Discos

Anatomía de lo efímero

Paco Yáñez
lunes, 22 de marzo de 2010
Gerald Eckert: Studie über Nelly Sachs; Vom Innen - Körnung; Nen VII; Schächte - les nuages d’automne; Klangräume II; Feld 3; wie Wolken um die Zeiten legt; Fäden. ensemble reflexion K. Gerald Eckert, director. Meret Forster y Frank Kämpfer, productores ejecutivos. Robert Baldowski, ingeniero de sonido. Un CD DDD de 78:27 minutos de duración grabado en el MDR-Musikproduktionskomplex/Cityhochhaus de Leipzig (Alemania), los días 15 y 16 de febrero y del 1 al 3 de abril de 2008. NEOS 10811. Distribuidor en España: Diverdi
0,000223 El violonchelista, compositor y artista plástico alemán Gerald Eckert (Nürnberg, 1960) es uno de esos creadores totales que representan la pervivencia del arquetipo renacentista en nuestros días. A sus estudios universitarios de Física y Matemáticas suma una amplia formación musical con compositores tan dispares como Walter Zimmermann, Brian Ferneyhough o Jonathan Harvey. Entre sus estudios destaca la composición electrónica, campo éste donde se sintetiza su formación científica y musical, lo que se filtrará a todo su catálogo, incluida la música de cámara, algo de lo que da buena fe este nuevo lanzamiento del sello NEOS.

Junto a la física y a la música, destaca Gerald Eckert en la pintura, las instalaciones y la fotografía, de lo cual la carátula de este compacto es un muy buen ejemplo. Eckert siempre ha mostrado un gran interés por los procesos físicos fugaces, por discernir los acontecimientos que tienen lugar en un instante, por diseccionar la anatomía de lo efímero. Ello se suele concretar, en lo plástico, en breves masas de materia que se van corporeizando, adquiriendo una pasajera luz y fisicidad, y disolviéndose posteriormente casi como habían surgido, hacia la nada.

Un proceso análogo marca sus composiciones, y si en su obra plástica el negro es el plano de fondo para el resplandor fugaz, en su música el silencio adquiere esa categoría de espacio, de topos matérico para la sucesión de fenómenos huidizos. Este proceso ha ido ganando peso y definición con los años, y en la pieza más reciente de las aquí recogidas, Studie über Nelly Sachs (2004-08), llega a sus últimas consecuencias, con el trazado de un espacio desnudo recorrido por agudísimas presencias, por sombras, por espectros sonoros apenas esbozados que cuando han realizado acto de aparición son ya eco en la memoria. Este mismo proceso lo lleva a cabo con la selección de fragmentos poéticos realizada sobre la obra de Sachs, reducida a átomos, a palabras que han de funcionar como activadores anamnésicos, como haikus apenas audibles que brillan abriendo resplandores tras cada palabra.

Estas sonoridades, que por su atomización y sentido tienen algo de sciarriniano, están también presentes en Feld 3 (2005), Fäden (2006) y Vom Innen - Körnung (2003), pieza para viola sola de gran expresividad, al tiempo desgarradora y de un virtuosismo extremo.

Las piezas escritas en la década de los años noventa, como Klangräume II (1991/2000), tienen un carácter más visceral, en lo que es una verdadera persecución sonora para piccolo y cinta; una obra rebosante de angustia, locura, celeridad y búsqueda de los límites en cuestión de tempo; llevando al instrumentista al borde de lo ejecutable y de su respiración. wie Wolken um die Zeiten legt (1996-97), también de los noventa, es la pieza más antigua del compacto, y en ella ya se apreciaban las rutas futuras de Eckert, aunque también esas presencias convulsas, desgarradas, multidireccionales... Música revuelta sobre sí misma, aquí con voz de soprano muy convencional que desentona un tanto con el planteamiento instrumental, casi como un alien en su trama sonora; lo mismo que esos sonidos de gotas de agua en el seno de una plantilla instrumental que genera bellísimas sonoridades de texturas casi electrónicas.

Ese tratamiento de apariencia electrónica se percibe claramente en piezas como la atmosférica Nen VII (2007), una obra prácticamente espectral en sus áureas texturas de flauta y violonchelo. Compuesta con cinta magnética, ésta afianza su carácter etéreo, cual auroras sonoras, si bien por momentos, como es norma en la música de Eckert, adquiere peso, carácter, cuerpo y un sonido convulso como grito ante ese abismo. Belleza extática y trance místico, plenos de rigor estructural y formal, como sus hermosas obras plásticas. Sublimación y transubstanciación de presencias efímeras.

Lo mismo sucede con Schächte-les nuages d’automne (2002), una obra muy atomizada por momentos, en las breves apariciones de lo gestual. El tono general de la pieza continúa transitando esos espectros sonoros continuos; buscando una analogía pictórica, como si recorriese un campo cromático rothkiano. Los ‘ataques’ convulsos retuercen la música sobre sí misma, la pliegan al modo de líneas superpuestas, desgarradas. Insértese, pues, en el trazo de la mirada sobre el Rothko un rostro histriónico a lo Saura, y nos acercaremos al efecto logrado por Eckert. Cuando la convulsión resulta extrema, ese pliegue se sale del propio contorno y adquiere la fisicidad de un Millares, apuntillada no ya por arpilleras sino por palabras narradas que desgajan los versos de Apollinaire.

Este recorrido por los estados de la materia sonora como anatomía de lo efímero, como radiografía de lo anímico, está interpretado por el magnífico ensemble reflexion K, del que forma parte el propio Gerald Eckert como violonchelista y director. Sus versiones son realmente sobresalientes, con una capacidad técnica y una precisión sublimes, además de con un trabajo muy refinado en la definición espacial del sonido, crucial en la conformación de los timbres y en el dibujo de los procesos tan complejos antes mencionados.

Las tomas sonoras resultan fundamentales en una música como la de Eckert, y están más que a la altura, llegando en casos como Schächte o Feld 3 a un sonido realmente portentoso, especialmente en cuanto a espacialización y cuerpo sonoro.

El libreto presenta ejemplos de obras plásticas del propio Eckert, muy pertinentes para comprender mejor sus composiciones, fragmentos de las cuidadísimas y complejas partituras del creador alemán, fotografías de compositor e intérpretes, además de un breve texto de Meret Forster y una entrevista con el compositor. Todo un revelador ejemplo de una muy buena música plenamente actual.

Este disco ha sido enviado para su recensión por Diverdi
Comentarios
Para escribir un comentario debes identificarte o registrarte.