Estudios fonográficos

Requiem für einen jungen Dichter, de B. A. Zimmermann (2/6)

José-Luis López López

martes, 25 de agosto de 2020

Tras una primera parte ya publicada de este amplio trabajo dedicado al Requiem für einen jungen Dichter, de B. A. Zimmermann, donde se analizaron las interpretaciones y las grabaciones existentes de la obra, seguidas de una biografía del compositor, Bernd Alois Zimmermann, y un estudio sobre la génesis del Requiem, pasamos a la segunda parte donde nos centraremos en la estructura de la obra y en algunas cuestiones sobre el texto litúrgico empleado. 

D. Estructura textual establecida por el autor

La orquesta suena de principio a fin

Prólogo (13’ 00’’)

00’ 00’’ Orquesta

02’ 00’’ -12’ 47’’. (Cinta I, Recit. I) Ludwig Wittgenstein, Investigaciones lógicas (comienzo) (A).

02’ 35’’ -  05’ 10’’. (Coro III) Missa pro defunctis (latín): Postcommunio (B). 

05’ 10’’ - 08’ 50’’. (Coro III) Introitus (C). 

08’ 50’’ -11’ 00’’. (Coro III) Oratio (D). 

11’ 00’’ -  13’ 00’’. (Coro III) Lectio (E). 

03’ 04’’ -10’ 59’’. (Cinta IV) Discurso de Alexander Dubček, en checo, al pueblo checoslovaco, 27-08-1968 (F). 

04’ 39’’ - 10’ 54’’. (Cinta II) Palabras del Papa Juan XXIII, en latin, con ocasión del Concilio Vaticano 2º (G). 

04’ 57’’ -  13’ 0’’. (Cinta III) Recit. II lee, en inglés, el monólogo de Molly Bloom del Ulises de James Joyce (H). 

[Superposiciones totales o parciales de A, B, C, D, F, G, H. Suena exento E: Lectio]

Requiem I (14’ 45’’)

13’ 00’’ Orquesta

13’ 20’’ -13’ 43’’. (Coros I, II, III) “Requiem”. 

(Cintas I, II, III, IV) Informe 1: final de un discurso parlamentario de G. A. Papandreu, 1967.

13' 46" - 14’ 03’’. Cita de Esquilo: (Recit. I) Versos de Prometeo, en griego clásico

14’ 28’’ -14’ 42’’. (Recit. II) Lectura del Artículo 1.1 de la Ley Fundamental de la República Federal Alemana

14’ 42’’ -15’ 00’’. (Cinta I, Recit. I) Vladimir Maiakovski, en ruso (“Queridos camaradas venideros”, inicio). 

15' 05" - 15’ 28’’. (Recit. II) Palabras del presidente Mao Tse-Tung, trad. alemana, págs. 28 y sig.). 

15’ 28’’ - 16’ 00’’. (Cinta III) Informe 2: Discurso del primer ministro húngaro, Imre Nagy, en lengua magiar, el 31-10-1956. 

16’ 19’’ -17’ 35’’. (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) “Composición I”. [Simultáneamente]: (Recit. I) Poema de Sandor Weöres, en húngaro, versos de dob és tánc. (Recit. II) Biblia Vulgata, en latín, Liber Eclesiastes 3, 10-11. Darius Milhaud, La création du monde, 1er movimiento. Ruidos de manifestaciones masivas

17’ 35’’ - 20’ 31’’. (Cinta I, pistas 2, 2, 3, 4) ‘’Composición II”. [Simultáneamente]: (Recit. II) James Joyce, Finnegans Wake (final). (Recit. I) Poema de S. Weöres, en húngaro, dob és tánc (comienzo). Richard Wagner, Tristán e Isolda, “Liebestod”. Ruidos de manifestaciones masivas / Rumor de oleaje

18’ 45’’ - 20’ 31”. [Superpuesta, en parte, con la “Composición II’’, la “Composición III” en la Cinta II, pistas 1, 2, 3, 4]: (Recit. I) Poema de S. Weöres, en húngaro, dob és tánc (continúa). Olivier Messiaen, L’ascension. Ruidos de multitudes. Sonidos de guerra. 

