República Dominicana

Corduras y locuras de Don Quijote

Antonio Gómez Sotolongo
lunes, 29 de mayo de 2006
Santo Domingo, martes, 2 de mayo de 2006. Sala Eduardo Brito del Teatro Nacional. Don Quijote: Locuras y Cuerdas, espectáculo teatral sobre la música del ‘Don Quijote’ de Telemann. Grupo de teatro Guyumba: Manuel Chapuseaux (Don Quijote) y Nieves Santana (Sancho). Orquesta de Cámara Guibert. José Guibert, director musical. Aforo: 98%
7,99E-05

En el marco de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, subió a escena una nueva versión del Quijote. Estrenada aquí a finales de 2005, está dirigida por el actor Manuel Chapuseaux y el director orquestal José Guibert, quienes concibieron una magnífica combinación del texto cervantino con la música de Telemann.

Se trata de una adaptación para el teatro que integra en la escena actores y orquesta. La música que Telemann compuso en 1761, se estructura como una suite burlesque, y los músicos que la interpretan comparten las peripecias del Ingenioso Hidalgo.

En la puesta en escena los actores Manuel Chapuseaux (Don Quijote) y Nieves Santana (Sancho) -quienes integran el grupo ‘Guyumba’- mostraron el dominio total de la obra y la inobjetable posesión de los cuerpos y las almas de los personajes. Ellos fueron capaces de acaparar la atención de los muy diversos públicos que se reunieron en esas dos presentaciones a sala llena, donde hubo funcionarios, intelectuales y estudiantes de liceos y colegios.

El vestuario está escogido con la sabia cordura de los locos, las luces son oportunas para la magia, la escenografía es mínima, y la orquesta cumple un rol ajustado a las necesidades del acto dramático. Los músicos son testigos, cómplices, banda sonora y una orquesta en concierto, todo perfectamente ensamblado, sin grietas que obstruyan el ritmo intenso de la obra, un ritmo, que atrapa al espectador y lo integra de una vez a las locuras, las corduras y las cuerdas de un espectáculo sin parangón en nuestra escena.

Don Quijote: Locuras y Cuerdas es una obra que merece temporadas más largas en nuestros teatros para que todos los dominicanos puedan disfrutarla, merece también representarnos en otras playas, en esos Festivales de Teatro que ocurren cada año alrededor del mundo. Ojalá su productora, Rosalina Perdomo de Dávalos, encuentre oídos receptivos entre los patrocinadores y podamos muy pronto volver a reír y meditar con las peripecias del 'ingenioso manchego'.

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.