Delfín Colomé (1947-2008)

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el viernes, 23 de julio de 2004. En estos 14 años ha escrito 3 artículos.

  • Ópera y Teatro musical

    Más calavera que gallardo

    Cuando Pinkerton –hacia 1900- seduce a la ingenua Cio Cio San, Japón estaba viviendo la que se ha denominado época Meiji, que va desde la proclamación, en 1868, del príncipe Mutsuhito como 122º Emperador del Imperio del Sol Naciente (quien adopta el revelador nombre de Meiji -gobernante ilustrado), hasta su fallecimiento, en 1912. Se trata de un período en el que Japón experimenta una verdadera evolución –ya que no revolución, propiamente dicha- política y social que lo conduce hasta la modernidad. Una de sus características más importantes –que resulta clave para entender los avances que a su aire se producirán- es su apertura al exterior, rompiendo el aislacionismo en que se había encerrado, a cal y canto, desde mediados del siglo XVII. Esta cerrazón, practicada totalmente a la defensiva y que llegó, incluso, a prohibir la lectura de libros occidentales, sólo se había quebrado por esporádicas expediciones comerciales de holandeses, chinos y de algunos misioneros europeos.Durante la p
    12/05/2008
  • Opinión

    La Danza (Clásica) de mis pecados

    El Editor de Mundoclasico.com me invita a ser impertinente, pero me pilla con el pie cambiado. El colesterol se me ha disparado últimamente, tengo que quitarme de encima cuatro o cinco quilos, parece que me van a subir -otra vez- la hipoteca y tengo la impresión, desde hace unos días, de estar como viviendo en un gigantesco Gran Hermano. Mi primo argentino, psicólogo por supuesto, me ha dicho que no me preocupe y que, sobre todo, no diga impertinencias. O sea, que a otra cosa, mariposa. En todo caso, como hay que conmemorar merecidamente el número 500 de Mundoclasico.com, me voy a confesar públicamente de un remordimiento que no deja de atormentarme, ligera pero periódicamente. A veces, las catarsis personales pueden ser útiles públicamente. Me pesa, hoy, que no tengamos en España una compañía pública -es decir, financiada de verdad con dinero público, sea estatal, comunitario o municipal- de danza clásica de verdad. Y me confieso no de tener una responsabilidad directa sobre esta care
    14/04/2008
  • Obituario

    Belleza kantiana

    Antonio Gades nos ha dejado. El fajador incansable, de tan recio fuste como un minero asturiano, ha sucumbido a la muerte tras una larga enfermedad.
    23/07/2004