20’ 31” - 20’ 55”. (Cinta I, pista 2, Recit. I) Cita de Esquilo, versos de Los persas, en griego clásico. 

20’ 35 - 20’ 55”. (Cinta I, pista 3, Recit. II) (como un eco) la misma cita de Los Persas. Hasta

20’ 55” - 23’ 25”. (Cinta II, pista 2, Recit. I) Vladimir Maiakovski, en ruso, “A la muerte de Sergei Esenin” (unos 30 versos). 

21’ 25” (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) “Composición IV”: Kurt Schwitters (Recit. II): An Anna Blume (‘A Ana flor’)

22’ 00” (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) Prosigue 'Composición IV' como 'Composición IVb (“al mismo tiempo que la ‘Composición IV’”) Contrafactum electrónico, de anillo modulado y transpuesto de la Comp. 4c

22’ 20” (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) 'Composición IVc' (al mismo tiempo que la ‘Comp. IV’ y la ‘Comp. IVb’): sonidos electrónicos

23’ 00” (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) Final de la ‘Comp. IVb’ y de la ‘Comp. IVc’

23’ 20” (Cinta 1, pistas 1, 2, 3, 4) Final de la Composición IV.

[Superpuestas, a partir de 21’ 25’’, 'Composición IV', incluidas 'Composición IVb' y 'Composición IVc', con V. Maiakovski, “A la muerte de S. Esenin” (repetición de lo anterior)]

23’ 30’’ (Recit. I) Lectura del Art. 1. 2 de la Ley Fundanental de la RFA (10’’)

24’ 20’’ (Rec. I) Lectura del Art. 2 de la Ley Fundamental de la RFA (20’’)

24’ 25’’ (Recit. II) Palabras de Mao Tse-Tung (15’)

[Superpuestas: Lect. Art. 2 de la L. F. de la RFA, y Mao Tse-Tung]

23’ 45’’ - 24’ 20’’. (Cinta I) Informe 3: Invasión alemana de Checoslovaquia / Discurso de Hitler, 16-03-1939 [exento]

24’ 35’’ -  25’ 00’’. (Cinta III) Informe 4: Declaración, en inglés, de Neville Chamberlain, 1938, antes de una reunión con Hitler. [Exento]. 

25’ 05’’ - 25’ 55’’. (Cinta I, pistas 1, 2, 3, 4) 'Composición V', Recit. I: Ezra Pound, Canto LXXIX (unos pocos versos) / Albert Camus, Caligula, Acto I, escena 8. 

25’ 35’’ - 26’ 55’’. (Cinta II, pistas 1, 2, 3, 4) 'Composición VI', Recit. II: Wladimir Maiakovski, A plena voz (inicio), A la muerte de Sergei Esenin (continúa) / Olivier Messiaen: L’ascension / Sonidos blancos, Oleaje marino. [Superposición parcial de 'Composición V' con 'Composición VI']. 

26’ 55’’ - 27’ 10’’ (Cinta II, pistas 1, 2, 3, 4) 'Composición VII': B. A. Zimmermann: Sinfonía en un movimiento (en anillo modulado). Mezclas sinusoidales, ruidos de color. [Exento]. 

27’ 20’’ (Recit. I) Lectura del Art. 2, 3 de la Ley Fundamental de la RFA (20’’)

27’ 20’’ (Cinta III) Alexander Dubček: comienzo del discurso de 27-08-1968 (30’’)

27’ 35’’ - 27’45’’. (Recit. II) Mao Tse-Tung (15’’).

[Superposición de Art. 2, 3 de la L. F. de la RFA con Alexander Dubček y con Mao Tse-Tung]. 

