Silvia Alonso

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el miércoles, 26 de enero de 2000. En estos 18 años ha escrito 3 artículos.

  • Ópera y Teatro musical

    Mozart: Le nozze di Figaro

    Las bodas de Fígaro supone el primer resultado de la colaboración de Mozart con Lorenzo da Ponte, su más famoso libretista. Cuando aparece en 1786, Mozart y da Ponte cuentan con la ayuda de dos factores adicionales que hacen su obra especialmente atractiva para el público vienés: el hecho de estar basada en una obra de Beaumarchais cuya representación había sido prohibida por el emperador en Viena (los problemas con la censura eran un buen cebo para el público) y el hecho de que la acción y los personajes de Las bodas se presentasen como una continuación de la historia que cuenta El barbero de Sevilla, que ya había sido un éxito en la corte en la versión de Paisiello. Y si no tengo quien me escuche, hablo de amor conmigo mismo [1] Sin embargo, tras ocho representaciones en Viena, Las bodas se ve desplazada por Una cosa rara, de Martín y Soler, y Mozart ha de aguardar a la representación de Praga para encontrar el favor absoluto del público, que tres años más tarde se confirma por fin
    27/01/2006
  • Musicología

    La enunciación lírica en el marco del canto litúrgico: la huída del significado

    La música litúrgica representa un caso especial en lo que se refiere a la relación entre voz y texto desde el punto de vista pragmático. Al contrario de lo que sucede en el caso de la ópera y en general en los contextos dramáticos, no podemos decir que en los textos litúrgicos aparezca la idea de personaje como instancia mediadora entre el cantante (contemplado desde el punto de vista empírico y externo) y el yo lírico o sujeto de la enunciación enunciada. Sin embargo, la música litúrgica se aproxima a la representación en el hecho de formar parte de un contexto comunicativo mayor, que comprende a su vez varios sistemas sígnicos (gesto, palabra, representaciones iconográficas, etc.) y en el de tener un recinto privilegiado de desarrollo consagrado por el uso social (iglesia).
    05/09/2003
  • Ópera y Teatro musical

    210 años del estreno del Così fan tutte: disfraz, ficción y farsa

    Tras el éxito de Le nozze di Figaro en 1789, el emperador encarga a Mozart una nueva ópera, que se estrena al año siguiente en el Hofburgtheater de Viena (26 de enero de 1790) tras una serie de ensayos a lo largo del mes de diciembre y enero en la casa de Mozart. En los últimos, sabemos de la presencia de Haydn como espectador. La muerte del emperador José II, con la consiguiente clausura de los teatros en Viena (20 de febrero) hace que Così fan tutte sólo gozara de cinco representaciones. Al año siguiente (1791), sin embargo, siguieron una serie de producciones, como las de Praga, Leipzig, Dresden y las versiones alemanas de Frankfurt, Mainz y Amsterdam – éstas proliferaron en gran medida en el siglo XIX.
    26/01/2000