DVD - Reseñas

El mejor Kraus, el mejor Faust

Raúl González Arévalo

viernes, 5 de octubre de 2007
Charles Gounod: Faust, ópera en tres actos sobre libreto de Jules Barbier y Michel Carré (1859). Alfredo Kraus (Faust), Renata Scotto (Marguerite), Nicolai Ghiaurov (Méphistophélès), Lorenzo Saccomani (Valentin), Paolo Mazzotta (Wagner), Milena Dal Piva (Siebel), Anna di Stasio (Marthe). The NHK Symphony Orchestra & Italian Opera Chorus. Momoko Tani Ballet Troupe, Tokyo City Ballet Troupe, Tokyo Theatrical Ensemble. Paul Ethuin, director. 1 DVD de 187 minutos + 37 minutos de bonus. Grabado en el NHK Hall de Tokyo (Japón), el 9 de diciembre de 1973. VAI 4417. Distribuidor en España: LR Music

Estupenda sorpresa la que nos depara VAI al regalarnos este Faust japonés de lujo. De todos es sabido que las giras de teatros italianos por el país del sol naciente han dado producciones míticas de difícil acceso en Occidente, pese a su interés por no tener otras equivalentes a disposición del melómano. Sería el caso de este DVD, que ofrece un retrato del médico creado por Goethe con Kraus en el máximo de sus facultades artísticas y canoras en una época de su carrera en la que, incomprensible y desgraciadamente, no pisaba los estudios de grabación, y desde hacía demasiado tiempo. Además, supone una prueba mejor aún que la grabación audiovisual de Parma de 1986 en este mismo papel, y con un reparto inferior por lo que respecta a sus dos compañeros principales: Nicolai Ghiaurov, que muestra una evolución entre las grabaciones en estudio de 1966 y 1978 y, sobre todo Renata Scotto, que nunca grabó comercialmente el papel de ‘Marguerite’. Estas mismas funciones habían circulado restringidamente hace una década en un sello pirata de efímera vida, por lo que la iniciativa de ofrecer de nuevo la producción, además con el soporte visual, no sólo es bienvenida, es un acontecimiento.

No hay mucho que añadir a lo ya escrito sobre el ‘Faust’ de Alfredo Kraus: es el último de los grandes, después de Nicolai Gedda, y más moderno que éste. Ha sido el cantante de referencia en este papel en los últimos treinta años por variados motivos: el canto aristocrático, que en el repertorio italiano podía resultar algo distante según el papel, en el francés le va como anillo al dedo; el fraseo es de gran nobleza, interpreta al médico con una convicción netamente gala, es decir, un punto distante, como conviene. Su gran técnica brilla como siempre con un legato inmaculado y unos agudos refulgentes, como pone de manifiesto en “Salut! Demeure chaste e pure”. Y la compenetración con sus colegas es total. Una grabación en estado de gracia.

Hace poco se preguntaba un conocido mío qué pasa con Renata Scotto que, cuando uno piensa en un papel, salvo en el caso de Madama Butterfly, rara vez acude ella a la mente en primer lugar. Se ha escrito que las dos grandes ‘Marguerites’ del siglo han sido Victoria de los Ángeles y Mirella Freni. Desde luego no voy a discutirlo. Pero la Scotto merece figurar a su lado. Recordada fundamentalmente por sus papeles italianos, no está demás traer a colación que también fue una notable ‘Charlotte’ de Werther y por estas fechas grababa en estudio ‘Berthe’ de Le prophète de Meyerbeer. El registro esencialmente lírico de esta ‘Marguerite’ le favorece porque no expone en exceso un registro agudo tendencialmente ácido, de sonido abierto, que puede no resultar agradable en otros papeles del bel canto. No tendrá la dulzura intrínseca de De los Ángeles, ni la belleza vocal de la Freni pero, incluso en esta primera aproximación al papel en francés (lo había cantado en italiano en La Scala previamente) a ambas supera como maestra en el fraseo, iluminando cada frase con una variedad de acentos y claroscuros que hacen replantearse el sambenito de personaje plano tan difundido. La escuela belcantista brilla en el aria de las joyas, y con Kraus compone un dúo de amor antológico y apasionado. El final, como corresponde, es apoteósico.

El ‘Méphitophélès’ de Ghiaurov es bien conocido. El bajo búlgaro seduce por la belleza de su voz, el dominio del personaje es total, más que nunca un dandy con cara, ágil y socarrón. Sólo reprocharía algunos recursos en exceso efectistas (menos que en la grabación de estudio de 1966) contrarios al estilo galo, aunque seguidos por muchos bajos desde que lo asoció al modelo el gran Boris Christoff.

Los secundarios están bien servidos, en especial el ‘Valentin’ de Lorenzo Saccomani, que brilla en “Avant de quitter ces lieux”. Sorprendente la prueba de coro y orquesta, integrados por japoneses totalmente, que más allá de la precisión y la disciplina esperados muestran una adecuación pasmosa, por la flexibilidad y los colores. Gran trabajo el de Paul Ethuin en este sentido, que los dirige con mano segura a través de una ópera ciertamente irregular, con conocidas caídas de tensión, que sin embargo parecen de alguna manera amortiguadas en esta ocasión.

No figuran en los títulos el director de escena, escenógrafo ni coreógrafo, por lo que nada podemos añadir sobre este punto, salvo que la puesta en escena es absolutamente clásica. La toma de sonido es buena (mejor que la grabación privada que posteriormente publicó Myto de las funciones en la Scala en 1977), pero la imagen sufre en mayor medida el paso del tiempo, se nota que es una toma de televisión de la época, aunque los avanzados medios nipones les permitieran filmar ópera sin necesidad de luz añadida, como ocurría en Europa. Hay contínuos subtítulos en japonés que no se han eliminado y resultan indudablemente molestos; mientras que los propios que ofrece el DVD, en inglés, francés, alemán, español e italiano, se sobreponen a los primeros.

Como bonus (ya es indispensable en los DVD a estas alturas) hay una entrevista con Renata Scotto, que durante más de media hora analiza la amistad fraternal con Kraus; la experincia de representar ópera occidental en Japón, centrada en los tres personajes que abordó allí (‘Violetta’, ‘Lucia’ y ‘Marguerite’); y el sentido de ciertas puestas en escena contemporáneas –es conocida esta faceta suya también– sin morderse la lengua, convencida de tener razón.

Este DVD ha sido enviado para su recensión por LR Music

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.