Requiem II – Ricercar (11’ 50")

27’ 45’’ Orquesta

27’ 50’’ - 29’ 03’’. (Coros I, II, III) Requiem aeternam [exento]

29’ 03’’ Ricercar

29’ 05’’ - 31’ 20’’. (Cinta I) Konrad Bayer, Recit. I: der sechste sin (‘el sexto sentido’) (una página) 

29’ 20’’ - 31’ 40’’. (Cinta II) Konrad Bayer, Recit. II: der sechste sin (lo mismo)

30’ 50’’ - 32’ 30’’. (Cinta III) Konrad Bayer, Recit. I: der sechste sin (lo mismo)

31’ 35’’ - 33’ 10’’. (Cinta IV) Konrad Bayer, Recit. II: der sechste sin (lo mismo) 

[Superposición parcial, en eco-cascada de K. Bayer, 'der sechste sinn' (la misma página]

33’ 10’’ (Cinta IV) The Beatles: Hey Jude (10’’)

33’ 20’’ - 37’ 50’’. (Cintas I, II, III, IV) Composición 'VIII', Recit. I: Wladimir Maiakovski: A plena voz (Respetables camaradas venideros) (larga serie de versos alternados) [exento

37’ 50’’ - 39’ 35’’. (Cintas I, II, III, IV) 'Composición IX', Recit. II: Hans Henny Jahnn, Los escritos de Gustav Anias Horn (Vol. II, algunas páginas) [exento]  

Rappresentazione (5’ 25’’)

39’ 35’’ - 44’ 50’’. (Coros I, II) Missa pro defunctis: Introitus 

39’ 35’’ - 45’ 00’’. (Soprano, Bajo) Ezra Pound: Canto LXXIX ( bastantes versos alternados)

[Superposición exacta de 'Missa pro defunctis': 'Introitus' y E. Pound, 'Canto LXXIX' (los versos mencionados)

Elegia (1’ 40’’)

45' 00" Orquesta

45’ 30’’ - 46’ 40’’. (Soprano) Sandor Weöres, dob és tánc (inicio) [exento

Tratto (2’ 20’’)

46’ 40’’ - 49’ 00’’. Orquesta, sin texto [exento]

Lamento (8’ 30’’)

49' 00" Orquesta

49’ 30’’ (Bajo) Vladimir Maiakovski, En la muerte de Sergei Esenin (unos versos tras los iniciales) [exento

49’ 30’’. (Coros I, II) V. Maiakovski, En la muerte de Sergei Esenin (los mismos), [exento], ‘eco’ del bajo 

49’ 00’’ - 54’ 20’’. Missa pro defunctis: Kyrie (Coro I) 

49’ 00’’ (Coro II) Missa pro defunctis: Kyrie. [Superposición con Coro I en 49’ 00’’ a 50’ 30’’ y de 53’50 a 54’ 20’’ (silencio desde 50’ 50’’ a 53’ 50’’)] 

49’00’’ - 50’ 50’’. (Recit. I) V. Maiakovski, En la muerte de Sergei Esenin (los mismos) 

50’ 10’’ - 51’ 00’’. (Soprano, Bajo) V. Maiakowski, En la muerte de S. Esenin (los mismos)

51’ 00’’ - 53’ 40’’. (Soprano, Bajo) Missa pro defunctis: Lectio (in diebus illis…)

54’ 00’’ - 57’ 30’’. (Coro III) Brüder, uber’m Sternenzelt

[Superposición casi total de Coro I (y la parte de Coro II) 'Missa pro Defunctis': 'Kyrie', a) con Recit. I, W. Maiakovski, 'En la muerte de S. Esenin'  (los mismos); b) con Soprano y Bajo, W. Maiakowski, 'En la muerte de S. Esenin' (los mismos); c) con Soprano y Bajo, 'Missa pro defunctis': 'Lectio' ('in diebus illis…'); y d); Coro III, 'Brüder, über’m Sternenzelt'

Dona nobis pacem (9’ 00’’)

57' 30" Orquesta

57’ 45’’ -57’ 50’’. (Coro III) Missa: Dona nobis pacem

57’ 50’’ - 60’ 30’’. (Coros I, II, III) Missa. Dona nobis pacem

57’ 00’’ -60’ 30’’. (Soprano, Bajo) Missa: Dona nobis pacem 

[Coro III, exento desde 54’ 30’’ a 56’ 50. Coros I, II, III, superpuestos desde 56’ 50’’ hasta 60’ 30’’. Soprano y Bajo, superpuestos desde 57’ 00’’ hasta 60’ 30’’]

