Joan Estrany

Comenzó a escribir en Mundoclasico.com el viernes, 7 de septiembre de 2012. En estos 6 años ha escrito 2 artículos.

  • Reportajes

    McCreesh se despide del Wratislavia Cantans

    El británico Paul McCreesh se despidió el pasado domingo del público polaco tras dos años al frente de la dirección artística del Wratislavia Cantans, uno de los festivales de música sacra más consolidados del panorama centroeuropeo. El Stabat Mater de Antonin Dvorak fue la obra elegida para un último baño de multitudes que apenas dejó huecos vacíos en los confesionarios de la Iglesia de Santa Magdalena de Wrocław. El Coro de la Filarmónica de Wrocław y la Orquesta Nacional de la Radio Polaca, dos habituales del festival, fueron los encargados de clausurar la 47 edición del festival antes de que el italiano Giovanni Antonini, cofundador de Il Giardino Armonico, tome las riendas del mismo para el bienio 2013-2014. La última edición bajo tutela británica ha tenido a Johann Sebastian Bach como principal piedra de toque. Amén de sus dos Pasiones, el público breslavo ha podido escuchar numerosas obras de cámara del Kantor de Leipzig y un amplio despliegue de su música concertante. Entre l
    14/09/2012
  • Entrevistas

    Achúcarro, maestro por partida doble

    Achúcarro escruta los pies del joven pianista. Con la cabeza gacha parece interrogar no tanto al teclado como al pedal. Al poco exclama en inglés: “El piano es un instrumento, cuyo sonido se produce con o sin pedal”. Desde un piano de cola gemelo al de su pupilo, el pianista bilbaíno sigue con todo detalle a sus dos alumnos. Hoy toca una sonata de Mozart y el ‘Amor y la Muerte’ de Goyescas de Granados. Desde la ventana entornada, donde imparte su masterclass, la vida del rynek de Duszniki Zdroj transcurre aparentemente sin alterarse. Aparentemente decimos, porque en Duszniki Zdroj, como los chopinianos de pro ya habrán adivinado, el mes de agosto no es un mes cualquiera. A esta pequeña localidad termal, donde la frontera checo-polaca se diluye entre frondosos bosques y aguas medicinales, peregrinan melómanos de toda Polonia. A la naturaleza enfermiza de su huésped más ilustre debe su fama. Un adolescente y por entonces apenas conocido Fryderyk Chopin ofreció aquí uno de sus recitales m
    07/09/2012