España - Galicia

  • España - Galicia 05/11/2018

    Ese grito desgarrador, al que llamamos silencio

    Iglesia de San Francisco. Thomas Piel, violonchelo. Luís Antunes: "…Winterlich Ruhende Erde...". Nicolaus A. Huber: In die Stille. Jacobo Gaspar Grandal: Partita / Libro de escoitas I. Ocupación: 25%
    Paco Yáñez 12/11/2018
  • España - Galicia 30/10/2018

    Fragmentos de un paisaje auditivo

    Centro Galego de Arte Contemporánea. Vertixe Sonora Ensemble. Nicolas Tzortzis: Arbitrario. Victoria Cheah: Unlike Last Month but Like Past Years and Next July. Ben Davis: Sad Song, Horse Blanket, Stinging Nettle. Marta Gentilucci: ...and calm. Ocupación: 15%.
    Paco Yáñez 08/11/2018
  • España - Galicia 27/10/2018

    Alquitarar con música el verbo

    Iglesia de San Bartolomé. Ricard Capellino, saxofones. Alberto Posadas: Veredas. Ocupación: 20%.
    Paco Yáñez 05/11/2018
  • España - Galicia 23/10/2018

    Belleza poética de la desmaterialización

    Afortunadamente, el cartel de este 'Manifiesto Gutai' se completaba con un compositor cuya musicalidad y rotunda modernidad ya son conocidas en Galicia: Pablo Vergara (Santiago de Chile, 1980). Presente, él mismo, en el paraninfo herculino, lo primero que de Vergara disfrutamos fue el estreno de VERT (2018), quinteto para voz amplificada, flauta, violonchelo, contrabajo y percusión cuyo título juega con la alusión al verde, así como con las primeras letras del nombre de Vertixe. Si algún tipo de patrón reconocemos en VERT, éste sería una suerte de acción-reacción continua que expande dichas energías y materiales, compactando lo estructural y transformando las texturas tímbricas.
    Paco Yáñez 29/10/2018
  • España - Galicia 20/10/2018

    En un Re nada menor

    Ese primer movimiento que es todo un poema sinfónico con dos voces en permanente conflicto, no sólo en los episodios más ruidosos –Andsnes exhibió toda la potencia sonora que requieren esos terribles trinos-, sino también en los más callados –justo antes de la explosiva conclusión, donde Andsnes encontró la tensión necesaria para preparar el final, junto a la inquietante taquicardia de los golpes de timbal.