 [Desde 54’ 30’’ hasta 56’ 40’’ se suma a las superposiciones anteriores el 'mosaico' siguiente: 54’ 30’’ (Cinta II) L. van Beethoven, 'IX Sinfonía, Comienzo del 4º movimiento' (10’’); 54’ 40’’ (Cinta IV) The Beatles, 'Hey Jude' (10’’)]

55’ 00’’ (Cinta I) Nota para el Gobierno soviético, leída por el Ministro de Asuntos exteriores Von Ribbentrop (20’’);

55’ 00’’ (Cinta III) The Beatles, Hey Jude (10’’);

55’ 10’’ (Cinta IV) Fragmento de un discurso radiofónico de Stalin al pueblo ruso, 03-07-1941 (20’’); 

55’ 20’’ (Cinta II) Discurso de Goebbel en el Palacio de Deportes de Berlín (20’’);

55’ 50’’ (Cinta III) Winston Churchill en la BBC (10’’);

55’ 50’’ (Cinta I) Informe de la 1ª División Antiaérea (10’’);

56’ 00’’ (Cinta II) El Mayor Remer ante el Tribunal Popular después del atentado contra Hitler de 20-07-1944 (30’’);

56’ 00’’ (Cinta IV) Freisler en el Tribunal del Pueblo después del 20-07-1944 (10’’)

58’ 30’’ -60’ 30’’. (Coros I, II, III) (Soprano, Bajo) Sigue Missa: Dona nobis pacem 

59’ 50 - 60’ 30’’. (Cintas I, II, III, IV) Montaje de manifestaciones políticas de diversos tipos y países. [superposición con Coros I, II, III, IV y con Soprano y Bajo] , hasta

60’ 30’’ - 65’ 45’’. Continúa el Montaje de manifestaciones… 

65’ 45’’ - 66' 30". (Cintas I, II, III, IV): (Recit. II) Konrad Bayer: der sechste sinn (págs. 109-110)

66' 30" (Coros I, II, III) Dona nobis pacem: Gran final.

E. La misa en el Requiem für einen jungen Dichter

Nos centramos ahora en el texto litúrgico utilizado en esta obra. Porque no se trata de la Misa de Difuntos hoy ya tradicional (aunque la fecha de composición es posterior a la Constitución Sacrosantum Concilium, tras el Concilio Vaticano II, en la que se establece un aumento de la participación de los laicos en la liturgia de la Iglesia católica, así como una actualización de la misma -incluida la traducción de determinadas partes a las lenguas vernáculas, sin renunciar por ello a la lengua latina-, proclamada por el Papa Pablo VI el 4 de diciembre de 1963); ni se limita, como veremos, a la Misa de Difuntos (alguna parte del Requiem, el Dona nobis pacem, como veremos, se refiere a la Misa Ordinaria).

Aunque antes hemos señalado seis partes, el siguiente resumen puede ser útil para comprender la estructura compleja de esta obra, aunque, en el curso de su trabajo, el autor tuvo oscilaciones: por ejemplo, en algún momento designó las secciones Rappresentazione, Elegia, Tratto y Lamento como Requiem III; pero es más apropiado considerarlas subsumidas dentro del Requiem II: al fin y al cabo, son cuatro secciones breves, con poco contenido, propiamente litúrgico, de la misa: el Introitus de la Missa pro Defunctis, en Rappresentazione (5' 25"), y Kyrie y Lectio de la misma misa en Lamento (5' 20"); nada en Elegia y en Tratto (que no tiene ningún texto).

