España - Castilla y León

  • España - Castilla y León 22/03/2019

    Agitarse

    Saraste dirigió una versión de la Primera de Sibelius simplemente admirable. Lo que más llama la atención es la falta de complejos del director finlandés al enfocar la obra desde una suerte de agitación romántica perpetua, cuando en la sinfonía ya se encuentran buenas dosis del Sibelius que mira al futuro.
  • España - Castilla y León 02/03/2018

    Rutina de lujo y una pequeña joya

    La interpretación del Concierto de Bruch por Zukerman se antoja bastante superficial: aunque en su discurso no dejó de haber matices, muchos de ellos eficaces, la mayoría permitían que la música se deslizara a velocidad de crucero sin llegar a crear una verdadera visión personal, y mucho menos entregada. Se notaron, además, ciertos trucos para sortear algunas agilidades, que no sonaron con el esplendor de otros tiempos.
  • España - Castilla y León 22/02/2019

    Motivación

    Tras la decepción que supuso que Andrew Norman no terminara su esperado concierto para violonchelo, comisionado por la OSCyL y otras orquestas, para el concierto de temporada n.º 9 se apostó por lo seguro: crear un “todo Shostakóvich” desde la obra que permanecería y que a su vez sería grabada en la siguiente semana: la Sinfonía n.º 10. En este sentido, fue algo lógico seguir contando con el gran violonchelista Johannes Moser, que ya había interpretado la obra sustituta en este mismo auditorio hace once años, el Concierto para violonchelo n.º 1.
  • España - Castilla y León 12/01/2019

    Luz indómita

    Centro Cultural Miguel Delibes. Sala Sinfónica Jesús López Cobos. Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Andrew Gourlay, director. Alexander Romanovsky, piano. Fernández Ezquerra: Figura de luz indómita. Prokófiev: Concierto para piano y orquesta n.º 3 en do mayor, op. 26. Debussy: Preludio a la siesta de un fauno. Skriabin: Poema del éxtasis, op. 54. Ocupación: 95 %.
  • España - Castilla y León 23/11/2018

    Carisma y resultados

    En la jota todo fue chispa, brillantez, entusiasmo; la dificultades técnicas se afrontaban con valentía y se transformaban en variedad y ritmo, y claramente se notaba ese plus que solo es posible cuando se consigue la capacidad para transmitir y para dialogar con el propio instrumento, como ocurrió también en algunas partes del concierto de Bernstein, sobre todo en el tercer movimiento.