Bajo la alfombra de Enrique Granados

  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    65] Las dos hermanas de Enrique Granados y Campiña

    Sabiendo que la familia Granados-Campiña había llegado de Tenerife antes de la primavera de 1873, a finales de febrero o primeros de marzo, hemos de observar que Enriqueta Campiña Herrera, la madre de la criatura, había viajado en barco ya embarazada de Asunción. Se cerraba así un curioso ciclo vital con dos coincidencias curiosas: viajó en barco mientras estaba embarazada de su primogénita, Concepción, su última hija fue Asunción y también viajó embarazada de ella.
    José María Rebés 27/09/2019
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    64] La Danza andaluza para violonchelo y piano

    Con carácter previo al estreno de 'Goyescas', el 23 de enero de 1916, se celebró en el Hotel Ritz-Carlton de Nueva York un concierto organizado por la Society of the Friends of Music con un programa monográfico de obras de Granados presentado por su amigo Pau Casals, quien participó junto al compositor en el estreno americano de tres obras que Granados le había dedicado: Trova, Danza andaluza y Madrigal. 
    Xoán M. Carreira 20/09/2019
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    63] Torrijos

    La temporada 2019-20 de la ORCAM [Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid] se inaugura con el estreno madrileño de "Torrijos" de Enrique Granados, música incidental para coro y orquesta para el drama homónimo en cuatro cuadros de Fernando Periquet y Laureà Fontanals.
    Xoán M. Carreira 06/09/2019
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    62] Granados al desnudo

    Si algo caracteriza este nuevo libro, "Granados. Crónica y desenlace", es un tratamiento absolutamente riguroso de las fuentes, sometidas a fuerte crítica interna, lo que le permite establecer su veracidad o inexactitud al haberlas contrastado con otras, que no siempre emanan del propio compositor, de modo que la verdad histórica no se vea alterada o confundida, de manera interesada o no, por el propio sujeto de estudio.
  • Bajo la alfombra de Enrique Granados

    61] Casals y Granados. Crónica de una gran amistad (y 2)

    Granados acostumbraba a decir que cualquiera que tocara sus obras tenía solo que sentirlas para decidir el tempo por sí mismo. Esta convicción me puso en una incómoda posición en Nueva York durante los ensayos de Goyescas. El director y los músicos americanos no cesaban de preguntarme cómo se debía tocar exactamente la obra. Y cuando yo traducía la pregunta a Granados él sistemáticamente respondía: Diles que la toquen justo como les parezca. (Pablo Casals)
    José María Rebés 22/03/2019