Carla del Val

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el martes, 29 de marzo de 2005. En estos 15 años ha escrito 5 artículos.

  • Reportajes

    Una revolución sonora, pero menos

    Pierre Schaeffer (1910-1995), con su 'Tratado de los objetos musicales' (1966), aspiraba a fundamentar una nueva música que incluyera todo tipo de sonidos acusmáticos entre sus materiales. Pero los fundamentos de una práctica que se contrapone a siglos de tradición no son fáciles de elaborar. El camino que intentó trazar Schaeffer consistió en estudiar las respuestas del oído humano al sonido y en comprender mejor qué es, exactamente, el sonido, todo ello, desde un punto de vista objetivo y técnico. Es por eso por lo que su lectura se hace tan difícil a medida que avanzamos en su contenido: porque no nos habla de la experiencia subjetiva de la escucha, que es la que todos conocemos, sino de las cuestiones físicas que implican el sonido y la escucha. La combinación de los experimentos y constataciones técnicas de Schaeffer con sus aspiraciones filosóficas a la creación de un arte nuevo para toda la humanidad permiten poner en relación sus escritos con los de otros autores anteriores. C
    04/08/2005
  • Opinión

    Una herencia dilapidada, o cómo se tira por la ventana un buen trabajo

    El reciente auge de auditorios y festivales en España podría hacer pensar que estamos ante un renacimiento cultural de envergadura. Pero lo que ha crecido en los últimos años son sólo pequeñas parcelas de lo que es la vida musical. Junto a esos nuevos espacios y ocasiones para la música, y junto a muchos músicos españoles apreciados por su alto nivel, hay también todo un mundo de profesiones musicales que espera todavía alcanzar un nivel equiparable. Lo que podríamos llamar la para-música se mueve todavía en España dentro de unos niveles generalmente penosos. La crítica musical, la gestión, la planificación, el diseño de eventos o la organización empresarial, son sectores tan importantes como la interpretación, la composición, o la edificación de espacios, pero no se han desarrollado paralelamente. La crítica es ejercida por aficionados voluntaristas; la gestión, improvisada día tras día; la planificación, desconocida; el diseño de eventos, completamente ignorado; y la organización em
    12/07/2005
  • Reportajes

    Narrativa sonora: el misterio de los contrabajos ásperos

    La banda sonora de 'French Connection' (1971) está tan integrada con la acción que podría contarnos la película ella sola. De hecho, una gran parte de los diálogos y de los ruidos ambientales están grabados en directo, siguiendo la estética del cinéma-vérité europeo. El director de esta película llevó aquí a sus límites la diferenciación entre ficción y realidad, entre relato y documental. Pero lo más sorprendente es que esto sucede también con la música, la parte aparentemente menos diegética -relativa a la acción- de una película, que también se inserta en ese realismo naturalista y actúa como una narración paralela a la narración principal. Normalmente, se suele decir que la banda sonora de una película reúne tres tipos de sonoridades, cada uno de los cuales suele operar en un diferente nivel de significación: diálogos para conducir la acción, ruidos para recoger el ambiente de forma naturalista, y música para suministrar el comentario emotivo al conjunto. Estos tres tipos se combin
    15/04/2005
  • Musicología

    El ‘arte sonoro’ y sus primeros tanteos: Pierre Schaeffer

    Entre los objetivos creadores de Schaeffer se encontraba el de hallar una gramática ‘objetiva’ del mundo de los sonidos. La encaró como resultado de una actividad creativa, y de un estado de ánimo típico en su tiempo, por eso, los libros de Schaeffer, si no se leen en función de este trasfondo, aparecen hoy como trasnochados e inútiles.
    01/04/2005
  • Reportajes

    ‘Narrativa sonora’ y ‘arte sonoro’

    ¿Puede la música contarnos cosas como lo hacen las palabras? Para los interesados en la música académica del siglo XX, es vital dilucidar si el mundo acústico puede generar un lenguaje con contenidos semánticos claros. Es decir, si los sonidos pueden transmitirnos cosas concretas como que "hoy es un día con mucho sol", o "mañana voy a ir al médico". Esta cuestión no es una mera curiosidad: cualquiera que se dedique a la enseñanza musical sabe que en los programas oficiales existe una asignatura obligatoria que se denomina ‘lenguaje musical’, en la que, a juzgar por ese título, se asume que los sonidos sí que pueden transmitir ideas de un modo similar a como lo hacen las palabras. O que los sonidos, aunque no puedan comunicar contenidos concretos, forman parte de lenguajes abstractos, los cuales tendrían sus propias reglas sintácticas, y en las que radicaría su significado. Pero estas ideas ni han sido aceptadas siempre, ni son aceptadas hoy por todo el mundo. Aparte de preguntarnos por
    29/03/2005