Educación musical

Un estreno en La Scala que puede hacer historia

Eliana Cabrera
jueves, 9 de mayo de 2024
La battaglia per l'arte © 2024 by Il Giorno La battaglia per l'arte © 2024 by Il Giorno
0,0007684
«¿De verdad?» dijo Scipione. «¿Incluso el cine es más nutritivo que el pan?» 
«Por supuesto que lo es» dijo el Foppa. «Entre el pan y el cine yo elegiría siempre el cine.»
Elio Vittorini, Hombres y no

Milán, martes 23 de abril. Mientras dejamos a la espalda la icónica fachada del Duomo, caminando bajo la Galleria Vittorio Emanuele hacia la plaza de La Scala, empezamos a escuchar las notas de una obra que puede y debe cambiar la historia. 

El tono es de parodia, pero en realidad es una tragedia lo que se va a representar. Un conjunto variopinto de instrumentos se protege de la lluvia bajo un pórtico en la esquina de la plaza, mientras toca dos notas (a significativa distancia de cuarta justa) con repetitividad hilarante y obsesiva, anunciándonos que la obra no ha empezado, pero está a punto de hacerlo. No tomamos asiento porque no hay sillas, o mejor dicho, las sillas están en otra parte: las tiene un público invisible, situado puertas adentro, en el Palazzo Marino, el edificio del ayuntamiento de Milán, cuya fachada está frente a frente con esa capital indiscutible y mítica de la música clásica que es el Teatro Alla Scala.

Un público de excepción para una plantilla de artistas, mujeres y hombres, del más alto nivel. Yo formo parte de un tercer nivel, el público del público: observo a las artistas y al mismo tiempo contemplo la fachada del Palazzo Marino esperando que se manifieste ese público invisible; esperando que aparezca, que se asome, que intervenga, que por un momento también se meta en los zapatos de personaje de esta ópera. 

La obra da comienzo bajo la lluvia en Piazza della Scala. Dos masas de personajes se contraponen frente a frente. A mi derecha, al ritmo de marcha circense, se sitúa una veintena de personas en fila con traje de chaqueta y maletín (mimando la iconografía de políticos y banqueros), identificadas con el cartel padrone (“patrón”) y protegidas de la lluvia con paraguas; a mi izquierda, mirando hacia el edificio del ayuntamiento, se les contraponen varias filas de jóvenes mujeres y hombres que soportarán la lluvia durante horas mientras recitan su parte. Nada se desaprovecha y nuestras artistas, con gran inteligencia, integran el mal tiempo en la lógica de su obra: hasta la lluvia forma parte de la función.

Protesta de los alumnos de la Civica Scuola di Cinema Luchino Visconti. © 2024 by Mianews.Protesta de los alumnos de la Civica Scuola di Cinema Luchino Visconti. © 2024 by Mianews.

Comienza el drama. La masa popular de la izquierda dirige al grupo de políticos de la derecha un texto en verso acompañado de una mímica ritual, propia de un coro de tragedia griega, con una expresividad seria, tremenda, profundamente sentida. El pelo y las ropas hace ya bastante rato que chorrean bajo la lluvia. Cuando acaban su recitación, la otra fila, la de de los políticos, responde sin orden ni concierto, cada persona con un texto distinto y amorfo, transmitiendo una algarabía confusa donde se destaca puntualmente alguna palabra clave (“dinero”, “cultura”, “fondos”, “excelencia”, “educación”…): es el discurso vacío de quien hace promesas electorales, promesas que no tiene ninguna intención de cumplir.

La obra es eficaz: expresa perfectamente la indiferencia (“el muro de goma”, como dicen en Italia) contra el que se topan desde hace años las Scuole civiche, o sea, los centros superiores de enseñanzas artísticas creados hace más de un siglo por el ayuntamiento de Milán para formar músicos/as (Civica Scuola di Musica Claudio Abbado), artistas del teatro (Civica Scuola di Teatro Paolo Grassi), cineastas (Civica Scuola di Cinema Luchino Visconti) y traductores/as (Civica Scuola di Interpreti e Traduttori Altiero Spinelli). La Abbado, por ejemplo, es solo un año más joven que el propio estado italiano: fue creada en 1862 precisamente para formar a los músicos de La Scala. 

Protesta de las Scuole Civiche de Milán. © 2024 by Mianews.Protesta de las Scuole Civiche de Milán. © 2024 by Mianews.