Así, quedarían cuatro partes, fundamentalmente, en las que aparece la Missa defunctorum: Prólogo (Postcommunio, Introitus, Oratio y Lectio) con una duración total de 11'; Requiem I (sigue el Introitus brevemente, durante unos 30"); Requiem II, (con Requiem aeternam durante 40", que se prolongan en los 5' 25" de Rappresentatione y los 5' 20" de Lamento). Finalmente, el Dona nobis pacem, nueve minutos intensos, que se difumina con el montaje de manifestaciones políticas de diversos países y modos, y con el fragmento de el sexto sentido de Bayer, antes del grandioso, apocalíptico, estallido final de los tres coros con toda la fuerza de sus pulmones. Pero es que Dona nobis pacem no pertenece a la Misa de los Difuntos, cuya súplica es dona eis requiem ('dales el descanso'), sino a la Misa Ordinaria, y se pide, en este lugar privilegiado, no "dales el descanso eterno" (a ellos), sino "danos la paz" (a nosotros): eso aclara por qué Dona nobis pacem es una sección completamente independiente, con su 'infinito', tremendo, grito conclusivo. La Misa en latín para los muertos forma el marco general de la composición, aunque con una elección y orden muy personal y sugerente de las diferentes secciones. Zimmermann no utiliza el Requiem estándar , sino que en su mayor parte es el Requiem pro defunctis Fratribus, Propinquis et Benefactoribus, que difiere de la forma habitual en sus textos para Oratio, Secreta, Postcommunio y las lecturas. Esta selección revela que el Requiem no se refiere de manera general a un poeta anónimo, sino a aquellos con quienes Zimmermann sentía una afinidad particular.

Varias secciones de la liturgia subyacen al Prólogo: Postcomunio -la pieza que normalmente concluye la liturgia, pero que aquí expresa el estado de ánimo de toda la obra- (Praesta, quaesumus ...), Introitus (Requiem aeternam...), Oratio del Réquiem en commemorium omnium fidelum defunctorum (Fidelum Deus omnium...) y Lectio (In diebus illis audivi...). Vayamos por orden.

Casi desde el principio del Prólogo aparece en el Coro III la Postcommunio de la cotidiana Missa pro Defunctis, parte que, como hemos dicho, habitualmente va al final: Præsta, quæsumus, omnipotens et misericors Deus: ut animæ fratrum, propinquorum et benefactorum nostrorum, pro quibus hoc sacrificium laudis tuæ obtulimus majestati; per hujus virtutem sacramenti a peccatis omnibus expiatæ, lucis perpetuæ, te miserante, recipiant beatitudinem ('Concede, te suplicamos, oh todopoderoso y misericordioso Dios, que las almas de nuestros hermanos, familiares y benefactores, por quienes ofrecemos a tu majestad este sacrificio de alabanza, sean purificadas de sus pecados por virtud de este sacramento, y que, por tu misericordia, reciban la bendición de la luz eterna'). Y continúa con el Introitus (parte de él, 'En Sion, cantan dignamente tus alabanzas' pertenece al Salmo 65 -o 64 en la Vulgata): Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis. Te decet hymnus Deus, in Sion, et tibi reddetur votum in Jerusalem. Exaudi orationem meam; ad te omnis caro veniet. Requiem aeternam dona eis, Domine et lux perpetua luceat eis ('Dales, Señor, el eterno descanso, y que la luz perpetua los ilumine. En Sion, cantan dignamente tus alabanzas. En Jerusalén, te ofrecen sacrificios. Escucha mi plegaria, hacia Ti a quien van todos los mortales. Dales, Señor, el eterno descanso, y que la luz perpetua los ilumine'). A veces se repite, con función intensificadora, alguna fórmula (et lux perpetua luceat eis, o in Sion). Sigue, ininterrumpidamente, el Coro III con la Oratio y la Lectio hasta el minuto 13: Oratio (pro omnibus fidelibus defunctis, 'por todos los fieles difuntos'): Fidélium, Deus, omnium conditor et redemptor, animabus famulorum famularumque tuarum remissionem cunctorum tribue peccatorum: ut indulgentiam, quam semper optaverunt, piis supplicationibus consequantur ('Oh Dios, creador y redentor de todos los fieles, concede a las almas de tus siervos y siervas el perdón de todos los pecados, para que consigan por nuestras piadosas suplicas la indulgencia que siempre desearon').

