Musicología

Sebastián de Vivanco

Congreso mojado, congreso afortunado

Maruxa Baliñas
jueves, 20 de octubre de 2022
Sebastián de Vivanco y la música de su época © 2022 by Universidad de Salamanca Sebastián de Vivanco y la música de su época © 2022 by Universidad de Salamanca
0,0006611

Como informamos en Mundoclasico.com el miércoles 19 de octubre comenzó el Congreso Internacional Sebastián de Vivanco y la música de su época que se desarrollará hasta el viernes 21 de octubre, culminando con un concierto del grupo El León de Oro que tendrá lugar en la Catedral de Salamanca a las 20.30. 

El IV Centenario de la muerte de Sebastián de Vivanco (ca.1551-1622) es un buen momento para repasar la figura de este compositor que ha quedado ensombrecido por Tomás Luis de Victoria (1548-1611), abulense como él, nacido sólo unos pocos años antes, pero que desarrolló su carrera en Roma y Madrid, lo que siempre 'da más pisto' de cara a figurar en el canon internacional. 

El acto institucional de inauguración tuvo lugar el miércoles 19 a las 19.00 y en él participaron los representantes de los dos principales ámbitos en que se desarrolló la carrera de Vivanco: el deán de la Catedral de Salamanca, Antonio Matilla -Vivanco fue su maestro de capilla desde 1602- y el Rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Vivero -Vivanco fue su profesor de música desde 1603-, puestos ambos que desempeñó hasta el momento de su fallecimiento el 26 de octubre de 1622. 

Ambas autoridades resaltaron -además de la figura de Vivanco- la llegada de la tan ansiada lluvia a Salamanca esa misma tarde. Lluvia bienvenida, sin duda, con la sequía que estamos padeciendo, pero que ¡bien podía haber llegado unas horas más tarde! Acostumbrados a fiarnos de todo lo que diga internet, bastantes de los asistentes y yo habíamos creído en las previsiones metereológicas consultadas al tiempo de preparar las maletas, que decían que la posibilidad de lluvia era escasa ... y en vez de eso nos encontramos con un pequeño diluvio que aún parecía mayor con las empinadas calles que llevan a la catedral, por donde el agua corría con toda la alegría y el entusiasmo. 

Hace años asistí a una boda donde también llovió a la entrada y el cura dijo inocentemente: "Novia mojada, novia afortunada", sin entender las carcajadas que corrieron por toda la iglesia. Y ayer recordé el refrán y pensé que a lo mejor también se cumple lo de "Congreso mojado, congreso fortunado". 

La primera de las ponencias inaugurales, a cargo de Michael Noone (Boston College), llevaba un título neutro: Sebastián de Vivanco (ca. 1551-1622): una revalorización de las fuentes impresas de su sacra polifonía. Pero de neutra no tuvo nada su conferencia, porque poco después de comenzar ya desveló un primer dato 'nuevo', la muy probable partida de bautismo de Vivanco, en la parroquia de San Julián de Ávila el 29 de enero de 1553, descubierta por Alfonso de Vicente.

Noone explicó el proyecto que están desarrollando entre él, Alfonso de Vicente y Ascensión Mazuela (con numerosas aportaciones de otros investigadores), para reunir todo el corpus documental conocido sobre Sebastián de Vivanco con unos objetivos muy claros: corregir errores que llevan años repitiéndose, incorporar nueva documentación y reunir todo el material disperso sobre Vivanco de modo que los investigadores siguientes puedan empezar a trabajar con una base firme y bien asentada.  

Y alrededor de las etapas de preparación de este proyecto y los archivos visitados, Noone fue repasando la biografía de Vivanco de un modo ameno y por momentos apasionante al tiempo que presentaba los principales hitos de su carrera y los retos y vías de investigación que se abren para llegar a conocer y valorar la figura de Vivanco. En medio y casi sin darnos cuenta, Noone nos hizo descubrir también la historia de la investigación sobre Vivanco, y tampoco aquí hubo neutralidad: sin que aparentemente criticara a nadie acabamos teniendo una idea bastante clara de la historiografía 'vivanquiana'. 

Si Manuel del Sol, uno de los directores científicos del congreso, presentó a Michael Noone, fue Pepa Montero, del Archivo de la Catedral de Salamanca y segunda directora científica del congreso, quien hizo lo mismo con Álvaro Torrente, de la Universidad Complutense de Madrid y director del ICCMU, cuya ponencia se tituló: Los espectáculos en España en tiempos de Vivanco. Nuevamente un investigador claro y preciso al hablar y capaz de transmitir investigaciones nada sencillas en sus planteamientos y consecuencias de un modo que parezca natural y lógico todo lo que explica. Luego, al repasar lo escuchado, te das cuenta de que en menos de media hora ha cambiado tu perspectiva sobre el comienzo de los espectáculos teatrales y musicales en España y que una figura 'antipática' como Juan de Mariana (1536-1624), quien escribió un tratado De spectaculis (Colonia, 1609), donde se opone a todo (corrales de comedias, nuevos géneros musicales sobre todo los escénicos, artistas, especialmente las mujeres, etc.) era un hombre muy inteligente y capaz, que representaba unos intereses políticos muy determinados [contra el Duque de Lerma] y que escribía seguramente a instancias de García Loaysa, el preceptor del rey Felipe III de España. 

Tras tanto 'trabajo' tocaba descansar y la catedral de Salamanca nos ofreció a todos los asistentes un coctel inaugural (con unos pinchos sabrosos y además generosos, algo no tan habitual) en el claustro de la catedral, lo que nos permitió disfrutar al tiempo del arte y de la agradable conversación, que es uno de los atractivos de este tipo de congresos, donde unos cuantos 'raritos' a quienes realmente les interesa Vivanco (o cualquiero otro tema igualmente irrelevante si nos fiamos de los valores sociales que nos rodean) se juntan para sentirse menos 'raritos' y explayarse a gusto sobre temas que a menudo sólo a ellos les parecen fascinantes. 

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.