DVD - Reseñas

Perspectivas Lachenmann, 3

Paco Yáñez

lunes, 4 de noviembre de 2019
Helmut Lachenmann: Schwankungen am Rand. Lachenmann Perspektiven 3, una serie documental de Wiebke Pöpel. Ensemble Modern Orchestra. Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin. Brad Lubman y Emilio Pomàrico, directores. Musik der Jahrhunderte, producción. Wiebke Pöpel y Michael Zimmer, ingenieros de sonido. Un DVD de 115 minutos de duración grabado en Berlín, Fráncfort del Meno, Stuttgart y Wiesbaden (Alemania), en enero y noviembre de 2015, y en diciembre de 2016. Breitkopf & Härtel BHM 7813

En el año en que Breitkopf & Härtel celebra sus primeros tres siglos de existencia ensanchando los cimientos culturales y musicales de Europa, la editorial de Wiesbaden (aunque fundada en Leipzig) nos presenta dos nuevas entregas de su serie Lachenmann Perspektiven, un conjunto de siete DVDs dedicados a quien es uno de los buques insignia en su catálogo de música contemporánea y actual: el también alemán Helmut Lachenmann (Stuttgart, 1935). 

Por la páginas de Mundoclasico.com ya han pasado los dos primeros lanzamientos de Lachenmann Perspektiven, pues en abril y junio de 2018 dimos cuenta de los volúmenes dedicados, respectivamente, a Accanto (1975-76, rev. 2005), el primer DVD (BHM 7811); y a Air (1968-69, rev. 1994/2015), el segundo (BHM 7812). Hoy presentamos el tercer volumen de la serie, centrado en la soberbia Schwankungen am Rand (1974-75), una edición que, como las dos primeras, vuelve a estar estructurada por su director, el alemán Wiebke Pöpel (Bremen, 1972), en tres grandes apartados: presentación de la obra por Helmut Lachenmann; ensayos orquestales y seccionales (en este caso, a cargo de Ensemble Modern Orchestra y Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin); y el propio concierto que la formación berlinesa celebró el 25 de enero de 2015, dentro de los muchos eventos que en Alemania festejaron los ochenta años que en 2015 cumplió Helmut Lachenmann (concierto enmarcado dentro el Festival "Ultraschall" de la capital teutona). 

Comenzamos, así pues, por la presentación de Schwankungen am Rand a cargo de Helmut Lachenmann (una filmación de nueve minutos de duración grabada en diciembre de 2016 en Stuttgart en la que se insertan, a modo de ejemplo, algunos fragmentos del concierto celebrado en el Festival "Ultraschall"). Como tantas obras del siglo XX, Schwankungen am Rand participa de la fascinación por las sonoridades producidas por los artefactos mecánicos y electrónicos; en este caso, por las que provenían del motor del gran Mercedes del año 1932 que Lachenmann tenía a comienzos de los años setenta, un descapotable rojo que él mismo dice era la atracción estrella en Darmstadt, pues todo el mundo quería montar en su cabriolet. En su presentación, relata Lachenmann que, tras haber franqueado con su Mercedes el Paso de Grossglockner, en los Alpes, aparcó y estuvo media hora escuchando cómo el motor del coche se enfriaba, produciendo todo tipo de crepitaciones: un «laissez-vibrer» (como Lachenmann lo denomina) compuesto por una miríada de chasquidos que iban progresivamente reverberando hasta su extinción; un proceso que dice similar al que se escucha en el río Elba cuando se produce, gradualmente, el deshielo. Schwankungen am Rand sería, así pues, un gran concierto de crepitaciones, y es por ello por lo que en los papeles y en otros instrumentos ad hoc aparece, precisamente, esa indicación de «laissez-vibrer» (que tiene su fiel correlato en la realización fílmica de Wiebke Pöpel, cuyo montaje da gran preponderancia a dichas técnicas). 