El Plan para desmantelar las escuelas municipales se fraguó en 2000, con la alcaldía del berlusconiano Gabriele Albertini, quien planteó la gestión de las escuelas a través de una fundación público-privada (la Fondazione Milano), y programó la desactivación de la aportación económica municipal para 2030. Las sucesivas administraciones de diferentes orientaciones políticas (aunque al parecer no tan diferentes, a juzgar por el parecido de los resultados, la berlusconiana Letizia Moratti, así como los izquierdistas Giuliano Pisapia y el actual Giuseppe Sala) han ido disminuyendo los fondos de las escuelas, que ahora se encuentran ante el abismo, con el riesgo de no poder iniciar el curso normalmente ya en septiembre. 

Los discursos de las sucesivas administraciones municipales resultan confusos y contradictorios: por un lado aseguran su apoyo, por el otro ahogan el presupuesto de las escuelas; tan pronto llaman a la colaboración económica de patrocinadores privados como deniegan el permiso para que esta solución se haga realidad. Parte de las escuelas tendría que abandonar en breve sus sedes en edificios históricos para instalarse en el espacio insuficiente y ambiguo de La Goccia, un proyecto de corte triunfalista de nombre sospechosamente grandilocuente, il Politecnico delle Arti. Según declara en una entrevista Matteo Bartolomeo, el presidente de la fundación que gestiona las escuelas, el presupuesto de edificación del proyecto Goccia es de 48 millones de euros (cinco veces el presupuesto actual de las escuelas, que era de alrededor de 9 millones de euros anuales, 7 millones ya en 2024, y que se prevé disminuir ulteriormente de dos tercios de aquí a 2026, impidiendo a corto plazo el normal desarrollo de los planes de estudio de cerca de dos mil estudiantes).

¿Por qué motivo una ciudad del prestigio y el poderío de Milán, la otra capital de Italia, decide deshacerse de esta importante herencia cultural? Las escuelas cívicas no son solo cuatro centros de excelencia, cada uno en su campo, con un recorrido y una tradición que es imposible inventarse de la noche a la mañana, sino que además gozan de una idiosincrasia completamente original y un carisma reconocido, que en la performance de la Piazza alla Scala sin duda se respira. Ninguna ciudad de este calibre puede permitirse prescindir de entes de formación superior en los diferentes campos del arte, la cultura, la ciencia, la ingeniería. Y en este caso concreto, las escuelas son tan insustituibles como La Última Cena de Leonardo, el Teatro alla Scala o el Castello Sforzesco.

Protesta de las Scuole Civiche de Milán. © 2024 by Il Giorno.Protesta de las Scuole Civiche de Milán. © 2024 by Il Giorno.

Nuestra obra, Le Civiche da tre soldi (“Las Cívicas de tres centavos”, en referencia a Bertold Brecht y Kurt Weill, cuyas notas también sonaron), se desarrolló durante buena parte de la tarde, con el trabajo integrado de las cuatro escuelas. Aun así, nadie se quejó ni por el hambre, ni por el cansancio, ni por el frío: quizá - como en la magistral novela milanesa obra del siciliano Elio Vittorini, Hombres y no - las defensoras de las escuelas cívicas saben y demuestran que el arte es más nutritivo que el pan, aunque otros encuentren más apetitosa la visión cortoplacista a costa del bien público, la educación y la cultura.

Ojalá las escuelas logren comunicar a quienes las gestionan cuál es el valor preciso - y precioso - de estas instituciones. 

Información y firmas en apoyo de las escuelas: 

https://www.change.org/p/il-futuro-%C3%A9-adesso-iostoconleciviche

Páginas de información de los estudiantes en lucha:

https://www.facebook.com/share/R6Y3K9FAt9SDDVMu/?mibextid=LQQJ4d

https://www.instagram.com/studentxscuolecivichemilano?igsh=aDN5bzQ2dmR3NjRh

Artículo del periódico Il Giorno con una descripción más detallada del desarrollo de la performance del 23 de abril:

https://www.ilgiorno.it/milano/cronaca/la-battaglia-per-larte-va-in-scena-il-kolossal-delle-civiche-di-milano-contro-i-tagli-a-bilancio-719c7460

Información de la televisión pública italiana sobre la performance del 23 de abril

https://www.rainews.it/tgr/lombardia/articoli/2024/04/in-piazza-della-scala-la-spettacolare-protesta-delle-scuole-civiche-be5f65d8-e49f-40bb-a1fc-1dab6851ac58.html

Información en la televisión pública italiana:

https://www.rainews.it/tgr/lombardia/video/2024/04/taglio-finanziamenti-scuole-civiche-milano-47841a4e-3645-47f6-8966-b69548d23849.html

Manifestación frente al Teatro Elfo Puccini, durante la inauguración del curso (información en la televisión pública italiana):

https://www.rainews.it/tgr/lombardia/video/2024/02/scuole-civiche-milano-protesta-studenti-tagli-risorse-86000686-9008-4cc0-ba4f-c7e74c7e49a6.html

Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.