Tres canciones castellanas en 1955.

Tras un extenso paréntesis para dedicarse a su familia retoma estudios, orientándose decididamente a la música contemporánea, realizando entre 1980 y 1987 cursos de composición, análisis, piano contemporáneo y grafías musicales con Carmelo Bernaola, Luis de Pablo, Luigi Nono, Pedro Espinosa, Agustín González Acilu y Albert Sardá.

Sus obras a partir de este momento muestran un carácter no tonal, con una fuerte tendencia contrapuntística, y escribe para diversos instrumentos a solo, formaciones camerísticas y orquestas, siendo su música estrenada en ciudades de toda España y en Europa: Logroño, Pamplona, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Santander, Valladolid, Zaragoza, Madrid, Alicante, Perelada, Bayona o Dresde, entre otros lugares.

La obra de Mª Dolores es reconocida a nivel nacional, estando presente en Festivales tales como el COMA de Madrid o el Festival Internacional de Música Contemporánea de Alicante y es apreciada por los mejores especialistas y críticos musicales. Si bien en La Rioja es conocida y querida a nivel personal, sin embargo parece que es fuera -como habitualmente ocurre, mal nacional- donde se le valora de una manera especial. Esperamos que a partir de este homenaje la compositora sea reconocida musicalmente en su tierra como se merece y se prodigue más en los escenarios locales.

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.