Para Helmut Lachenmann, esa audición atenta de los procesos de crepitación hasta su progresivo silenciamiento genera una percepción del fluir del tiempo diferente, más atenta y expandida. En el auditorio, ello se amplifica, a su vez, por la espacialización de la orquesta, que rodea al público, incluidos lanzamientos de objetos al suelo, amplificación por altavoces, y una saturación de vibraciones y oscilaciones de todo tipo que propician que la sala de conciertos y el aire vibren, introduciendo al oyente en la crepitación como realidad física y concepto. Ello, para Lachenmann, nos conduce a una vivencia de primera mano de la naturaleza como realidad sonora; una naturaleza que se crea musicalmente con recursos que no son los del propio medioambiente, por lo que, en este sentido, el compositor de Stuttgart dice sentirse parte de la tradición de Gustav Mahler, cuando el compositor bohemo hace referencia al «Naturlaut» en la música: audible, por tomar un ejemplo explícito de tal anotación en una partitura mahleriana, en el primer movimiento de la Sinfonía Nº1 en re mayor (1884-88, rev. 1896). Ahora bien, la naturaleza en Lachenmann es muy otra con respecto a la tan ensoñadora y bucólica de la Titán, por lo que, además de los citados papeles, se dan cita en Schwankungen am Rand toda una plétora de sonoridades de tipo granular amplificadas, añadiéndose al efectivo orquestal un set espacializado de thunder sheets (donnerblech, en alemán): láminas de metal que completan el registro grave en la orquesta, pues la instrumentación sólo contempla, en las cuerdas, violines y violas. Además, estas láminas permiten a Lachenmann todo un abanico y márgenes de glissandi mucho mayor, que van desde el cuerpo de la placa al completo, al doblarlo, a roces contra sus caras y cantos, produciendo esas oscilaciones en el filo (en los cantos) que dan nombre a la obra. 

Como hemos señalado en anteriores reseñas de DVDs dedicados a Helmut Lachenmann, es importantísimo el poder ver cómo se produce técnicamente cada sonido para tener conciencia de su naturaleza instrumental (en muchas ocasiones, difícilmente discernible si no media tal visualización; de hecho, uno de los DVDs lachenmannianos que en 2018 reseñamos, el editado por l'empreinte digitale (EDVD740), llevaba por título, precisamente, See the Sound). Es por ello que los ensayos nos ofrecen una profundización no sólo en el sentido y en el «contexto» (palabra fundamental para Lachenmann) de cada sonido (ya sean con tono, sin tono, o ruidos), con sus relaciones y sentidos complementarios, sino en la materialización técnica, algo que en la filmación del concierto no podremos ver con tal detalle, al tratarse de una orquesta espacializada en la que, incluso en vivo, sería imposible observar con precisión las técnicas desarrolladas en cada atril de cuantos rodean al público. 

El primer bloque de ensayos está protagonizado por la Ensemble Modern Orchestra, que dirigida por Brad Lubman lleva a cabo ensayos de Schwankungen am Rand para el concierto celebrado en Wiesbaden el 27 de noviembre de 2015 (celebración oficial en la casa de Breitkopf & Härtel del octogésimo aniversario del compositor). El propio Lachenmann asiste a estos ensayos con la que es formación lachenmanniana por antonomasia, y conjunto que en 1998 grabó la que tengo por edición discográfica de referencia para esta partitura: la registrada en estudio con Péter Eötvös para el sello ECM (1789). Tres ensayos seccionales se incluyen en este DVD con la Ensemble Modern Orchestra; el primero de ellos (de casi 18 minutos de duración), dedicado a metales (trompetas y trombones) y reguladores; estos últimos, encargados de una amplificación que crea, al elevar sus dinámicas sin fuente de entrada, una suerte de paisajes vacíos, de sonidos de niebla que generan la sensación de una ausencia, de un ambiente enrarecido. Entre los aspectos en los que Brad Lubman y Helmut Lachenmann se centran: los reguladores dinámicos (fundamentales a la hora de graduar los grandes crescendi de la obra), el uso de sordinas (con especial atención a su crepitación, efectos de glissandi, oscilación y aire sin tono), y el flatterzunge (para remedar, con aire, los chasquidos del motor del Mercedes al que Lachenmann se refería en su presentación). Todo ello nos introduce, además, en un verdadero proceso de investigación sobre la partitura y los cambios que en la concepción del sonido instrumental Helmut Lachenmann ha experimentado en décadas posteriores; de ahí, que se abra a mejorar la ejecución técnica de ciertos efectos a partir de las sugerencias de los músicos del Ensemble Modern. Un primer ensayo, por tanto, de los más interesante por la próxima relación entre compositor, director y músicos, cuyos resultados vemos en un fragmento del concierto celebrado en Wiesbaden, que a partir del compás 222 nos muestra cómo toman forma final las decisiones interpretativas dilucidadas en los ensayos. 

