DVD - Reseñas

  • DVD - Reseñas

    Gloriana Devia

    Mariella Devia ha sido la gran Elisabetta de los últimos años, al punto de merecer nada menos que dos grabaciones prácticamente consecutivas, con dos composiciones vocales idénticas, pero con visiones escénicas diametralmente opuestas. La soprano de Imperia ha cerrado su carrera fonográfica con este registro, si es que no aparece alguno con Norma.
  • DVD - Reseñas

    La redención de los cruzados

    La tradición de batutas italianas que han hecho I lombardi es ilustre y Mariotti es el último eslabón de esa cadena, capaz de encontrar un equilibrio prácticamente perfecto, que pone freno al ardor risorgimentale de estas opere di galera de modo que no hay ruido y sí sabiduría para resaltar los mejores momentos de la partitura, las arias líricas, pero también los arranques furibundos de la soprano.
  • DVD - Reseñas

    J’ai trouvé mon Orphée

    Protagonista absoluto de la grabación es Juan Diego Flórez. El tenor peruano hace años que está virando de repertorio y, aunque sin dejar atrás el belcanto italiano que le ha convertido en una figura histórica con Rossini, está adentrándose en otros terrenos más arriesgados. Con una emisión netamente italiana, el peruano no es, en realidad, un haut-contre, el tenor agudísimo particular de la escuela barroca francesa, pero sus medios le permiten abordar con total seguridad la parte.
  • DVD - Reseñas

    Madama Butterfly: Com’era, dov’era

    Chailly esquiva las tentaciones edulcoradas, deja que la música vuele, pero sin olvidar en ningún momento el contexto dramático, de modo que no interrumpan el discurso musical en el que se insertan. Una dirección referencial, que por la mayor dificultad intrínseca de la versión de 1904 no solo iguala, sino que por momentos supera las míticas de Karajan y Sinoppoli. Qué grande y qué sabio, maestro.
  • DVD - Reseñas

    Tres por uno

    Los packs siempre son tentadores, más cuando en el lote se encuentra una de las mejores grabaciones de toda la videografía de un título tan complejo como 'Las bodas de Fígaro'. A favor del conjunto, que se trata todo de grabaciones de un nivel que, incluso cuando se trata de rutina, es altísima rutina. No en vano, hablamos siempre de Covent Garden, de producciones que tienen un alto sentido dramático en su planteamiento y un elenco de cantantes -la calidad de coro y orquesta la damos por sentada- con nombres fundamentales o cuanto menos reputados en el canto mozartiano de los últimos años. Además, el producto se ha editado cuidadosamente, con un formato atractivo.