Encabalgada con la Oratio (y simultaneada con otros textos no litúrgicos, que ahora señalaremos, aunque se tratarán más extensamente más adelante), en el minuto 11 y hasta el 12, entra la Lectio; dos minutos muy especiales: porque en ellos se reitera el carácter terminal al que hemos aludido en el apartado C) de la primera parte de este estudio, 'Génesis del Requiem', y ello por 'duplicado': por tratarse del Apocalipsis, que es el último libro de la Biblia, y porque el tema de este libro es el final de los tiempos en las Escrituras cristianas. Su capítulo 14, versículo 15, dice: In diebus illis audivi vocem de cælo dicentem mihi: Scribe: Beati mortui qui in Domino moriuntur. Amodo jam dicit Spiritus, ut requiescant a laboribus suis: opera enim illorum sequuntur illos ('En aquellos días escuché una voz del cielo que me decía: Bienaventurados los muertos que mueren en el Señor. De ahora en adelante, dice el Espíritu, que descansen de sus fatigas, porque sus obras los acompañan'). Con ello, concluye el Prólogo.

Antes de pasar al breve Requiem I, mencionaremos otros textos, no de la Misa, que se escuchan superpuestos, total o parcialmente, en el Prólogo (vid. comienzo del apartado D, más arriba, en esta segunda parte): Philosophische Untersuchungen ('Investigaciones filosóficas') de Ludwig Wittgenstein, parágrafos 1 a 7 -el primero incluye una cita de las Confesiones de Agustín de Hipona-; discurso de A. Dubček de 27-08-1968; alocuciones del Papa Juan XXIII con ocasión del Concilio Vaticano II; monólogo de Molly Bloom en el Ulises de J. Joyce (recordamos, de nuevo, que nos estamos refiriendo a los pasajes vocales, cantados o recitados, y, cuando lleguen, a diversos ruidos de manifestaciones, tumultos...; pero, insistimos, no olvidemos que la música instrumental de la orquesta suena todo el tiempo, de principio a fin de la obra).

En Requiem I, tras unos 25" en que se retoma la Misa, sin texto, aparece, en Composición I, el Liber Ecclesiástés (también llamado Qohelet, "el que habla a la asamblea") de la Vulgata, capítulo 3, versículos 11, vidi adflictionem quam dedit Deus filiis hominum ut distendantur in ea ('he considerado la tarea que Dios ha puesto a los humanos para que en ella se ocupen'), y 12, cuncta fecit bona in tempore suo et mundum tradidit disputationi eorum ut non inveniat homo opus quod operatus est Deus ab initio usque ad finem ('Él ha hecho todas las cosas apropiadas a su tiempo; también ha puesto el mundo en sus corazones, sin que el hombre llegue a descubrir la obra que Dios ha hecho de principio a fin'). En Comp. I se incluyen, igualmente, Sándor Weöres, tambor y danza; La création du monde de Darius Milhaud; y ruidos de manifestaciones masivas: de todo ello, trataremos más tarde. Y ya no regresa ningún texto litúrgico hasta comienzos de Requiem II (Requiem aeternam) en los tres coros.

En Ricercar no hay texto; solo orquesta. Pero en Rappresentazione se recupera el Requiem (Introitus), a cargo de los Coros I y II: Requiem aeternan dona ei, Domine, et lux perpetua luceat ei (ahora en singular: no eis, sino ei: 'dale, Señor, el eterno descanso, y que la luz perpetua, y que la luz perpetua lo ilumine'). Elegia y Tratto no tienen texto, pero sí lo tiene Lamento: el Kyrie de la Missa pro defunctis (también Coros I y II): Kyrie, eleison; Christe, eleison; Kyrie, eleison; Kyrie, eleison; Christe, eleison; Kyrie, eleison. Y ahí, de nuevo, se intercala el texto de Apocalipsis, 14, 15 (Coro I, y también, por su parte, cantan la soprano y el bajo): In diebus illis audivi vocem de cælo dicentem mihi: Scribe: Beati mortui qui in Domino moriuntur. Amodo jam dicit Spiritus, ut requiescant a laboribus suis: opera enim illorum sequuntur illos, para concluir con otro Kyrie, eleison final. Y se añade, para concluir, en paralelo al último Kyrie de los Coros I y II, en el Coro III el famoso fragmento Brüder - überm Sternenzelt / muß ein lieber Vater wohnen ('Hermanos, sobre la bóveda estrellada / debe habitar un Padre amoroso') de la Oda a la alegría de F. Schiller, extractado, con pequeñas modificaciones, por L. van Beethoven, para su Novena Sinfonía (cuarto movimiento).