El segundo ensayo de la Ensemble Modern Orchestra (de 13:52 minutos de duración) es el de thunder sheets y pianos; un ensayo crucial por el importante papel que las láminas desempeñan en Schwankungen am Rand. En él profundiza Lachenmann en los diferentes tonos alquitarados a la placa de metal según la altura a la que se percuta o doble, así como en la proyección del sonido y la vibración conseguida en la sala de conciertos según sea la superficie de contacto de la thunder sheet con el suelo. De este modo, todo un marasmo de crepitaciones, glissandi y estallidos se derivan de las láminas, buscando un staccatissimo que acere el ataque y la proyección de un modo seco, algo para lo cual los percusionistas del Ensemble Modern sugieren a Lachenmann la no utilización de alfombras bajo las láminas, para así producir una reverberación más metálica y concentrada. Ello está ligado, cómo no, a los rangos dinámicos, aspecto de nada fácil dominio a la hora de manipular thunder sheets, si bien vuelve a resultar impresionante ver cómo el propio Lachenmann manipula las láminas produciendo el sonido exacto que persigue: nueva muestra (y valiosísimo documento audiovisual) de cómo cada técnica incorporada a Schwankungen am Rand es fruto de un sesudo estudio y experimentación previa por parte del compositor. 

El último ensayo seccional de la Ensemble Modern Orchestra es el dedicado a las cuerdas, un ensayo (de 16 minutos de duración) en el que Lachenmann destaca la importancia de un ataque seco y preciso, sin suciedad en los movimientos del arco, erradicando una tradición clásica que, dice a los músicos, se debe desaprender para dar un correcto sentido a las técnicas desarrolladas en el contexto de la musique concrète instrumentale. Al igual que en el resto de instrumentos, es obvio que las técnicas implementadas en Schwankungen am Rand son fruto de un arduo trabajo previo de un Lachenmann que las ejemplifica para los miembros de la orquesta de Fráncfort, tomando en sus manos un violín y desarrollando un col legno saltando con el que, por ejemplo, toca la parte del himno alemán que él mismo utilizó en Tanzsuite mit Deutschlandlied (1979-80). Los diferentes tipos de col legno y su correcta ejecución son recurrentes en los ensayos de cuerda, así como los grados de presión de las cerdas sobre las cuerdas, con un especial énfasis en cuando el arco permanece fijo, oscilando únicamente los perfiles por medio de movimientos de muñeca: técnica que produce las crepitaciones que, desde esta sección de cuerda, dialogan con las efectuadas por los papeles y los metales, y que el propio Lachenmann relaciona con las técnicas de sobrepresión en Gran Torso (1971, rev. 1976/1988). A pesar de la experiencia de estos músicos (si bien en la Ensemble Modern Orchestra se incorporan jóvenes intérpretes), es patente la complejidad de dar con el punto exacto en la ejecución de cada técnica para sintetizar lo que, en estos ensayos, Lachenmann dice no es ya música, sino una «situación» acústica. 

Los primeros ensayos de la Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin y Emilio Pomàrico incluidos en este DVD (de nuevo, con asistencia del propio Lachenmann) están dedicados a la sección de cuerda (con casi 8 minutos de duración), encontrándonos algunos aspectos en común con los que vimos a la Ensemble Modern Orchestra. Ahora bien, si en la EMO Lachenmann hacía hincapié en las técnicas de arco fijo en staccato, en la RSO Berlin trabaja el desplazamiento del arco sobre las cuerdas, analizando cómo cambió su forma de notación y desarrollo técnico desde 1975 a 2015; por ejemplo, con la preponderancia que entonces concedía a la percusión del tornillo del arco sobre la cuerda, sonido que ahora prefiere ejecutar con la parte superior del arco, pasando del color metálico al color madera por medio del col legno battuto. Igualmente, en el col legno saltando incide Lachenmann en la necesidad de apagar las cuerdas en sordina para producir un sonido seco y vibrante, diciendo a los músicos que las cuerdas abiertas están «totalmente prohibidas». Otros aspectos técnicos en los que incide son el roce del arco contra el lateral de la caja del instrumento, o el pizzicato fluido, efectuado con mano izquierda sobre una de las cuerdas en el diapasón, mientras el tornillo del arco se posa sobre esa misma cuerda para producir una resonancia metálica del pizzicato tan afín a la dramaturgia y al sentido conceptual de la crepitación en Schwankungen am Rand

