España - Euskadi

Espléndido final

Javier del Olivo
martes, 5 de diciembre de 2006
Bilbao, lunes, 5 de junio de 2006. Palacio Euskalduna. Los Cuentos de Hoffmann, ópera en un prólogo, tres actos y epílogo de Jacques Offenbach sobre un libreto de Jules Barbier y Michel Carré. Gian Carlo del Monaco, dirección de escena. Michael Schott, escenografía y figurines. Wolfgang von Zoubek, iluminación. Aquiles Machado (Hoffmann), Milagros Poblador (Olympia), Valentina Kutzarova (Giulietta), María Bayo (Antonia), Konstantin Gorny (Lindorf, Coppelius, Dr. Miracle, Dapertutto). Katharine Goelzner (Nicklausse). Cristophe Fell (Luther, Crespell), Christian Jean (Spalanzani), Itxaro Mentxaka (Voz de la madre de Antonia), José Ruiz (Andrés, Cochenille, Frantz, Pitichinaccio). Coro de Ópera de Bilbao, Boris Dujin, director del coro. Bilbao Orkestra Sinfonikoa. Alain Guingal, director musical. 54 Temporada de la ABAO. Ocupación 100%
0,0002262

La 54ª temporada de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO) termina con las representaciones de Los Cuentos de Hoffmann, de Offenbach. Ha sido una temporada intensa, con un gran nivel general y con momentos de gran belleza y emoción.

Pero hablemos primero de la representación del pasado sábado de la obra del autor francés, y que dirigía escénicamente Gian Carlo del Monaco, en un montaje coproducido por la Ópera de Niza, la Maestranza de Sevilla, y la Ópera de Roma. Realmente fue una puesta en escena brillante en lo teatral, con multitud de referencias estéticas, y que dejaba un poso de tristeza, solo salvado por el final optimista, que no es el clásico, sino el de la versión que se eligió para esta ocasión, que es la de Fritz Oeser combinada con la de Editions Choudens. Del Monaco nos presenta un 'Hoffmann' que está más cerca del contrahecho 'Rigoletto' que de un poeta romántico. Es un hombre alcohólico, atormentado, triste, con una percepción de la mujer que nada tiene que ver con lo que en realidad es. Solamente con 'Antonia' se vislumbra un momento de esperanza y de amor, truncado por ese personaje diabólico, símbolo del mal, que atraviesa la obra con distintos papeles. Contagiándose del tinte pesimista de la puesta en escena, 'Nicklausse', que podría representar la parte amable de la vida, el ángel protector, la musa, se decanta más por ser un "Pepito Grillo" que deja en manos del destino a 'Hoffmann', y que solo al final interviene para, como se dijo, poner un poco de esperanza.

Epílogo
Fotografía © 2006 by E. Moreno Esquivel

A todo ello contribuyó una magnífica escenografía de Michael Schott, que sitúa toda la obra en un salón único en el que, mediante el sutil cambio de ciertos elementos, se sugería desde una taberna alemana a un palacio veneciano, creando situaciones de cuasi terror en el tercer acto. Parte importante del mérito la tuvo la iluminación de Wolfgang von Zoubek, que en otros momentos no estuvo tan acertada. Fue también Michael Schott responsable de los figurines, ricos y variados.

Aquiles Machado en el Prólogo
Fotografía © 2006 by E. Moreno Esquivel

La obra fue de menos a más, tanto en el plano escénico como en el vocal. Aquiles Machado (¡qué gran cantante!) empezó poco convincente, correcto en lo vocal, pero inseguro en lo teatral. Poco a poco fue cogiendo seguridad, hasta brindarnos un tercer acto y epílogo de gran emoción y entrega. Milagros Poblador fue una magnífica 'Olympia': su canto fue inmejorable, con unas coloraturas y agudos perfectos. Una gran actuación que no se olvidará en Bilbao. La 'Giulietta' de Valentina Kutzarova se vio un poco perjudicada, quizás, por el excesivo barroquismo de la escenografía del segundo acto. De todos modos, salvó estas circunstancias con gran profesionalidad y bella voz.

Aquiles Machado y Valentina Kutzarova
Fotografía © 2006 by E. Moreno Esquivel

María Bayo triunfó como 'Antonia'. Es su voz hermosa y amplia, y desplegó todas sus facultades ante un público que se le entregó sin dificultad. Elegantes y vocalmente acertados los personajes que interpretó el bajo Konstantin Gorny. Su voz joven y profunda, inteligentemente utilizada, con tintes diabólicos, expresó toda la maldad necesaria. Muy bien Katharine Goeldner como 'Nicklausse'. Aunque no la considero una gran actriz, su voz de mezzo se acopló perfectamente a las arias que en esta versión le daban más protagonismo. Excelente José Ruiz en sus diversos papeles, sobre todo en el aria cómica de 'Frantz'. Muy correctos el resto de personajes secundarios.

María Bayo
Fotografía © 2006 by E. Moreno Esquivel

¡Qué gran coro es el de la Ópera de Bilbao! Lo ha demostrado en toda la temporada, pero en Los Cuentos, donde tiene un papel importante, demostró un empaste y un saber cantar que fue premiado con grandes aplausos.

Gran versión musical la ofrecida por el francés Alain Guingal y la excelente Bilbao Orkestra Sinfonikoa. Pese a los tintes pesimistas de la escenografía, los tempi fueron vivos, la dirección de cantantes atenta, y la musicalidad, muy francesa.

Como decía al principio, con los Cuentos termina la temporada de la ABAO, que he tenido la suerte de comentar para nuestros lectores. Como resumen, destacaría, sobre todo, el gran nivel vocal (algo de lo que tanto se enorgullecen los aficionados bilbaínos) demostrado por la mayoría de los elencos elegidos. En lo musical, señalaría como hito más importante la espléndida dirección de Juanjo Mena en El Holandés Errante, llena de fuerza y gusto. Y como broche de oro, ese inolvidable concierto que nos regaló Cecilia Bartoli, que, terminando su gira española en Bilbao, demostró por qué el público la adora.

Una gran temporada de una excelente Asociación. Gracias a ellos, y sobre todo a la organización por las facilidades dadas a este crítico para hacer su trabajo.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.