Así concluye esta parte, para desembocar en el singular, extraordinario, Dona nobis pacem. Pero en Requiem I y Requiem II se han producido numerosas interpolaciones, a cargo de los recitadores, y en las cintas magnetofónicas. Como las veremos posteriormente con más detalle, aquí nos limitamos a enunciarlas, por orden de aparición: en Requiem I, G. Papandreu, versos de Prometeo de Esquilo, Artículos de la Ley Fundamental de la RFA, versos de Maikovski, palabras del Libro Rojo de Mao (en alemán) discurso del primer ministro húngaro Imre Nagy el 31-10-1956, la citada Composición I, la Composición II, la Composición III, versos de Los Persas de Esquilo, más versos de Maiakovski (a Esenin), Composición IV, Composición IV b, Composición IVc, más artículos de la L. F. de la RFA, invasión alemana de Checoslovaquia y discurso de Hitler de 16-03-1939, más frases de Mao, Neville Chamberlain en 1938 después de un encuentro con Hitler, Composición V, Composición VI, Composición VII, mas art. de la Ley Fundamental de la RFA, de nuevo Mao (en alemán), y retorno al discurso de A. Dubček de 27-08-1969. Hasta aquí el Requiem I.

En el Requiem II (Ricercar) en las cuatro cintas magnetofónicas, encabalgamiento en cascada de la página 104 de der sechste sinn de Konrad Bayer; Hey Jude, de los Beatles, Composición VIII, Composición IX. En Rappresentazione, Ezra Pound, Canto LXXIX. En Elegia, Sándor Weöres, tambor y danza. Tratto no tiene texto. Lamento, Maiakovski (coros I y II, soprano, bajo, recitador: a Esenin). Y en 54' 30", entrada en el gran final: Dona nobis pacem. Unos ocho o nueve minutos inmensos, conmovedores. Los tres Coros, y la soprano, y el bajo repiten, sobre los últimos ecos de la Oda a la alegría, ese Dona nobis pacem, 'Danos la paz", una, dos, cuatro, ocho, doce, trece, catorce veces..., cantado en un crescendo progresivamente passionato, passionato molto, quasi gridato y gridato. Incrustado en su final, el famoso fragmento de die sechste sinn, sobre el que volveremos en la tercera parte, antecede al desenlace: después de un acorde brutal de la orquesta, los coros rugen, con tutta la forza, un último y aterrador estallido de Dona nobis pacem, en una rica armonía que incluye todas las notas de la escala cromática: una totalidad finalmente alcanzada, ahora sin fallas, y en la que se consuma y culmina la obra. Pero bajo ese estruendo, vocal e instrumental, todavía se intercalan, como despedida, una serie de textos cantados o recitados, que suenan en las cuatro cintas magnetofónicas: desde la Oda a la alegría / Novena Sinfonía, Hey Jude, declaración de Von Ribbentrop al gobierno soviético, fragmento de un discurso radiofónico de Stalin el 03-07-1941, proclama de Goebbels en el Berliner Sportpalast de 18-02-1943, W. Churchill en la BBC, informe de la 1ª División antiaérea alemana, el mayor Remer ante el Tribunal popular nazi, los insultos de Freisler, presidente de ese Tribunal, sin olvidar el montaje de diversas manifestaciones en 1968 (París, Praga, contra la guerra de Vietnam, etc.).

Todo eso lo veremos, repetimos, con más detalle, en las siguientes entregas de este trabajo. Por lo tanto, esta última sección describe un movimiento global, desde el crescendo sinfónico y coral al martilleo, al rumor de ruido, al lenguaje vacío, a la existencia desierta devorando su propio lugar, una presencia arrojada a un mundo extraño, en una temporalidad desesperada e histórica, el colapso del mundo y del yo mismo. Y, sin embargo, por encima de todo, queda el grito de ayuda del náufrago, el que espera contra toda esperanza: ¡Danos la paz!

Comentarios

Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.