El último bloque de ensayos (el más largo, pues sobrepasa los 18 minutos de duración), está centrado en diversos instrumentos y dispositivos ad hoc de la RSO Berlin, por lo que resulta muy variado e interesante, dado lo inusual de sus procedimientos y sonoridades. En los pianos, seremos partícipes de efectos en arpegio arquetípicos en diversas partituras de Lachenmann compuestas desde Guero (1969-70), así como de los golpes con martillo al bastidor, o de los arpegios con objetos de plástico en el cordal. También resulta muy interesante el trabajo en pos de unísonos en los pianos, que estará especialmente logrado en el concierto. Otro aspecto al que Lachenmann dedica una especial atención es al de los papeles; de hecho, él mismo trae sus propios papeles, pues les dice a los músicos que en 1975 existía un tipo de papel de embalaje que ahora no se encuentra, y para cuya sonoridad estaba pensada la obra. Una vez conseguido dicho papel, Lachenmann trabaja el estiramiento y la contracción del mismo para dar cuenta del «laissez-vibrer» al que se refería en su presentación: sonido, a mayores, convenientemente amplificado, por su escaso rango dinámico frente a otros instrumentos de la orquesta. Dentro de este último bloque de ensayos orquestales se incluyen las cuatro interrupciones que alteran Schwankungen am Rand a partir del compás 261 de la partitura. La primera de ellas, con un potente silbido desde dentro de la orquesta, para lo cual se lleva a cabo una audición entre los músicos berlineses. La segunda interrupción del fluido orquestal lo será por medio de un receptor de radio, que dará entrada a un sonido proveniente del exterior de la sala, ya sea una locución, música, o lo que las ondas hertzianas deparen en ese momento -en un rasgo netamente cageano presente en otras composiciones de Helmut Lachenmann, como la paradigmática al respecto Kontrakadenz (1970-71)-. La tercera interrupción es de un músico que habla (amplificado), a lo que responden, acallándolo, las violas en sobrepresión de arco. Por último, la cuarta consiste en dejar caer estrepitosamente un objeto: ruido al que vuelven a responder en sobrepresión aleccionadora las cuerdas de la orquesta, así como las thunder sheets. Como en el primero de los ensayos de la orquesta de Fráncfort, un pasaje del concierto sigue a este último seccional de la RSO Berlin, mostrándonos cómo estas cuatro interrupciones tienen lugar a partir del compás 247 de la partitura: un largo ejemplo de lo más revelador, que incide en el carácter altamente didáctico de esta edición en DVD, en la cual podemos ver sobreimpresos en las imágenes de los ensayos ejemplos de la partitura, para poder asociar la tan personal notación (manuscrita) de Lachenmann con las técnicas que estas grafías implican. 

Por último, el concierto propiamente dicho, el que tuvo lugar el 25 de enero de 2015 en Berlín. Es una pena que Breitkopf & Härtel no haya incluido también en este DVD el del 27 de noviembre de ese mismo año en la Kurhaus de Wiesbaden, pues parece evidente que la Ensemble Modern Orchestra y Brad Lubman consiguieron unos resultados más logrados en una pieza que, como antes señalé, tiene en esta orquesta, con Péter Eötvös al frente, la versión de referencia de Schwankungen am Rand: hito discográfico en ECM del que lejos queda esta lectura conducida por Emilio Pomàrico. Que tenga constancia, hasta ahora sólo existían en disco compacto la versión dirigida por Péter Eötvös y la histórica del año 1975, con Ernest Bour en el estreno de la obra al frente de la SWF Sinfonieorchester (col legno WWE 1CD 20511): la interpretación más demorada de Schwankungen am Rand, con sus 32:20 minutos de duración, frente a los 27:19 de Péter Eötvös. La de Emilio Pomàrico se queda en medio, con sus 30:20 minutos, como también lo está en realización instrumental (aunque en sentido acerado y modernidad, la lectura de Bour tiene mucho mérito; claro que con la aparición del disco de ECM quedó muy limitado su valor interpretativo, ante la sobrehumana ejecución de la Ensemble Modern Orchestra). 

Frente a tamaña lectura, la de la Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin y Emilio Pomàrico comienza un tanto desangelada, aunque irá ganando convicción y enteros. Los primeros compases tienen una gran preponderancia de cuerda y pianos, echándose en falta más presencia y énfasis de los instrumentos ad hoc; algo que, en el aspecto positivo, depara un largo pasaje de pianos en martellato especialmente bello por su unísono, con un sentido muy unitario y dramatúrgico (por tomar a Mahler como referencia, tal y como lo hace el propio Lachenmann, casi Wie eine schwerer Kondukt). Siguiendo con un desarrollo mahleriano, los pasajes más abigarrados de metales y thunder sheets suenan con contundencia y convicción, como ese sonido de la naturaleza buscado por Lachenmann, creándose un bello ambiente y paisaje sonoro (aunque, por mucho que la versión de la RSO Berlin denote un trabajo concienzudo, el lenguaje de esta orquesta lejos está del milagro de la EMO con Péter Eötvös en 1998; siendo incluso, por momentos, más punzante y moderna la lectura de Ernest Bour, aunque a esta última no le acompañe la toma de sonido). En lo que la versión en DVD que hoy comentamos resulta imbatible, es en la posibilidad de 'ver el sonido', con la filmación de las distintas técnicas de la musique concrète instrumentale. El minuto 19:33 es un buen ejemplo, con los compases de los papeles tras un enorme rallentando orquestal muy bien conducido por Emilio Pomàrico, director que para estas cuestiones de expresividad en la música contemporánea es especialmente sutil y refinado. De este modo, y como en el ostinato de pianos en unísono, Pomàrico consigue de la RSO Berlin toda una respiración orquestal progresivamente acallada de un carácter, nuevamente, muy sombrío y lúgubre, lo que añade un sentido dramatúrgico a la partitura, además de los aspectos puramente sónicos ya referidos por Lachenmann con respecto a las crepitaciones del motor de su coche como alfaguara sonora. 

