Bajo la alfombra de Enrique Granados

  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    B] La alfombra de Granados regresa a la tintorería

    Tanto los lectores como nosotros necesitamos un descanso, que hemos decidido realizar a lo largo del vacacional mes de agosto, con la pretensión de hacer coincidir la entrega nº 50 de nuestra serie con la festividad de Santa Cecilia (para los despistados, 22 de noviembre).
    Maruxa Baliñas 03/08/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    38] Granados, la mirada sorda

    "Granados, el so de la mirada" es un libro innecesario y prescindible, incluso considerando la enorme mediocridad de la bibliografía reciente sobre Granados. Mediocridad a la que contribuye Pagès con esta iconografía mal concebida, mal diseñada y peor realizada, por la cual la editorial de la propia Mònica Pagès ha recibido subvenciones de las principales instituciones públicas catalanas. A pesar de su lindo título, más que un estudio hermenéutico sobre el sonido de la mirada granadina, el libro apenas alcanza a ser una mirada sorda sobre la figura de Enrique Granados. 
    Xoán M. Carreira 27/07/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    37] Calixto Granados Campiña, un héroe de Filipinas

    La relación entre la élite cubana en Barcelona parece estar mediada por Eduardo Conde Giménez (1838-1914), el empresario madrileño mecenas del compositor Enrique Granados, quien, habiendo vivido muchos años en la isla, al establecerse en Barcelona solía ejercer de mecenas de indianos, favoreciendo especialmente los intereses de los cubanos. Conde había fundado junto con dos socios el conocido Almacén El Siglo en la ciudad condal, de la empresa “Conde, Puerto y Cía”. Sus socios eran Pablo de Puerto Arrey y Ricardo Gómez del Olmo y Saavedra. Entre ellos había una fuerte relación, no solo de amistad: Pablo de Puerto y Eduardo Conde eran concuñados entre sí y cuñados ambos de Ricardo. Se conocieron todos ellos en Cuba y allí hicieron fortuna.
    José María Rebés 20/07/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    36] El teniente coronel José Junceda, un flautista sin nada que ocultar

    El teniente coronel José García-Junceda y Mesanza (1843-1893) era vecino de los Granados en la vivienda de la Rambla de Cataluña, entre las calles de Valencia y Mallorca. No era un flautista militar, como se ha querido hacer ver, sino un aficionado a la música con suficientes conocimientos como para iniciar al joven Enrique en el solfeo.
    José María Rebés 13/07/2018
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    35] El capitán Manuel Granados, un regular hombre de paz

    El expediente militar del capitán Granados indica, además de que el “valor se le supone”, otros baremos de calificación habituales en el ejército: “Aplicación – regular”, “Capacidad – regular”, “Conducta – regular”, “En Ordenanza – regular”, “En táctica – regular”. Hay que explicar que la calificación de regular corresponde a un nivel de exigencia adecuado, sin que el militar destacara o sin que quien redactó el informe final tuviera conocimiento de detalles relevantes sobre la carrera militar de Manuel.
    José María Rebés 06/07/2018