Novedades bibliográficas

Demasiado concentrado

Maruxa Baliñas

miércoles, 12 de septiembre de 2018
Abad: Música fácil © Ed. Berenice, 2018

Federico Abad, autor del libro ¿Do, re, qué?, saca un nuevo libro dedicado a la divulgación musical, que significativamente titula Música fácil.1 La portada indica que se trata de "Un método directo y sencillo para iniciarte en el mundo de la música", pero esta afirmación debe ser matizada. El libro no sirve para iniciarse en el lenguaje musical: es un buen resumen, resulta bastante claro, tiene muchos ejemplos y bien elegidos en general, pero requiere alguien que explique los conceptos, porque es demasiado denso para usarse para autoaprendizaje. En el capítulo "Cómo usar Música fácil" Abad plantea que el libro es apto para personas a partir de 15 años, indica que hay varios niveles de profundización, y cómo se debe abordar el libro según los intereses personales y el interés que se tenga. Pero he intentado seguir sus instrucciones y orientarme en el libro y sigo sin tener claro que se pueda abordar personalmente el estudio de este libro. 

Si se examina como posible libro de texto, la situación cambia. Desde mi experiencia no creo que se pueda utilizar como libro de texto en el aula porque es demasiado denso, los alumnos está muy acostumbrados a contenidos superficiales y muchas imágenes, a menudo sin mucha relación con el texto. Pero como apoyo del aula, o libro de profundización para aquellos alumnos que muestran más interés o tienen más curiosidad, eso que ahora se ha dado en llamar "enriquecimiento curricular", sí tiene interés. Los contenidos son bastante completos y se cuentan con eficacia, sin perder el tiempo pero siendo al mismo tiempo sistemáticos. Con mucha vigilancia -en el buen sentido- por parte del profesor, el libro se puede utilizar también para aquellos alumnos que por haber sido escolarizados en otro país o por haber faltado mucho a clase ignoran apartados completos del lenguaje musical. O sea, no se puede pretender que un alumno que no tiene ni idea de lo que es el sonido o la expresión musical, que ignora el lenguaje más o menos técnico que usamos, estudie estos apartados por su cuenta, pero puede servir como punto de partida si luego el profesor explica o pone ejemplos y ejercicios. 

Igualmente Música fácil puede ser interesante como libro para resolver dudas del profesor. En teoría ningún profesor de música debería haber aprobado una oposición sin conocer perfectamente todo lo que en este libro se explica. Pero con la reducción de horas dedicadas a la música en los centros de secundaria, cada vez empieza a ser más habitual que profesores de otras asignaturas llamadas "afines" se vean en la obligación de explicar la asignatura de música, lo que no suele causarles ningún problema en el caso de la historia de la música (aunque mucha gente siga diciendo que la cultura musical en España es penosa, no estoy de acuerdo: es cierto que la cultura general 'media' incluye mucha más literatura que música, pero también es mucha la gente que apenas puede mantener una conversación informada sobre artes plásticas o cine, y la ignorancia científica de personas consideradas cultas es vergonzosa en muchas ocasiones), pero sí en lo referente al lenguaje musical que sigue siendo una parte importante de la programación de música. 

Leyendo Música fácil es evidente que Abad tiene mucha experiencia en la docencia musical. Algunos ejemplos me han parecido clarísimos y pretendo usarlos en el aula. Otros son demasiado densos para lo que pueden abarcar mis alumnos, especialmente los referentes a escalas y tonalidades, donde creo que Abad debía haber sido más valiente y haber suprimido mucha teoría que ciertamente nos enseñaron en el conservatorio, pero tiene muy poco interés incluso para músicos no profesionales y ninguno para quien no vaya a dedicarse a la música. Y cabe suponer que quien se vaya a dedicar a la música profesionalmente va a recibir una enseñanza musical que hace innecesario el uso de un libro como este, de 'alta divulgación', pero divulgación sin duda. Los capítulos dedicados al sonido y al ritmo son bastante claros -¡los compases nunca son fáciles de entender!- y el de la forma musical también está muy lograda. La parte dedicada a la melodía, que incluye intervalos y escalas es excesiva en su deseo de ser sistemática y muchos de los ejemplos gráficos no se entienden o complican las cosas más aún. La parte de armonía es nuevamente confusa en el texto y emplos en lo referente a acordes, pero explica bastante bien la modulación y los cifrados. 

El libro tiene además una parte que no entiendo bien en un libro de este tipo, que es lo referente a la interpretación con guitarra y piano, que ocupa amplios apartados tanto en la parte de la melodía como de la armonía. Supongo que tiene que ver con el hecho de que en sus clases Abad introduce estos dos instrumentos a sus alumnos, pero creo que no tiene sentido en un libro como este. Dedicar tanto espacio a la posición del cuerpo al piano, los ejercicios iniciales o el problema del paso del pulgar para un pianista o la traslación del pentagrama al diapasón de la guitarra y los tipos de cifrado, es superfluo y rompe el ritmo del libro. 

Para terminar, sólo añadir que me resultó muy divertida la introducción de "Por qué leer Música fácil" con que se inicia el libro porque me recuerda muchas de las cosas que le digo a mis alumnos cuando quieren saber por qué tienen que estudiar música y por qué el programa -ellos lógicamente piensan que es decisión mía personal- es tan abstracto y abstruso para muchos de ellos. En esa introducción Abad recuerda los valores educativos de la música pero también que en último término oímos y tocamos música porque nos gusta, nos hace más sociables y porque nos pertenece. Y ese es un concepto fundamental que muchos teóricos de la música olvidan. Abad lo sabe y eso impregna el libro de unos valores que quizá no son perceptibles a primera vista pero se aprecian: quiere hacer un libro que sea útil y tanto cuando creo que acierta como cuando creo que se equivoca, su libro es sincero, fruto de una experiencia real y contrastada, y de amor por la música y su tradición. 

Notas

ABAD, Federico, Música fácil. Manual didáctico de lenguaje musical, editorial Berenice, 2018. ISBN 978-84-16750-33-7

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.