La primera de las cuatro interrupciones (minuto 19:50) suena con poderío en el silbido, muy súbito y punzante, con sucesivos pasajes de papeles muy transparentes en esta versión (especialmente, entre los minutos 20 y 22); como logradas en su seco staccatissimo están las respuestas a las interrupciones por parte de las cuerdas: tan claras como bien espacializadas en paralelo al estiramiento y arrugamiento de los papeles. La segunda interrupción (minuto 21:20) hará sonar desde la radio amplificada el comienzo del Concierto para piano y orquesta Nº1 en do mayor opus 15 (1795-97, rev. 1800) de Ludwig van Beethoven: aparición que provocará una súbita reacción orquestal, contundente, seca y abrupta (especialmente, en los trombones), que nos recordará a pasajes análogos de Accanto (entonces, como reacción al Concierto para clarinete y orquesta en la mayor KV. 622 (1791) de Wolfgang Amadè Mozart). La tercera interrupción (minuto 22:42) pone en escena una locución en alemán por parte de una intérprete de la RSO; de nuevo, con contundente respuesta orquestal, muy bien regulada en rangos dinámicos, así como en la lógica secuencial interrupción-reacción-expansión/afirmación orquestal; dinámica que se repite en la cuarta y última interrupción (minuto 23:44), aunque aquí la filmación no nos muestre la caída del objeto en cuestión, que queda en la penumbra visual (y diría que auricular, pues no acabamos de saber de qué se trata). 

Ya sobrepasadas las cuatro interrupciones, gran trabajo de la RSO Berlin en lo que diríamos 'danza de las láminas' acontecida en el minuto 25, si bien con un sonido más atenuado que en la Ensemble Modern Orchestra; en parte, por el uso -aquí, sí- de alfombras bajo las thunder sheets. Igualmente estupendos están los percusionistas que manejan las placas metálicas en los compases que, en torno al minuto 28 de Schwankungen am Rand, resuenan conjuntamente con las crepitaciones de los trombones y los pianos (de nuevo, magníficos), creando una masa de sonido impresionante por su sequedad sobre la que entran los violines y las violas, también cerradísimos en arco, creando una densidad inextricable que rubrica la versión con gran expresividad hasta ese liviano pizzicato final que casi parece, por lo sombrío y profundo de la dirección de Emilio Pomàrico, un último guiño o respiro, tras semejante inmersión en la musique concrète instrumentale como la que Schwankungen am Rand nos ofrece. 

Ayuda a disfrutar de esta versión una muy notable toma de sonido, mejor que la histórica de Ernest Bour en col legno, y no tan agresiva y directa como la de ECM. La de este DVD es algo más natural y cálida; ahora bien, es una pena que no se haya editado una pista de audio en formato surround, pues hubiese dado cuenta con mayor realismo en nuestros equipos de música de la espacialización que Schwankungen am Rand tiene en vivo, con los músicos rodeando al público. Por lo que a la edición del DVD se refiere, presenta imagen con formato 16:9 y subtítulos en inglés para las partes habladas en alemán. El libreto de este tercer volumen cuenta con 12 páginas en las que se recoge el catálogo de obras de Helmut Lachenmann, detallada información sobre este proyecto audiovisual y sobre Schwankungen am Rand, así como las biografías del compositor y de los artistas involucrados, y los datos técnicos de cada registro. Un nuevo DVD de Lachenmann Perspektiven, por tanto, de lo más ilustrativo e interesante para adentrarnos en los procedimientos técnicos y en el sentido artístico de una de las obras maestras de la segunda mitad del siglo XX, como lo es Schwankungen am Rand

Este DVD ha sido enviado para su recensión por Breitkopf & Härtel

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.